Publicidad

Alertan sobre posibles enfrentamientos de las disidencias de las Farc en Caquetá

La Defensoría del Pueblo alertó sobre los riesgos que existen en dos corregimientos del municipio de Puerto Rico. El organismo reportó que, en agosto de 2023, fue asesinado un firmante del Acuerdo de Paz y se presentó un combate entre los grupos ilegales.

31 de agosto de 2023 - 12:02 p. m.
Hombres de las disidencias de las Farc, grupo al margen de la ley autodenominado como Estado Mayor Central de las FARC./ EFE
Hombres de las disidencias de las Farc, grupo al margen de la ley autodenominado como Estado Mayor Central de las FARC./ EFE
Foto: EFE - Ernesto Guzm·n

En riesgo inminente se encuentra la población civil de los corregimientos Santana Ramos y La Paz, del municipio de Puerto Rico (Caquetá), por cuenta de los enfrentamientos entre las disidencias de las Farc autodenominadas como el Estado Mayor Central y la Segunda Marquetalia. Los dos grupos ilegales, comandados por Iván Mordisco e Iván Márquez se disputan el control territorial y social y que, dice la Defensoría, con sus acciones bélicas ponen en riesgo a las comunidades.

Le podría interesar: Gobierno y disidencia de Mordisco se reunirán el jueves en Cauca para avanzar en diálogo

Ante esta situación, la Defensoría del Pueblo emitió una alerta temprana en la que señala los riesgos para la población civil, ya que ha quedado en medio de los enfrentamientos de estos dos grupos armados, como el ocurrido el pasado 13 de agosto en el centro poblado de Santana Ramos.

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis, señaló que: “Las dos estructuras armadas están violentando el derecho internacional humanitario al desconocer el principio de precaución, pues se enfrentan a pesar de que las comunidades están en medio de las hostilidades. También están instalando artefactos explosivos improvisados, minas antipersonal, y los líderes, lideresas, campesinos y la comunidad son amenazados; existen presiones y regulaciones en su vida cotidiana”.

La alerta emitida documentó el asesinato del firmante de paz, Rigoberto Ramos, quien además se desempeñaba como presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Bajo Londres, del corregimiento La Paz. El documento detalla constantes restricciones a la movilidad, amenazas y asesinatos selectivos contra presuntos miembros de esos dos grupos armados ilegales.

“Desde la Defensoría del Pueblo les recordamos a los grupos armados ilegales que están obligados a respetar el derecho internacional humanitario y los derechos humanos y dejar por fuera de sus acciones bélicas a la población civil”, aseguró el Defensor del Pueblo.

Los corregimientos Santana Ramos y La Paz tienen una ubicación estratégica para la Segunda Marquetalia y el Estado Mayor Central debido a que en la zona existen corredores de movilidad hacia el departamento del Huila y los Llanos Orientales, incluso hay algunos que desembocan en la localidad Sumapaz, en Bogotá. Estos corredores estarían siendo utilizados para el tránsito de las organizaciones ilegales, armas, el establecimiento de zonas de descanso y abastecimiento, así como para el transporte de sustancias ilícitas.

“En esta Alerta Temprana de Inminencia presentamos 18 recomendaciones para que el Estado adelante medidas humanitarias de derechos y acción sin daño que permitan atender de manera urgente el riesgo; una de ellas es para que sea habilitado un corredor humanitario que atienda a la comunidad de Santana Ramos, confinada por cuenta los combates”, puntualizó Carlos Camargo Assis.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar