17 Dec 2020 - 10:06 p. m.

Capturan a exasesor de un congresista por presuntos vínculos con el Eln

A través de la Operación Santa Marta, la Policía capturó a Robert Daza Guevara, quien era miembro de la Unidad de Trabajo Legislativo del senador Alberto Castilla. Tanto él como otros congresistas rechazan la captura y aseguran que se trata de un “falso positivo judicial”.

A través de un operativo que duró dos días, en los departamentos de Meta, Bolívar y Nariño, la Policía dio con el paradero de Robert Daza Guevara, alias Nacor, quien sería un apoyo fundamental del Comando Central y Conducción de Masas Nacional de la guerrilla del Eln. Daza Guevara, hasta hace seis meses, era miembro de la Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) del senador del Polo Democrático Alternativo, Alberto Castilla.

En compañía de Daza Guevara, tras completarse la Operación Santa Marta, fueron capturados Teófilo Acuña Ribon, alias Elkin, y Adelso Gallo Toscano, alias Berkeley, señalados de pertenecer a un equipo clandestino que buscaba “instrumentalizar a integrantes de organizaciones sociales”. De acuerdo con las autoridades, el exsubordinado del senador Castilla recibía ordenes directas de alias Pablo Beltrán, jefe del Comando Central de Ejercito de Liberación Nacional (Eln).

Le puede interesar: A la cárcel supuesto miembro del Eln por reciente masacre en Argelia, Cauca.

La Policía asegura que Daza Guevara asistía constantemente a los congresos del Eln, reuniones en las cuales lo delegaban como vocero del movimiento de masas desde el sector campesino en el departamento de Nariño. Es “responsable de articular negociaciones a favor de la guerrilla, aprovechando su posición como líder social durante las jornadas de protesta presentadas desde el año 2012”, agrega la fuerza pública.

Daza Guevara tenía orden de captura por el delito de rebelión agravada, expedida por la Fiscalía 174 de la Dirección Especializada contra el Crimen Organizado de Santa Marta. La Policía asegura que entre 2014 y 2015, alias Nacor, se caracterizó por movilizar todas las expresiones agrarias y campesinas, con el objetivo de infiltrar los objetivos de la organización terrorista en el marco del Gran Paro Agrario.

Los demás capturados, alias Elkin y alias Berkeley, cumplirían funciones similares a las de Daza Guevara, dicen Policía y Fiscalía. “Queda evidenciado que a partir del V Congreso del ELN desarrollado a finales del 2014 e inicios de 2015, uno de sus objetivos principales es la instrumentalización de organizaciones sociales como plataforma para generar escenarios de ingobernabilidad e inestabilidad política del país”, agregó la Policía.

Robert Daza Guevara participó, en junio de 2017, en un plantón frente a la Fiscalía contra la “estigmatización y persecución del Estado” hacía los líderes sociales. Tomando la vocería por la ONG Cumbre Agraria, el hoy capturado explicó que el motivo de la protesta, que concentró a más de mil personas, era demandar mayores garantías sociales y políticas para pueblos indígenas, afros, estudiantes y sindicalistas. “Hemos venido enfrentando esta política criminal del Estado, de hacer de la miseria una práctica de acumulación (…) Toda la vida hemos sido acusados de ser subversivos, pero no tiene pruebas”, dijo Daza Guevara en su momento.

Lea también: ¿Cómo queda el Frente de Guerra Occidental del Eln en Chocó tras la muerte de alias “Uriel”?

Por su parte, el Jesús Alberto Castilla aseguró que se trata de un “falso positivo judicial”. A través de un comunicado a la opinión pública, el político explicó que los tres capturados no son criminales, al contrario, son líderes sociales que han dedicado sus vidas a defender los territorios contra el extractivismo y la gran minería. En compañía de senadores como Iván Cepeda, Ángela María Robledo, Julián Gallo y Aída Avella, Castilla rechazó lo que considera una captura injusta.

“Cuando creíamos que la esperanza de paz significaría también la desestigmatización de la protesta social y la defensa de los Derechos Humanos, nos enfrentamos no solo a la violencia de los grupos armados, profundizada por la desidia de este gobierno, sino a la persecución estatal en contra de quienes se han destacado por su trabajo comunitario, su persistencia, su defensa de la paz y la vida digna”, quedó consignado en el comunicado.

Así mismo, el Coordinador Nacional Agrario de Colombia, del cual hace parte la ONG Cumbre Agraria, también rechazó la captura de los tres vinculados con el Eln. “Estas acciones persecutorias se suman a las acontecidas en los últimos mes y años contra nuestra organización campesina, donde las fuerzas paramilitares, las disidencias de las Farc y el Estado colombiano, han asesinado a compañeros en Cauca, Chocó y Putumayo (…) en lo que se configura como terrorismo de Estado y guerra sucia contra las organizaciones sociales”, explicaron sobre al operativo Santa Marta.

Comparte: