Publicidad
En Vivo23 Jun 2022 - 1:03 a. m.

Extorsiones y pescas milagrosas: reviva el segundo día de perdón de Farc en la JEP

Quienes conformaron el último secretariado de las Farc piden perdón por las “pescas milagrosas” y otras técnicas que utilizaron para secuestrar a colombianos y financiarse con los rescates. Ante la JEP, los exjefes guerrilleros encaran a sus víctimas y contestan a sus interrogantes.

Redacción Judicial

22 Jun 2022 - 2:40 p. m.
23 Jun 2022 - 1:03 a. m.
El último secretariado de las extintas Farc ante la JEP. De izquierda a derecha: Julián Gallo, Pastor Alape, Rodrigo Londoño, Rodrigo Granda, Milton Toncel, Pablo Catatumbo y Jaime Parra. / Mauricio Alvarado
El último secretariado de las extintas Farc ante la JEP. De izquierda a derecha: Julián Gallo, Pastor Alape, Rodrigo Londoño, Rodrigo Granda, Milton Toncel, Pablo Catatumbo y Jaime Parra. / Mauricio Alvarado
Foto: Mauricio Alvarado Lozada

Por segundo día consecutivo, este 22 de junio, los exjefes de las extintas Farc encaran a sus víctimas, reconocen los crímenes que cometieron con sus políticas de secuestro y piden perdón. Ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el último secretariado que tuvo la guerrilla ya reconoció los delitos de guerra y lesa humanidad que cometió con fines políticos. Ahora, pedirán perdón por los secuestros que cometieron con la finalidad de financiar su guerra. Siga aquí el minuto a minuto de la audiencia.

(Así fue el primer día de audiencias: Preguntas y cadenas: reviva la audiencia de perdón de las Farc por secuestro)

22 Jun 2022 - 8:00 p. m.

“No me cabe en la cabeza que secuestráramos a una mamá con sus hijos”: Rodrigo Londoño

Hacia el final de la audiencia, la vocería la tomó Rodrigo Londoño. El exjefe guerrillero le habló directamente a Jonathan Mulford, quien minutos antes había relatado el horror que vivió junto a su madre, cuando fueron secuestrados en la zona de Montes de María, cuando él tenía 15 años y tenía hermanos menores. A él, Londoño le dijo: “No me cabe en la cabeza que secuestráramos a una mamá con sus hijos”. En seguida, el exguerrillero aseguró que después de escuchar los relatos de la audiencia le quedaba más claro que nunca que la mejor decisión que pudieron hacer es haber firmado el Acuerdo de Paz.

Rodrigo Londoño también se refirió a lo que han sentido él y sus compañeros durante las audiencias: “Nos ha hecho revolver las tripas y el alma. Hemos sentido la frustración y el coraje de saber que, en nombre de nuestra causa, se cometieron estos actos atroces e infames (…) Reuniremos esfuerzos en lo que podamos para que las víctimas se les reconoce y se les repare. Tenemos ese reto de cambiar el odio y sembrar semillas de paz”. Para finalizar la jornada, la magistrada Lamaitre agradeció la presencia de los invitados, víctimas y victimarios, y recordó que mañana a las 8:30 será la última audiencia de reconocimiento del último secretariado de las Farc ante la JEP.

22 Jun 2022 - 6:01 p. m.

Catatumbo pide perdón por el secuestro de exconcejal de Palmira

El exmiembro del Estado Mayor Central, Pablo Catatumbo, de las extintas Farc reconoció la gravedad del caso de Oswaldo Díaz, exconcejal de Palmira secuestrado y muerto en cautiverio. Durante su intervención entregó las razones de este secuestro y reconoció que la exguerrilla se había equivocado: “Se me informó que este secuestro se realizó porque lo señalaban de corrupción. Esto, sin investigarse, se asumió como un hecho”, el excombatiente confirmó lo que contó el hijo del concejal Díaz. “Nunca tuvimos evidencias de que el concejal Oswaldo hubiera cometido un acto de corrupción. Quiero decirle que actuamos con arrogancia y soberbia, y como usted ha dicho: sin ningún derecho retuvimos a su padre. Nadie tiene derecho a secuestrar a otro”.

El antiguo miembro del secretariado también asumió responsabilidad como uno de los participantes de la conferencia donde se planteó el secuestro como política dentro de las Farc. “Desde mi papel como dirección de la organización, para ese momento hacía parte del Estado Mayor Central de las Farc, instancia de la que hice parte desde 1993. Participó en la VIII conferencia donde se acordó recurrir al secuestro como herramienta de financiamiento”. Al final, Pablo Catatumbo reconoció el valor de las víctimas “También les quiero pedir perdón a ustedes. Ustedes son más valientes que nosotros”.

22 Jun 2022 - 5:15 p. m.

Pastor Alape reconoce secuestros cometidos por su bloque

Entre lágrimas, el exjefe guerrillero Pastor Alape le pidió perdón al ciudadano italiano Danilo Conta. Reconoció su entereza para superar múltiples embates y le dijo que colombianos que les ha tocado enfrentar vicisitudes así, terminaron en la guerra, como ellos. Alape también reconoció su responsabilidad en el secuestro de Ramiro Carranza, jefe de extranjería del DAS.

Actualización clave22 Jun 2022 - 4:43 p. m.

“El Médico” pide perdón por secuestro de los Angulo

Jaime Parra, el llamado Médico de las antiguas Farc, reconoció su responsabilidad en el secuestro, tortura, asesinato y desaparición de los esposos Gerardo Angulo y Carmen Rosa Castañeda, ambos de 68 años, en el año 2000. “Fuimos nosotros, como extinta organización guerrillera, quienes los tuvimos cautivos, quienes los forzamos a caminar, quienes los asesinamos y los desaparecimos”, añadió. Tal y como minutos antes había contado el hijo de la pareja Angulo, Héctor Angulo, fueron secuestrados en La Calera y obligados a caminar hasta su cautiverio en San Juanito (Meta).

“Lo más terrible en este hecho es que los señores Gerardo y Carmen Rosa eran adultos mayores, no estaban en condiciones de resistir el cautiverio”, reconoció el exjefe guerrillero, también llamado Mauricio Jaramillo. Aseguró que aún recuerda la primera reunión con la familia Angulo, a finales de 2018: “Fue a partir de ahí que me di cuenta del dolor que habíamos causado en esa familia y sentí vergüenza”. Finalmente le habló directamente a Héctor Angulo: “No puedo imaginar la incertidumbre y el cúmulo de experiencias dolorosas que han tenido que enfrentar durante tantos años”.

“Han sido ustedes los que han adelantado la investigación sobre lo ocurrido, mientras que nosotros, como las extintas Farc, guardábamos silencio”, le dijo el exjefe guerrillero a la víctima. Y habló de cómo han construido un equipo de trabajo en la comisión de búsqueda de las Farc, para continuar con la búsqueda de Gerardo Angulo, quien continúa desaparecido. “Ya tenemos ubicado un lugar desde donde encontramos a la señora Carmen Rosa”, explicó.

Actualización clave22 Jun 2022 - 4:17 p. m.

“¿Qué políticos estuvieron involucrados?”, pregunta víctima de secuestro a exFarc

“Mi papá no era un hombre adinerado, era un buen hombre. ¿Qué políticos de la ciudad o del Valle estuvieron involucrados?”, les preguntó Edward Díaz al antiguo secretariado de las Farc sobre el secuestro de su padre, el concejal de Palmira, Oswaldo Díaz Cifuentes. El entonces concejal Díaz fue secuestrado en el 2001, según dijo el exjefe guerrillero Pablo Catatumbo “por cometer actos de corrupción” y por estar relacionado con los paramilitares. Ambas razones son falsas, insistió el hijo de Díaz.

“Mi padre fue secuestrado en mi presencia, cuando yo era un niño. Estábamos en situación de indefensión”, recordó el hijo del concejal, que estaba en la finca de recreo a la que llegaron guerrilleros armados a llevarse a su padre. Además, pidió claridades sobre los últimos días de vida de su padre, que continúa desaparecido: “Tenemos sospechas de que ellos decían que lo tenían cuando ya lo habían asesinado”.

“Me tuve que ir a otro departamento por culpa de ustedes, tuve que irme a otro país, a Estados Unidos, por culpa de ustedes. Nada puede reparar esta cicatriz que como víctimas tenemos en nuestros corazones”, dijo Díaz. El hijo del difunto concejal, finalmente, les solicitó a las magistradas de la JEP que le pidan a la Fiscalía información sobre los bienes de las Farc, que no hayan entregado o que tengan en el exterior. “Por ejemplo, en Costa Rica”, sentenció Díaz, sin dar otros detalles.

22 Jun 2022 - 3:59 p. m.

Italiano secuestrado pidió reparación

Luego de vivir varios años en Colombia, Danilo Conta, nacido en Italia, fue secuestrado por el Frente 9 de las Farc, en 1996 mientras estaba en su finca de recreo, en Caldas. Había llegado para trabajar con una compañía italiana que se había ganado una licitación para construir una red eléctrica entre la Costa y San Carlos (Antioquia). “Decidí comprar una finca para crear un punto de suministro para los restaurantes y, asimismo, crear un restaurante en uno de los lugares más bellos que tiene Colombia: la laguna de San Diego (Caldas)”, contó, mirando a los jefes de sus captores.

En cautiverio, le dieron una cadena de metro y medio, pero Danilo Conta se inventó que la “convención internacional” exigía que a los secuestrados les dieran una cadena de mínimo cuatro metros. Sus captores en las Farc le creyeron y se la cambiaron. Estuvo siete meses en poder de la antigua guerrilla, hasta que su familia pagó el rescate y fue liberado. “He tocado todas las puertas y no ha habido respuestas. Ahora estoy tocando esta puerta. ¿Para qué? Para que haya alguna forma de reparación. Me parece importante”, les dijo Conta a los exjefes de la guerrilla.

Conta pidió ser partícipe de los proyectos que desarrollan excombatientes de las Farc. “Démonos la mano y produzcamos algo productivo para el país”, les dijo a lo miembros del antiguo secretariado.

Actualización clave22 Jun 2022 - 3:11 p. m.

Torturaron a toda nuestra familia: Héctor Angulo

“A una señora que no podía caminar, la obligaron a hacer largas caminatas. Lo sé porque las he caminado yo también, buscando a mis viejos”, dijo Héctor Angulo, hijo de Gerardo Angulo y Carmen Rosa Castañeda, ambos de 68 años de edad y secuestrados en abril de 2000, por el frente de 53 de las Farc. A los dos ancianos los obligaron a caminar desde La Calera, en Cundinamarca, hasta San Juanito, Meta, donde estuvieron recluidos. “Acabaron con la esperanza de una familia”, les dijo el hijo de las dos víctimas, que además fueron desaparecidas tras su secuestro.

Por la persistencia de la familia Angulo, con la ayuda de la Comisión de Búsqueda de las Farc y la Unidad de Búsqueda de personas Desaparecidas, encontraron los restos de la mamá. Su cuerpo estaba en una zona que la propia familia ya había identificado con sus indagaciones y habían visitado y escarbado, sin mayor éxito. “Habíamos ido ya unas ocho o nueve vece y ahí encontramos los restos de mi madre. Ya Medicina Legal nos confirmó que sí era mi mamá”, dijo Héctor Angulo.

“Secuestraron, asesinaron, torturaron a un par de abuelos y la familia entera ha sido torturada por el acto de ustedes”, señaló Angulo. Y mirando a los ojos al antiguo secretariado de las Farc, les dijo: “Veo que nos siguen tomando el pelo. No me siento en la posición de decirles: ‘sí, los perdono’, como si simplemente tocara hacerlo”. Les recalcó que pusieron “el país patas arriba”, que lograron “aterrorizar a todo un país” y que, en un principio, no tenían razón alguna para haberse llevado a sus familiares.

Actualización clave22 Jun 2022 - 1:11 p. m.

Exjefes de las Farc hicieron mea culpa por acciones de sus subalternos

“Aquí no hay guerrilleros malos, sino malos comandantes”, dijo Rodrigo Londoño, Timochenko, el último comandante de las extintas Farc ante las revelaciones que ha habido en las audiencias y los crudos relatos de las víctimas. El mensaje se suma a uno que había dado minutos antes Joaquín Gómez, en el que le mandaba un mensaje de calma a sus subalternos en el Bloque Sur de la exguerrilla. “Aquí está su comandante asumiendo responsabilidad por las cosas que se hicieron”, dijo.

Aunque no estaba previsto que tomara la palabra, Londoño encendió su micrófono y les habló, tanto a los excombatientes que están en las regiones en proceso de reincorporación, como a los que “se abrieron” del Acuerdo, como les dijo: “Si están escuchando estos testimonios, quiero que sea un estímulo para que vuelvan a este proceso”.

22 Jun 2022 - 12:59 p. m.

Joaquín Gómez reconoce dos secuestros cometidos por sus hombres

El jefe guerrillero Joaquín Gómez reconoció y pidió perdón por el secuestro del padre de Diva Díaz, un comerciante del Huila. “Una gran responsabilidad recae en mí, como jefe del Bloque Sur que fui”, aseguró. El secuestro se dio en el marco de la política de secuestros financieros que instauró la guerrilla en esa zona del país. “Muchas personas perdieron sus negocios, esto fue un retroceso para muchos trabajadores. Ni sus vidas ni el desarrollo del departamento se debieron haber truncado por nosotros”, aseguró.

También le contestó a Janeth Rosas, cuyo hermano, Óscar Rosas, fue secuestrado y desaparecido por las Farc en Caquetá. Reconoció que el crimen fue cometido por hombres bajo su mando, que su lucha por encontrarlo ha sido “tortuosa” y se comprometió a buscar su cadáver. “Soy consciente de que las familias que fueron víctimas de secuestro con fines de financiamiento tuvieron que negociar la liberación de sus familiares. Sé que con este tipo de negociaciones instrumentalizamos y mercantilizamos a seres humanos. Esperamos con actos como este devolverles la dignidad”, añadió.

Actualización clave22 Jun 2022 - 12:39 p. m.

Granda se queja por la implementación del componente de reparación del Acuerdo

En respuesta a los reclamos de una víctima por no tomarse en serio la reparación, quien fuera llamado el canciller de las Farc, Rodrigo Granda reprochó la actitud que ha tenido el gobierno saliente de Iván Duque con la implementación del Acuerdo de Paz. “Nosotros sí pensamos que la reincorporación a partir del nuevo gobierno, firmado el Acuerdo de La Habana, se pudiera implementar. Pero nos encontramos con el Gobierno que llegó no estaba interesado en esto. Se ha perdido mucho tiempo en poder reparar integralmente a las víctimas”

Granda le contestaba a Héctor Mahecha, quien sufrió secuestros, extorsiones y bombas en su familia de comerciantes de Tolima. Minutos antes, Mahecha les había pedido al antiguo secretariado de las extintas Farc que se tomaran en serio la reparación, ante lo cual el exjefe guerrillero le listó las acciones que habían tomado y las instancias creadas con el Acuerdo encargadas de ese tema: las Farc entregaron sus bienes, han colaborado con el Consejo Nacional de Reincorporación y con la Comisión de Seguimiento e Impulso a la Implementación (CSIVI).

“No todo depende de nosotros, nosotros somos un aspecto”, le dijo Granda a la víctima en la audiencia. Tras explicar cómo funcionan esas instituciones dijo: “Esto no ha sido posible que funcione”. Entre los temas que no han logrado avanzar en este Gobierno, añadió, está “todo lo que tiene que ver con la reparación de las víctimas”. Finalmente, reconoció que, en lo que concierne a la reparación que pueden hacer los exmiembros del secretariado tampoco es que hayan avanzado mucho. “Nosotros hemos hecho actos tempranos de reparación. Muy pocos, pero muy sentidos”, dijo.

22 Jun 2022 - 11:28 a. m.

Tres secuestros en una misma familia

Al padre de Diva Cristina Díaz lo secuestraron en 1998 por ser un comerciante del Huila. “Dañaron mi núcleo familiar”, les dijo a los exjefes de las Farc, mirándolos a los ojos. “Nosotros no dimos un peso porque no teníamos el capital financiero que podría tener mi papá”, recordó Díaz. Cinco años más tarde, con ayuda de unos familiares, reunieron el dinero y pagaron el rescate. “Cuando llega mi padre, el 24 de diciembre de 1999, mientras mi padre estaba saliendo por una zona, por otra zona secuestraron a una hermana y a una prima”, añadió Díaz, quien terminó saliendo desplazándose del Huila por las múltiples violencias que tuvo que atravesar.

“Es decir que mi padre salió libre a seguir recaudando dinero”, recordó la mujer. Una vez en libertad, su padre les contó que, en cautiverio, le habían dicho que sus hijos no querían verlo libre. Contrariado, al ver ya libre que su familia sí lo esperaba, acudió a los medios de comunicación. “Empezó a hablar más de la cuenta”, aseguró Diva Díaz. A su padre le llegó un panfleto, amenazándolo de muerte, a menos que dejara de hablar. Finalmente, el padre de Díaz fue asesinado por un sicario en el año 2000 en su propia oficina.

Todos los secuestros fueron a manos de la columna móvil Teófilo Forero, comandada por alias El Paisa. Este jefe de las Farc desconoció el Acuerdo de Paz, se rearmó y huyó a Venezuela, donde, al parecer, murió en diciembre de 2021. “Se me llevó una información que yo quería rescatar con él. Si está vivo, algún día dios me dará la oportunidad de conocer”, dijo Díaz. “¿Por qué se ensañaron tanto con mi familia?”, les preguntó directamente a los exjefes de la antigua guerrilla.

Actualización clave22 Jun 2022 - 11:03 a. m.

Víctima de secuestro y extorsiones pide acciones concretas para la reparación

El comerciante Héctor Mahecha contó cómo desde 1995 vivió secuestros, extorsiones y atentados por parte de las Farc. Oriundos de Tolima, él y su familia comenzaron a sufrir “vacunas”: extorsiones que tenían que pagar, bajo la amenaza de que, de no hacerlo, serían secuestrados. Mahecha subía a las montañas, se reunía con miembros de las Farc y les entregaba el dinero. Su padre, sin embargo, terminó secuestrado en 2004 durante seis meses. “Se supone que estábamos pagando el impuesto, ¿por qué se lo llevaron?”, se preguntó. Fue a reclamar, le exigieron el pago de un rescate y siguió pagando.

Cuando fue a pagar la última cuota del secuestro de su padre, el propio Héctor Mahecha terminó secuestrado. Dijo que nunca tuvo malos tratos y que, tras quedar en libertad les dieron una “amnistía” de cinco años sin vacunas. Pero en 2009 los llamaron de nuevo a “negociar” su vacuna. Ante la negativa de su familia de pagar, les pusieron bombas en su propia casa. “Sacamos a mi hija totalmente ensangrentada, tuvo siete operaciones en el talón, una herida en el costado del abdomen y gracias a dios no murió”, contó el comerciante. Después de las bombas, tuvo que desplazarse.

“No cuento esta historia para dar lástima. Lo cuento porque este secuestro, extorsión y terrorismo que vivimos nosotros lo vivieron muchas víctimas del conflicto armado. Quiero hablar por ellas”, aseguró Mahecha. Mirando a los ojos al antiguo secretariado, interpeló con nombre propio al senador Julián Gallo, a Pastor Alape y a Rodrigo Granda: “las víctimas necesitamos rehacer nuestras vidas. Hay que buscar los medios. Legislen, tienen los medios para que se hagan cosas concretas”.

22 Jun 2022 - 10:44 a. m.

Las propuestas de las Farc para reparar a sus víctimas

Rodrigo Granda, quien presidía la comisión internacional de las extintas Farc, se refirió a las propuestas de él y sus compañeros del secretariado para reparar a las víctimas de secuestro. Señaló, por ejemplo, el trabajo que han hecho para buscar a las personas desaparecidas durante la guerra, así como los actos de memoria y el trabajo que han iniciado con comunidades que sufrieron daños ambientales por parte de la guerrilla.

Actualización clave22 Jun 2022 - 10:25 a. m.

Dar la cara es también una forma de reparar: Julián Gallo

Quien fuera el comandante del Frente Antonio Nariño, que operó en los alrededores de Bogotá, Julián Gallo, dijo: “somos conscientes de los graves daños que causamos. No solo a las personas que secuestramos, sino a sus familias y al conjunto de la sociedad colombiana. Los arrebatamos de sus entornos para llevarlos a campamentos en zonas selváticas y mantenerlos allí por la fuerza, aislados de sus vidas normales”.

Gallo, quien hoy es congresista y fue conocido en la guerra como Carlos Antonio Lozada, aseguró que eran conscientes del daño que causaron y pidió perdón mirando a las víctimas, que estaban sentadas al otro lado del escenario. Explicó que, en diálogo con las víctimas, han entendido que muchos secuestrados se sentían apresados, aún después de recuperar su libertad. “Somos conscientes que comparecer, dar verdad, dar la cara, es también una forma de reparar. Una forma de resarcir el daño y ayudarlos a recuperar su libertad”, dijo Gallo.

“Desafortunadamente, también centenares, miles de compatriotas murieron en manos de unidades de las Farc cuando estaban secuestrados y reiteramos nuestro compromiso en avanzar en la búsqueda de sus seres queridos”, aseveró el exjefe guerrillero. Mientras miraba a las víctimas, reconoció que se les vulneró su intimidad, que “no siempre” les garantizaron condiciones de dignidad, como comida o buena salud.

Actualización clave22 Jun 2022 - 10:07 a. m.

“Joaquín Gómez” reconoce malos tratos a los secuestrados

Milton Toncel, excomandante del Bloque Sur de las Farc y conocido en la guerra como Joaquín Gómez, relató los vejámenes a los que cometieron a las personas que secuestraron con fines económicos. Por ejemplo, en lugar de liberar a alguien que tuviera problemas de salud, lo intercambiaron por otro familiar. “Intercambio por cualquier otro familiar, teniendo siempre presente la equivalencia en dinero”, reconoció Toncel.

A pesar de que desde el alto mando impartieron directrices de buen trato a los secuestrados, explicó Toncel, “había un divorcio con la práctica en la mayoría de los casos”. Y añadió: “Al secuestrado se le rompe su privacidad: sus necesidades, incluyendo las fisiológicas, adquieren un carácter público. Eran usuales las marchas nocturnas, las marchas forzadas”. En últimas, como el mismo exjefe guerrillero relató, la antigua guerrilla trató a miles de colombianos como “mercancía”.

“A veces, y no pocas veces, el secuestrado constituía una de las columnas económicas en la casa. Cuando se secuestraba, todo se venía a pique. Eso ocasionaba múltiples consecuencias: el resquebrajamiento de la familia, el impacto emocional permanente en la familia y el secuestrado”, reconoció Milton Toncel. “El secuestro es un veneno tan letal, que su efecto es moral. Mata, de manera lenta, tanto al secuestrado, como a su familia. Y viven con un sentimiento de culpa constante de que, si no obtiene la libertad fue culpa de ellos, por no haber conseguido la plata exigida para el rescate”, finalizó.

Actualización clave22 Jun 2022 - 9:54 a. m.

El secuestro extorsivo fortaleció el paramilitarismo: Pastor Alape

“Vinimos aquí a asumir la crueldad que fue este grave crimen”, señaló el exjefe guerrillero Pastor Alape, el primero del secretariado en tomar la palabra este miércoles. Alape estuvo en la guerrilla en la zona del Magdalena Medio, donde nació, y explicó que allí, “las Farc desarrollaron el secuestro de indiscriminadamente y terminó por fortalecer el paramilitarismo. Por eso quedamos curados con esta práctica, pero pasamos a aplicar la extorsión”.

Él mismo reconoció: “los gremios más golpeados fueron los ganaderos y los comerciantes porque quizás eran los que más estaban a la mano”. Pastor Alape dio como ejemplo de esas nefastas consecuencias el caso de Henry Pérez, ganadero que fue muy amigo de Martín Villa, guerrillero fundador del Frente 10. Las Farc secuestraron al padre de Pérez y luego él mismo terminaría fundando las Autodefensas del Magdalena Medio, uno de los grupos paramilitares más temidos.

“El secuestro, que lo llamábamos con el eufemismo de ‘retenciones económicas’. Después de un proceso entramos a aceptar el secuestro como término con la carga que implica”, aseguró el exjefe guerrillero. Dijo que con el secuestro pasaron a “lumpenizar” las finanzas de la organización de la guerrilla: se aliaron con organizaciones criminales, con estamentos del Estado como el extinto DAS. Alape sentenció: “Yo asumo toda la responsabilidad individual, colectiva, por la práctica del secuestro”.

Actualización clave22 Jun 2022 - 9:39 a. m.

JEP explica la política de secuestros de las Farc para financiarse

La magistrada Julieta Lemaitre explicó que la exguerrilla de las Farc le instauró a sus diferentes frentes y bloques mínimos de dinero con los que tenían que apoyar el financiamiento de la organización. “Encontramos debates internos de si el secuestro era una manera legítima de financiarse o no, pero a partir de las décadas de los noventa encontramos la orden concreta de financiarse con el secuestro”, explicó la magistrada que conduce la investigación del macrocaso 01, en el que se indaga sobre esta práctica criminal en la antigua guerrilla.

Esa responsabilidad de aportar mínimos de dinero recaía en el comandante de cada frente y en su jefe financiero. Así, en las regiones donde hubo coca, el negocio del narcotráfico fue la forma primordial de financiamiento. En otras regiones, fue el secuestro. Lemaitre explicó que, en general, había la orden de no asesinar a los secuestrados y recuperarlos con vida si intentaban escaparse. “La persona valía un ‘dinero’. Si el dinero se estaba escapando, la instrucción era recuperarlo”, explicó la magistrada.

En teoría, no podían secuestrar a niños y niñas. En la realidad, lo hicieron y no hubo reproches desde los altos mandos. Según explicó Lemaitre, la mayoría de las víctimas fueron elegidas al azar, con diferentes técnicas como hurgando en las páginas amarillas (directorio telefónico) o en el listado de empresas más exitosas del país. “Generalmente, (las Farc) no tenían la capacidad de tener información de calidad sobre las personas”, explicó. Y, en cautiverio, hubo malos tratos, engaños alrededor del pago de las recompensas, y otros crímenes más.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias