Publicidad
2 May 2022 - 3:40 p. m.

Argelia, Cauca, zona de disputa entre las disidencias de las Farc y el Eln

Un carro bomba fue activado en las últimas horas en el municipio, pero por ahora no se conoce qué grupo armado estuvo detrás de los hechos. El Espectador le cuenta qué actores armados hacen presencia y cuál es la disputa de fondo por esta zona del suroccidente colombiano.
Atentado en Argelia, Cauca. El hecho dejó afectaciones en el casco urbano del municipio.
Atentado en Argelia, Cauca. El hecho dejó afectaciones en el casco urbano del municipio.
Foto: Ejército

Tras el atentado con carro bomba en las inmediaciones de la sede de la Alcaldía de Argelia (sur del Cauca), todavía no se tiene mayor información sobre quién estuvo detrás del hecho, que dejó graves daños a la sede de la Alcaldía, también resultó afectada la Casa de la Cultura del municipio, así como a biblioteca y numerosas viviendas, las autoridades locales anunciaron un consejo de seguridad para, precisamente identificar a los responsables.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Mientras se determina quién estuvo detrás del carrobomba, las autoridades empezaron a entregar detalles de qué es lo que está pasando en este municipio que históricamente ha sido azotado por el conflicto armado. El secretario de gobierno de Cauca, Luis Angulo, señaló que desde hace años existe un duro enfrentamiento entre disidencias de las Farc, más específicamente la columna Carlos Patiño y tropas del Eln, una guerra en la que queda de por medio la comunidad. La Defensoría del Pueblo incluso señala que la disidencia de la Segunda Marquetalia, liderada por Iván Márquez, también está en la zona para disputar el territorio.

“La Facción Disidente Carlos Patiño sostiene disputas armadas con el ELN y la Segunda Marquetalia por el control territorial en Argelia, Balboa y El Tambo (Cauca). Como consecuencia de lo anterior, han sido constantes los homicidios (selectivos y múltiples); atentados; desplazamientos forzados individuales y múltiples; ataques que desconocen los principios humanitarios de distinción, proporcionalidad y precaución, entre otros, que han afectado directamente a la población civil, especialmente a personas defensoras de Derechos Humanos, líderes/as sociales, excombatientes de las antiguas FARC-EP, campesinos/as, niños, niñas y adolescentes”, señaló la Defensoría en febrero pasado.

El Sistema de Alertas Tempranas de ese organismo recordó que durante las elecciones para consejos locales de juventud, que se adelantaron en diceimbre de 2021, en el municipio de Argelia, tanto el Frente Carlos Patiño como la Segunda Marquetalia decretaron paros armados “que generaron importantes restricciones para la población civil”. Históricamente, el sur del Cauca ha sido un foco de interés para varias insurgencias; por eso confluyeron allí en una época los frentes 60, 8 y 29 de las Farc, el Bloque Calima de las Auc y el Frente Milton Hernández. Después de la firma del Acuerdo de Paz con las Farc, en 2016, y la salida de esa guerrilla del territorio, otros grupos se movilizaron y ganaron más control.

El interés de los grupos ilegales tiene que ver con una tendencia histórica de esta zona, pues es uno de los enclaves productivos de cultivos de coca, con un estimado de 8.396 hectáreas cultivada. Camilo González, director de Indepaz, afirmó en una entrevista en 2020 que alrededor de 150 toneladas de cocaína circulan al año por la zona del Cañón del Micay, un área que comprende cuatro municipios del sur del Cauca: Argelia, El Tambo, López de Micay y Timbiquí. El Cañón del Micay es una zona estratégica que comunica el sur del departamento con el océano Pacífico, y el municipio de Argelia, junto con El Tambo y Balboa, conforman un corredor de movilización para acceder a los departamentos de Putumayo, Caquetá, Huila, Tolima y Nariño.

En los últimos días, también se han presentado graves crímenes contra los habitantes de este departamento. Hombres armados asesinaron este fin de semana al líder indígena y artesano Yesid Caña, en hechos ocurridos en La Guada, en Caldono (Cauca). Por otra parte, la ola de violencia que golpea a ese departamento registró una masacre que cobró las vidas de los hermanos Cayo, José Benito y José Arcadio Ruano Rivera; quienes fueron acribillados por varios sujetos que llegaron hasta la vereda Morales, corregimiento Melchor, en el municipio de Bolívar, sector que está ubicado a unas tres horas y media de la cabecera municipal.

Además, en noviembre pasado en Argelia anunciaron la suspensión de actividades académicas, como medida ante el recrudecimiento del conflicto en el municipio. En ese momento se reportó que había casi tres mil niños en clases virtuales. El Espectador contactó durante esa situación al docente Andrés Mosquera, de la Institución Educativa Sinaí. “El número de niños desplazados cambia cada día según las dinámicas mismas de la violencia. La semana pasada eran 1.000 estudiantes desplazados, hoy en la mañana eran 120, pero en la tarde ya había 250 desplazados”, explicó el docente. Hasta octubre del año pasado los desplazamientos masivos habían afectado a 6.501 personas, según datos de la Defensoría.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.