Publicidad
24 Nov 2020 - 12:00 p. m.

Caso “Santrich”: Vincent Schifano pidió “libertad por compasión”

Vincent Schifano paga una condena de nueve años en prisión por haberse involucrado en una operación de lavado de activos con Marlon Marín, sobrino de Iván Márquez. Solicitó detención domiciliaria, pues su cuadro clínico (cáncer, obesidad, presión alta) muestra que corre un gran riesgo con el COVID-19. Así contestaron la Fiscalía de EE.UU. y la jueza que lo sentenció.
Vincent Schifano.
Vincent Schifano.
Foto: Archivo particular

Confesarle a un agente encubierto de la DEA llamado Ken Saunders -quien lo filmó y grabó- que él lavaba dinero para carteles de droga y otras organizaciones ilegales, y que él tenía todo el conocimiento y la disposición para lavar US$15 millones que iban a transarse supuestamente entre un cartel mexicano y exmiembros de las Farc, le costó a Vincent Schifano su libertad. El 28 de marzo de 2019, tal como lo reveló El Espectador, Schifano aceptó cargos y fue condenado a nueve años en prisión por el delito de lavado de activos. Y mientras espera que la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito revise su caso, hizo una última jugada: pedir a las autoridades responsables de su detención algo llamado “libertad por compasión”.

Documentos que conoció este diario señalan que, desde el 3 de junio de este año, Schifano se ha dirigido a las autoridades de la prisión federal de seguridad media conocida como Estill (Carolina del Sur), donde está recluido, y a la jueza que lo condenó en primera instancia, Valerie Caproni, con la intención de conseguir el beneficio de casa por cárcel. Su solicitud se basó en la pandemia por el COVID-19, enfermedad de la cual ya se han contagiado más de 59 millones de personas en el mundo y que ha cobrado más de 1,4 millones de vidas. Estados Unidos es, además, el país que lidera las cifras: unos 12 millones de contagiados, aproximadamente 263.000 fallecidos.

Recibe alertas desde Google News