19 May 2020 - 12:48 p. m.

A la espera de ser extraditado a Colombia, Salvatore Mancuso dio positivo para COVID-19

Así lo confirmó el abogado del exjefe paramilitar, quien hace unas semana cumplió su pena por delitos de narcotráfico en una cárcel de los Estados Unidos. Su extradición estaba prevista para el 27 de marzo, pero la emergencia sanitaria frenó su traslado, ya que no se permiten vuelos internacionales para evitar la propagación del virus.  

Redacción Judicial

Salvatore Mancuso fue enviado a los Estados Unidos con otros jefes paramilitares como "Don Berna", "Macaco", "El Patrón de la Sierra", entre otros.  / Archivo El Espectador.
Salvatore Mancuso fue enviado a los Estados Unidos con otros jefes paramilitares como "Don Berna", "Macaco", "El Patrón de la Sierra", entre otros. / Archivo El Espectador.

Esta semana, volvieron a llegar noticias desde Estados Unidos del exjefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Salvatore Mancuso por cuenta del coronavirus. Su abogado, Jaime Paeres confirmó que alias El Mono dio positivo para COVID-19. El paramilitar, que delinquió en Córdoba y Norte de Santander, se encuentra recluido provisionalmente en una cárcel de Estados Unidos, previa orden de las autoridades migratorias, a la espera de que se defina si se hace o no efectiva su extradición a Colombia. Esta estaba prevista para el 27 de marzo pasado pero la emergencia sanitaria su traslado a Colombia fue postergado.

El pasado 12 de mayo, la Fiscalía General y el Ministerio de Justicia presentaron al Gobierno de los Estados Unidos una solicitud para que sea extraditado el antiguo líder paramilitar. El requerimiento fue hecho el pasado 15 de abril con el fin de que este"comparezca ante la jurisdicción colombiana, con el fin de garantizar la consecución de la verdad, reparación y no repetición que merecen las víctimas de los delitos que se le atribuyen", señaló el ente investigador.

Vea: Colombia solicitó en extradición al exjefe paramilitar Salvatore Mancuso

A raíz de esta situación se suspendió una audiencia virtual que estaba programada para este lunes 18 de mayo contra Salvatore Mancuso, en la cual la Fiscalía le iba a imputar cargos ante un juez de Bucaramanga por hechos de violencia contra líderes sociales, sindicalistas, defensores de deseos humanos y líderes o simpatizantes de la Unión Patriótica. A esa audiencia también estaban citados 86 exjefes paramilitares, entre ellos, Hernán Giraldo, Juan Francisco Prada, entre otros. Con esta imputación, la Fiscalía busca esclarecer 286 hechos de violencia perpetrados entre 1985 y 2006

En enero pasado se supo que la vuelta de Mancuso se daría en la fecha pactada: 27 de marzo. Así se lo comunicó el Departamento de Justicia de los Estados Unidos a Ana Fabiola Castro, directora de Asuntos Internacionales de la Fiscalía General. A su vez, en una escueta carta, la funcionaria judicial le comunicó al entonces delegado contra el crimen organizado del ente investigador, Álvaro Osorio Chacón, de este arribo con el fin que los despachos de su dirección que tenga investigaciones en contra del paramilitar de origen cordobés sean informados.

Vea: Mancuso daría información sobre Álvaro Uribe, Iván Cepeda y otros a cambio de entrar a la JEP

En noviembre de 2019, una jueza de ejecución de penas de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal de Bogotá avaló dejar en libertad condicional a Mancuso. Según la jueza Luz Marina Zamora, quien le dio el beneficio de libertad bajo prueba a Mancuso, por someterse al sistema de justicia creado tras el desmonte de las Autodefensas, el exjefe paramilitar ya cumplió con los requisitos exigidos en la ley de Justicia y Paz para gozar de su libertad. Principalmente, dijo la funcionaria judicial, el exjefe de las Auc ya estuvo en prisión por un tiempo superior a ocho años, como contemplaba la norma.

Sin embargo, a finales de enero pasado la Corte Suprema le negó la libertad luego de negarle una apelación que presentó su defensa contra una decisión de la Sala de Justicia y Paz de Barranquilla, que le negó la sustitución de la medida de aseguramiento. La negativa del alto tribunal se basó en que este tiene otra investigación pendiente por lavado de activos de dineros del narcotráfico y concierto para delinquir. Se trata de un proceso por ocultamiento de ingresos de varias firmas, entre ellas de la empresa 911 Limitada, encargada de prestar seguridad a establecimientos del chance en el norte del país.

 

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar