Publicidad
28 Mar 2022 - 2:08 p. m.

Cárcel para exsoldado del Ejército por reciente caso de falso positivo en el Valle

El soldado en retiro Neider Yesid Lozano fue imputado por homicidio en persona protegida y deberá defenderse desde prisión luego de ser señalado por una ejecución extrajudicial. La víctima es Omar Guasaquillo, un joven indígena de la comunidad Kiwe Nasa en Jamundí (Valle).
Neider Yesid Lozano, vinculado a una investigación por falsos positivos.
Neider Yesid Lozano, vinculado a una investigación por falsos positivos.
Fiscalía
Neider Yesid Lozano, vinculado a una investigación por falsos positivos.
Neider Yesid Lozano, vinculado a una investigación por falsos positivos.
Foto: Fiscalía

El joven indígena de la comunidad Kiwe Nasa, Omar Guasaquillo, no era miembro de ningún grupo armado ilegal, ni tampoco puso en peligro a miembros del batallón Pichincha en Jamundí (Valle). Esa es la hipótesis de la Fiscalía, la cual acaba de imputar por homicidio en persona protegida al soldado en retiro Neider Yesid Lozano, quien además deberá defenderse en prisión tras quedar reseñado en un reciente caso de falsos positivos.

Lea también: Yo me escondo y los militares asesinos de mi hijo están libres: Alfamir Castillo

Los hechos ocurrieron el 5 de septiembre de 2019, en zona rural de Jamundí (Valle). Lozano hacía parte de un grupo de militares que habría ingresado a la finca La Esperanza, en el corregimiento de Villa Colombia, y disparó en varias oportunidades contra el indígena Omar Guasaquillo. Además, la investigación da cuenta que Diego Alexis Vega, integrante de una organización campesina, fue herido gravemente pero sobrevivió.

La arremetida armada fue producto de una información que daba cuenta de la supuesta presencia, en la finca La Esperanza, de ocho integrantes de la estructura Jaime Martínez, de las disidencias de las Farc. En medio de posibles irregularidades en la verificación y en los soportes de los datos recopilados, los miembros del Batallón Pichincha realizaron la operación en la que resultó muerto, sin justificación, el indígena Guasaquillo.

Lea también: Mario Montoya: de excomandante del Ejército a señalado de falsos positivos

“Aquí no se presentó ningún combate como lo pretenden hacer ver. Ni Omar Guasaquillo ni Diego Alexis Vega se encontraban armados, ni con armas cortas, ni mucho menos tenían un arma denominada changón”, señaló la Fiscalía. Además, el ente investigador tiene la teoría de que la escena del crimen al parecer fue alterada y que al menos seis militares reportaron que Guasaquillo murió con un arma en su poder.

La Fiscalía tendría cómo probar que en inmediaciones de la finca La Esperanza fueron disparados más de 120 municiones de fusil y de ametralladora M-60. “Eran personas honorables, reconocidas en el sector, trabajadoras y cumplidoras con su deber. Además, ajenas a grupos al margen de la ley”, agregó la Fiscalía. Finalmente, el soldado en retiro en Lozano se declaró inocente.

Lea: El limbo de los casos de “falsos positivos” en zonas no priorizadas por la JEP

Otros cinco militares están investigados, además, por el delito de tentativa de homicidio y falsedad ideológica en documento público. Todos fueron imputados el 18 de octubre de 2021, pero ninguno de ellos aceptó cargos. Se trata del teniente César Andrés Torres y los soldados profesionales Daniel Andrés Madrid, Lucio Cortés, Jhon Jairo Luna y Alexander Marín Gutiérrez.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. cookies. cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar