Publicidad
25 Jul 2022 - 9:04 p. m.

Carlos Enrique Robledo, exdirectivo de la DNE, es condenado por corrupción

El exsubdirector jurídico de la extinta Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) fue condenado por haber permitido que empresas y particulares que no cumplían los requisitos de ley asumieran la administración de inmuebles, embarcaciones, lotes, establecimientos de comercio, y otras propiedades que fueron incautadas a la mafia.
El exfuncionario fue condenado por hechos ocurridos entre febrero de 2008 y noviembre de 2010.
El exfuncionario fue condenado por hechos ocurridos entre febrero de 2008 y noviembre de 2010.
Foto: CEET - CLAUDIA RUBIO

El exsubdirector jurídico de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE), Carlos Enrique Robledo Solano, fue condenado en otro escándalo de corrupción que rodea a esta extinta entidad. Robledo Solano fue condenado por los delitos de peculado por apropiación, falsedad ideológica en documento público y prevaricato por omisión, esto ya que permitió que particulares que no cumplían los requisitos para administrar inmuebles y otras propiedades, les fueran entregadas a estos para su administración.

Lea aquí: A juicio por presunta corrupción María Mercedes Perry, exliquidadora del DNE

Como estableció un fiscal de la dirección especializada contra la corrupción, este exfuncionario hacía parte del comité encargado de seleccionar a los administradores de los bienes que tenía a cargo esta entidad. Entre febrero de 2008 y noviembre de 2010, Robledo Solano afectó el proceso de selección para que varias de las propiedades a cargo del DNE fueran entregadas a dos adjudicatarios, quienes no cumplían los requisitos que pide la ley.

Esta investigación de la Fiscalía permitió establecer que los beneficiados por este exfuncionario eran personas cercanas a varios narcotraficantes, quienes perdieron el dominio y control de estos bienes por haberlos adquirido con dineros que provenían de la ilegalidad. De esta forma, y gracias a la gestión de este exdirectivo de la DNE, estos narcotraficantes lograron retomar la administración de varios de estos bienes.

Según la Fiscalía, en un primer escenario, Robledo Solano permitió que un particular fuera nombrado como depositario provisional de una entidad de comercio y siete embarcaciones que prestaban servicios de transporte marítimo de carga y pasajeros a través del Pacífico colombiano. Este particular no tenía ningún tipo de estudio profesional para demostrar que era idóneo para el manejo de esta empresa, ni tampoco poseía experticia para manejar naves fluviales.

Este nombramiento causó un naufragio de una embarcación y la pérdida total de otra. Además, la Dirección Marítima de Buenaventura los sancionó en cuatro ocasiones. Esto por diferentes infracciones que habrían sido cometidas en el uso de estas embarcaciones. Asimismo, el ente investigador logró demostrar que no hubo ninguna entrega de recursos a esta dirección por la explotación económica de estos bienes.

Lea también: Condenan a 23 años de prisión al exmagistrado Luis Sáchica por desfalco a DNE

En un segundo evento, este subdirector jurídico avaló el acta de selección de un adjudicatario al que no le verificaron sus antecedentes penales ni los documentos de viabilidad. De esta forma, una empresa asumió por cinco años el control de 15 estaciones de servicio, cuatro lotes, un inmueble urbano y un predio rural sin cumplir con los requisitos. El valor de estas propiedades superaba los $6.000 millones. El próximo mes se conocerá la severidad de esta condena contra Carlos Enrique Robledo.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar