Publicidad
7 Nov 2020 - 8:24 p. m.

Asesinatos por violencia política en Colombia aumentaron un 80 % en octubre

De acuerdo con el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, mientras en agosto hubo 10 casos de esta naturaleza, en octubre fueron 18. “Persiste el alto riesgo de seguridad para las personas que ejercen actividades de poder, representación o ampliación y construcción de poder al interior de las comunidades”, indicó.

EFE y Redacción Judicial

La sociedad civil ha manifestado de muchas maneras su inconformismo por la violencia que sigue aumentando en el país.
La sociedad civil ha manifestado de muchas maneras su inconformismo por la violencia que sigue aumentando en el país.
Foto: Mauricio Alvarado

Las muertes por violencia política en Colombia aumentaron un 80 % en octubre pasado, según un informe del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (CERAC) que documentó 18 asesinatos vinculados a este tipo de agresiones. “Persiste el alto riesgo de seguridad para las personas que ejercen actividades de poder, representación o ampliación y construcción de poder al interior de las comunidades”, advirtió el CERAC al comparar la cifra con los 10 homicidios registrados el mes anterior. (Naciones Unidas, preocupada por masacres y homicidios en las regiones de Colombia)

El documento detalló que el mes pasado, además de los asesinatos, cinco personas resultaron heridas, 29 fueron amenazadas y una fue secuestrada. Las víctimas de las agresiones principalmente fueron dirigentes de Juntas de Acción Comunal y activistas políticos regionales, atacados en los departamentos de Antioquia, Cauca, Cundinamarca, Chocó, Huila, Nariño y Norte de Santander. (Aumento de la violencia en Colombia afecta salud de poblaciones vulnerables)

El promedio mensual de muertes durante enero y octubre fue de 16 asesinatos, un aumento del 45 % respecto al mismo periodo de 2019, explicó el CERAC. El informe documentó la muerte de Juana Perea Plata, una activista colombo-española asesinada en la localidad de Nuquí, en el departamento del Chocó, en la región del Pacífico donde tienen presencia grupos armados y bandas criminales vinculadas al narcotráfico.

Aparecen los asesinatos de Eduardo Alarcón, dirigente campesino y exconcejal de Campoalegre, en el departamento del Huila, y Gustavo Herrera, gerente en el Cauca de la campaña presidencial del líder del movimiento político Colombia Humana, Gustavo Petro. La violencia política también se cobró la vida del docente e integrante de Colombia Humana, Campo Elías Galindo, en Medellín, capital del departamento de Antioquia, y del exgobernador indígena del resguardo Cerro Tijeras, Fredy Güetio Zambrano, y su esposa en el Cauca. (“Homicidios colectivos”: un estado de negación (análisis))

Además fueron asesinados Franco Ojeda Delgado, exconcejal de Pasto, en el departamento de Nariño; Oswaldo Rojas, dirigente comunitario en zona rural de Carmen del Darien, en el Chocó; y José Memo Florido, concejal del municipio de Yacopí, en Cundinamarca. Para el CERAC, la violencia política es aquella que busca causar un daño intencional a una persona involucrada en actividades de ejercicio del poder, representación colectiva de intereses, o ampliación y construcción de poder en la sociedad.

De acuerdo con el organismo, estas fueron todas las muertes violentas que pudo registrar en octubre. “La violencia letal asociada a eventos de violencia política en el mes ocurrió en Antioquia, Cauca, Cundinamarca, Chocó, Huila, Nariño y Norte de Santander”, señaló. (Encuentre aquí el reporte original del CERAC)

  • Fue asesinado con arma de fuego Carlos Navia, integrante del movimiento social Coordinador Nacional Agrario (CNA) y fundador de la Asociación de Juntas de Acción Comunal de Argelia, Cauca. El hecho ocurrió en zona rural de ese municipio.
  • Fue asesinada con arma de fuego la activista ambiental y empresaria Juana María Perea Plata, en zona rural de Nuquí, Chocó. La señora Perea tenía nacionalidad española y colombiana. Desde 2018 CERAC registra presencia violenta del ELN y del Clan del Golfo en ese municipio.
  • Fernando Tróchez, integrante de una asociación campesina afiliada a la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria fue asesinado con arma de fuego en zona rural de Corinto, Cauca.
  • Fue asesinado con arma de fuego Eduardo Alarcón, dirigente campesino y exconcejal de Campoalegre, Huila, por el partido Polo Democrático. El hecho ocurrió en zona rural de ese municipio.
  • Jairo de Jesús Pulgarín, vicepresidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Tesorito del corregimiento Barro Blanco de Tarazá, Antioquia, fue asesinado con arma de fuego en zona rural de ese municipio.
  • Fue asesinado con arma de fuego Gustavo Herrera en zona rural de Puracé, Cauca. La víctima fue candidato al Concejo de Popayán, mismo departamento, por el movimiento político Colombia Humana y fue gerente de la campaña presidencial de ese partido en el departamento del Cauca.
  • El excandidato -por el partido Conservador- al Concejo de El Carmen de Viboral, Antioquia, Wilber Arboleda Patiño, fue asesinado con arma de fuego en ese municipio.
  • Fue asesinado Franco Ojeda Delgado, exconcejal de Pasto, Nariño, por el partido Cambio Radical y dirigente deportivo de esa ciudad. El hecho ocurrió en zona urbana de ese municipio.
  • Fue asesinada con arma de fuego Edith Johana Barbosa, dirigente comunitaria del corregimiento La Gabarra en zona rural de Tibú, Norte de Santander.
  • Fue asesinado con arma de fuego Oswaldo Rojas, dirigente comunitario de Gengado, Territorio Colectivo, en zona rural de Carmen del Darien, Chocó.
  • Fue asesinado Erlin Forastero Undagama, gobernador indígena del cabildo Tierralta en zona rural de Alto Baudó, Chocó. La comunidad indígena Embera Dovida -a la que pertenecía la víctima- atribuyó el hecho al Clan del Golfo.
  • Nelson Ramos Barrera, integrante de la Asociación Municipal de Trabajadores Campesinos de Piamonte, fue asesinado con arma de fuego en zona rural de ese municipio del departamento del Cauca.
  • Fue asesinado con arma de fuego José Memo Florido, concejal de Yacopí, Cundinamarca, por el Partido de la U.
  • El ex gobernador indígena del resguardo Cerro Tijeras, Fredy Güetio Zambrano y su esposa fueron asesinados con arma de fuego, en zona rural de Suárez, Cauca.
  • Fue asesinado con arma de fuego Jaider Steven Quintana Salinas, integrante del movimiento político Marcha Patriótica, en Cajibío, Cauca.
  • Fue asesinada con arma de fuego Ana Lucía Bisbicus, dirigente del resguardo indígena Awá, Pipalta Palvi Yaguapí, en Barbacoas, en Nariño.
  • El docente e integrante del movimiento político Colombia Humana, Campo Elías Galindo, fue asesinado con arma blanca por desconocidos en Medellín, Antioquia.
Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

Violencia políticaCERAC