13 Nov 2020 - 11:16 p. m.

Bernardo Moreno, exasesor de Uribe, irá a juicio por “Yidispolítica”, confirma Corte Suprema

El alto tribunal negó una solicitud de su defensa, según la cual los hechos por los que viene siendo investigado ya habían prescrito. Moreno ya fue condenado por las “chuzadas” del DAS.
Bernardo Moreno fue condenado a 8 años de prisión por su participación en las chuzadas ilegales del DAS.
Bernardo Moreno fue condenado a 8 años de prisión por su participación en las chuzadas ilegales del DAS.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia reiteró que Bernardo Moreno, exdirector del Departamento Administrativo de Presidencia (Dapre) irá a juicio por su supuesto rol en la “Yidispolítica”. Se trata del escándalo de los puestos que funcionarios del Gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe le otorgaron a varias personas cercanas a la congresista Yidis Medina a cambio de su voto favorable al proyecto de reelección. Moreno, asegura la Fiscalía, habría presionado a las cabezas de varias entidades para asegurar esos puestos.

(En contexto: Revive juicio contra Bernardo Moreno, exsecretario de Presidencia, por Yidispolítica)

Por eso fue llamado a juicio ante la Sala Penal de la Corte por el delito de tráfico de influencias en 2017. El caso, posteriormente, pasó a la recién creada Sala de Primera Instancia, y allí su defensa pidió anular todo lo actuado porque, supuestamente, había prescrito. Además, sus abogados pidieron que le permitieran a Moreno subirse al estrado para ser interrogado tanto durante el juicio, como cuando terminara el mismo, “con el objetivo de aclarar o puntualizar cualquier hecho que sobreviniere a la aportación probatoria”.

Los magistrados de Primera Instancia habían negado las dos peticiones en noviembre de 2019. Su defensa reclamaba, por ejemplo, que no lo estuvieran procesando por el mismo delito que a los exministros Diego Palacios y Sabas Pretelt, quienes sobornaron a Medina. La Corte respondió entonces que, “al acusado no se le atribuyó participación alguna, porque material y cronológicamente no la tuvo, en la compra y venta de la función pública que concernía a Yidis Medina, sino la consumación de algunos de los compromisos adquiridos por quienes intervinieron en aquellas, luego su actuación connota, más allá de haber negociado la función pública, un tráfico de influencias”.

(Lea también: Tumban sanción a Bernardo Moreno por caso de “chuzadas” del DAS)

No obstante, su defensa apeló esa decisión, insistió en que a Moreno debían sumarle en juicio el de cohecho y le correspondió a la Sala Penal definir el asunto. “En este asunto la propuesta del recurrente de que se varíe la calificación jurídica de los hechos como delito continuado de tráfico de influencias por un concurso de los mismos comporta el agravamiento de la situación del acusado, no es por un lado, la vía de la nulidad la idónea para obtener una tal modificación, ni es el defensor quien legalmente se halla legitimado para incoarla”, respondió la Sala.

Y, sobre la petición de interrogar a Moreno en dos ocasiones, la Corte escribió: “si la razón por la cual se solicita ese segundo interrogatorio lo es para que el acusado aclare o puntualice los hechos que sobrevengan a la práctica probatoria, el rito procesal ha previsto otros mecanismos por igual eficaces en ese objetivo, como los contrainterrogatorios a los testigos, el ejercicio del contradictorio y principalmente la intervención final que se prevé para el enjuiciado y su defensor”. Por tanto, negó las dos solicitudes de la defensa del exdirector del Dapre.

(Vea: La historia de un país chuzado)

Así las cosas Bernardo Moreno Villegas irá a juicio por este caso de hace más de 12 años. Ya el exfuncionario del gobierno de Uribe Vélez fue condenado en abril de 2015 a ocho de prisión por conocer de primera mano la información que fue obtenida de manera ilegal por parte de agentes del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), designados específicamente a recopilar datos para crear una campaña de desprestigio mediática en contra de este grupo de personas predeterminadas.

Comparte: