17 Jan 2021 - 1:47 a. m.

A la cárcel alias El Mono, tercer implicado en la masacre de Llano Verde en Cali

La Fiscalía le imputó los delitos de homicidio agravado y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego. El hombre no aceptó cargos.

Gabriel Alberto Bejarano, alias El Mono, es el hombre señalado por la Fiscalía de haber disparado en contra de cinco menores de edad el 11 de agosto de 2020, en hechos que el país conoció como la Masacre de Llano Verde. Ese día, en un cañaduzal de dicho barrio, ubicado en el oriente de Cali (Valle del Cauca), se encontraron los cuerpos sin vida de cinco jóvenes de entre 13 y 16 años quienes eran buscados por sus familiares.

Desde ese momento, la Fiscalía se comprometió a priorizar la investigación y conformó un grupo de investigadores de Bogotá y Cali quienes se dedicaron a determinar lo ocurrido y buscar a los responsables. En el desarrollo de esa labor, el pasado viernes 15 de enero las autoridades capturaron a “El Mono”, durante una diligencia de registro y allanamiento en una finca ubicada en zona rural del municipio de Bolívar (Valle del Cauca).

Según la investigación de las autoridades, Gabriel Bejarano, de 34 años, habría sido el autor material de la masacre, en otras palabras, habría sido la persona que disparó contra las víctimas, al parecer, con un revolver calibre 38. Por ese motivo, este sábado 16 de enero, fue presentado ante un juez de control de garantías de Cali quien dictó medida de aseguramiento en un centro carcelario, mientras avanza la investigación. (Le puede interesar: Homicidios en Cali: van 40 asesinatos en apenas 13 días del año)

En esa diligencia, la Fiscalía le imputó los delitos de homicidio agravado y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, accesorios, partes y municiones. Sin embargo, Bejarano no aceptó los cargos. Por otro lado, informó el ente investigador que para el momento de la captura, Bejarano afrontaba un proceso por fuga de presos, pues gozaba del beneficio de casa por cárcel, otorgado por un juez penal por el delito de porte ilegal de armas, pero se había ocultado del radar de las autoridades. (Noticia relacionada: Prófugo por masacre de Llano Verde tenía casa por cárcel al momento del crimen)

Además, se conoció que en el año 2011, agentes de la Policía detuvieron a Gabriel Bejarano con un maletín en el que le encontraron un revolver calibre 38 y una pistola Browing 7.65, con silenciador. Sin embargo, ese día los uniformados no lograron concretar la diligencia de arresto porque la comunidad se opuso a la captura y alias El Mono se fugó.

Volviendo a la masacre de Llano Verde, el 28 de agosto de 2020, las autoridades capturaron a dos de los presuntos cómplices de Gabriel Bejarano en el crimen. Se trata de Jefferson Marcial Angulo, un operario de máquinas, y Juan Carlos Lozada, vigilante de una empresa de transporte. Ambos se encuentran privados en la cárcel Villahermosa, de Cali, por los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas.

Comparte: