8 Aug 2021 - 2:00 a. m.

Cannabis medicinal: el negocio florece para compañías, pero no para el campesino

El presidente Duque firmó un decreto para ampliar la comercialización de productos a base de cannabis, incluyendo la exportación de flor seca. El negocio ha evolucionado desde 2016 y está, por ahora, en manos de grandes compañías. El campesino aún no tiene espacio desde la legalidad.

En medio de decenas de invernaderos en Pesca (Boyacá), donde la semilla de cannabis crece hasta ser producida como medicina, el presidente Iván Duque firmó, el pasado 23 de julio, el decreto de acceso seguro e informado al uso de cannabis. En las instalaciones de la empresa Clever Leaves, Duque ordenó, entre otras cosas, tumbar la prohibición que pesaba sobre la flor seca, la cual no podía ser producto de exportación. Para 2024, se espera que el mercado mundial mueva alrededor de US$64.000 millones, de los cuales Colombia quiere sacar su tajada. Sin embargo, el campesino, víctima de la guerra antidrogas, por ahora no tiene un pedazo del pastel.

(Lea también: 2020: el año que aclaró el panorama del cannabis)

Comparte: