Publicidad
14 Aug 2020 - 12:16 a. m.

Caso Uribe: desde EE.UU, el “Tuso” Sierra reitera su versión en favor del expresidente

Durante una extensa entrevista, el exnarcotraficante Juan Carlos Sierra reafirmó que, en una reunión en 2009, Iván Cepeda y Piedad Córdoba le preguntaron si tenía información sobre Álvaro Uribe y a la par le ofrecieron asilo en Europa. “(La reunión) no llegó al punto de decir: ‘queremos que digas esto y entonces te damos algo”, dijo el abogado del “Tuso” en el mismo espacio.
Juan Carlos el "Tuso" Sierra fue extraditado a EE.UU. por cargos de narcotráfico.
Juan Carlos el "Tuso" Sierra fue extraditado a EE.UU. por cargos de narcotráfico.

Juan Carlos el Tuso Sierra, el narcotraficante que fue extraditado junto a varios líderes del paramilitarismo en 2008, volvió aparecer para hablar sobre el caso judicial más importante de los últimos años. En entrevista en Semana en Vivo, Sierra se refirió a la investigación que adelanta la Corte Suprema contra Álvaro Uribe, el mismo que como presidente avaló su traslado a Estados Unidos para que respondiera por cargos de narcotráfico. Este antiguo traficante de cocaína y armas al servicio de Salvatore Mancuso y los hermanos Castaño se reafirmó en lo que ha dicho sobre la investigación que se adelanta contra el expresidente por el intento de manipular testigos.

Le podría interesar: Caso Uribe: el capítulo Eduardo Montealegre, Iván Velásquez y el “Tuso” Sierra

En la reciente determinación de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema, este alto tribunal lo menciona como una de las personas que Uribe contactó de “manera directa y personal” para que declararan en su favor. Sierra reiteró la versión de la defensa de Uribe, y es que el contacto no fue personal: “Como siempre lo he dicho: no conozco al expresidente, no me he tomado ni un café con él, no hemos cruzado palabra”. Asimismo, volvió a mencionar una visita que tuvo en 2009 en su centro de reclusión en Estados Unidos por parte de los entonces congresistas Piedad Córdoba, Iván Cepeda y Rodrigo Lara. Según Sierra, los dos primeros le ofrecieron asilo en Europa para declarar en contra de Uribe.

En la entrevista terció su abogado, Manuel Retureta, quien acompañó a su cliente en esa reunión de 2009. “Se habló de Uribe, de la familia Uribe, sin duda. Yo lo oí. Lo preguntó la senadora, lo preguntó Cepeda (...) Pero no llegó al punto de decir: ‘queremos que digas esto y entonces te damos algo'. Porque yo como abogado de él y como el único abogado americano en esa reunión, si hubiera escuchado algo así, me hubiera sentado con los fiscales para decir: esto es lo que está pasando. (...) Nunca se manifestó en la manera que estuvieran tratando de forzar a mi cliente o guiar a mi cliente a una respuesta, porque si hubiera sido eso yo como abogado, no hubiera hecho mi trabajo bien si no los hubiera parado en ese momento. Pero que ellos estaban ahí, que ellos hicieron esas preguntas, y que ellos anunciaron lo que podía ser el beneficio que le podría caer, sin duda eso ocurrió”, señaló el abogado estadounidense.

“Cuando escuché eso yo no lo podía creer porque primero que todo Iván y yo no fuimos solos ni Rodrigo era una comisión grande (...) me quedo muy sorprendida porque eso es absolutamente falso” dijo Piedad Córdoba a la Corte Suprema cuando esta la citó a hablar del tema. “De ninguna manera eso fue así, no fue esa ni la dinámica ni el tipo de reunión que hubo”, le dijo Iván Cepeda al alto tribunal y quien es reconocido como víctima en el proceso contra Uribe. “Ese señor miente. Alguna razón de fuerza mayor tendrá para hacerlo a estas alturas, tanto tiempo después y en las actuales circunstancias. Nuevamente miente. Y miente con protuberantes errores en las circunstancias que simula”, aseguró Lara a la Sala de Instrucción.

(En contexto: Las pruebas contra Uribe son “claras, inequívocas y concluyentes”: Corte Suprema)

Según la Corte Suprema, Cepeda Córdoba y Lara no se limitaron simplemente a negar la acusación sino a acreditar que este señalamiento era infundado. “Coincidieron en afirmar que con la extradición ‘intempestiva’ de los cabecillas paramilitares, se afectó seriamente la garantía del derecho a la verdad de las víctimas, de ahí que la preocupación constante de los congresistas Córdoba, Lara y Cepeda quien hacía parte del movimiento nacional de víctimas de crímenes de Estado, no siendo aún representante a la cámara, fue luchar contra la impunidad, que se cumpliera con los mecanismos de colaboración, abriendo los primeros canales para ello”, señala la providencia de la Corte Suprema que ordenó la detención domiciliaria de Uribe.

La exsenadora Piedad Córdoba para tal efecto presentó documentos ante la mesa directiva del Senado que autorizó tres viajes de la delegación oficial a los Estados Unidos: la primera del 27 de febrero al 7 de marzo, la segunda del 14 al 29 de mayo ( A la que fue Cepeda) y la tercera del 16 al 19 de junio de 2009. Se trató de una comisión accidental de seguimiento de los paramilitares extraditados a Estados Unidos. La comisión estuvo conformada por los senadores Aurelio Irragori, Jorge Enrique Vélez, Gustavo Petro, Piedad Córdoba, Jesús Piñacue y Rodrigo Lara, de los cuales solo viajaron Córdoba y Lara, e Iván Cepeda por invitación de Piedad Córdoba.

“De dichas visitas se rindió un informe final que se presentó al Senado de la República con fecha 31 de julio de 2009, radicado en la secretaría el 3 de octubre de 20091267 y de igual manera se dejó un documento confidencial y en depósito con las memorias de lo sucedido en dichas reuniones que suscribieron Piedad Córdoba, Rodrigo Lara, Iván Cepeda Castro, Eduardo Carreño Wilches y Danilo Rueda, el cual fue entregado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en misiva dirigida a Santiago Cantón, Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos Washington D.C”, señala la Corte.

A esa reunión entre los congresistas y Sierra, también asistió el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, quien ha dicho que tiene un documento listo para entregar a las autoridades. No obstante, Mancuso, quien ha solicitado cupo en la Jurisdicción Especial para la Paz, no ha hablado públicamente sobre esa reunión, señalando que lo hará ante las autoridades judiciales. En entrevista con este diario, en octubre de 2018, Mancuso aseguró que la JEP será el escenario para ratificar pronunciamientos pasados sobre el expresidente Uribe. “Allá, cuando yo sea aceptado, podré hacer las adiciones del caso, las ampliaciones necesarias de los hechos que han sido relatados por mí y los que también hagan falta al respecto”, precisó. En el pasado, Mancuso ha aseverado que se reunió con el expresidente.

Volviendo a la entrevista de hoy, Sierra señaló que a mediados de 2018 él envió una carta a la Corte Suprema y que el 25 de septiembre de 2019 fue contactado vía correo electrónico por el mismo tribunal para que se presentara dos días después a declarar vía Skype. Sierra dijo que “Ese día tenía otra audiencia con una Fiscalía que estaba programada desde julio de ese año. Le contesté a la Corte que cómo iba a asistir a dos audiencias que estaban programadas el mismo día y a la misma hora”. Además señaló que desde que está en Estados Unidos, la Corte lo contactó para que declarara en otros procesos como el del exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos. “La Corte no puede decir que no pudo contactarme con anterioridad, tenían mi correo y el de mis abogados”, señaló el exnarcotraficante que ahora reside en Estados Unidos.

Cuando se le pregruntó sobre si la Corte había reprogramado su declaración dijo que no lo hizo y que teme declarar porque “todos los que declararon les terminaron compulsando copias”. Sierra comentó que cuando fue visitado por la comisión de seguimiento de Congreso le preguntaron por los nexos de políticos con los paramilitares y en especial de los Uribe Vélez, me preguntaron por el caso Tazmania del cual no he declarado porque no conozco del tema. “Yo les dije que les podía colaborar con lo que yo sabía (...) Hoy, después del 2007 al 2020, o sea, en trece años, jamás tampoco fui llamado a ese caso”, comentó el exnarcotraficante. Este añadió que Lara le pregutó por el asesinato de su padre, Rodrigo Lara Bonilla, pero que “eso yo no tenía información, yo era un estudiante de bachillerato”.

Sierra también dijo que, en 2010, el magistrado auxiliar encargado de coordinar las investigaciones de la “parapolítica” visitó a Mancuso y a él en su prisión en Virginia, Estados Unidos. Yo trabajaba en la prisión y yo me lo encuentro porque a él quien lo llevó donde mí fue un fiscal que hoy está preso en Colombia que se llama Rodrigo Aldana, que para ese entonces era abogado de un compañero mío de prisión. Él fue el que lo llevó donde mí. ‘Hey, que el doctor Velásquez quiere hablar con usted, ¿lo atiende?’. Claro, sin ningún problema, le dije”. El Tuso Sierra ha dicho que Velázquez también le pidió declarar contra Uribe.

Velásquez le dijo a la Corte que las cartas que envió Sierra a ese alto tribunal y en las que cuenta esa supuesta petición del exmagistado auxiliar son “absolutamente falsas”. La Corte señaló en su providencia que el exmagistrado auxiliar comentó que le parecía “muy llamativo la afirmación de la ‘animosidad’ que ahí (en la carta de Sierra) se consigna”. Explicó que esa palabra la ha usado Uribe, desde que ambos eran compañeros de Derecho en la Universidad de Antioquia, para referirse a él. “Quiero destacar esa parte porque me parece muy sorprendente la coincidencia”, reiteró Velásquez.

En esas misivas, Sierra también señaló que el exmagistrado de la Corte Suprema Jose Luis Barceló, el exfiscal Eduardo Montealegre y el exvicefiscal Jorge Perdomo le pidieron, a través de un periodista, para que declarara contra Uribe. Dice la decisión de la Corte que hay evidencia para demostrar que Sierra no se contactó con Uribe y sus defensores de manera voluntaria, como sostienen ellos, sino que el contacto para poder hablar con el exparamilitar lo iniciaron Uribe y Cadena a través de intermediarios para que el narcotraficante “diera su declaración o hiciera un video”. Además, dice la Corte, aunque no es claro que esas dos cartas en las que Sierra incrimina a Montealegre, a Perdomo y a Velásquez sean ciertas o que él las haya escrito, se “aprecian sustancialmente falsas”.

Cuando le preguntaron que sí sabía algo de la Álvaro y Santiago Uribe Vélez señaló que de este último ha sabido de a oídas. “Yo no tuve conocimiento si él estuvo o no estuvo. Cuando hablan de que el Bloque Metro que no sé qué, yo vivía en Medellín y escasamente era amigo de Don Berna de 1994 al 1997. O sea, no sé cómo fue la creación del Bloque Metro, no tengo ni idea”. Sobre el expresidente dijo que cuando estuvo preso escuchó de un paramilitar, Francisco Villalba, que decía Uribe sí estuvo involucrado en la masacre del Aro.

“Pero no sé, no tengo ni idea. Esas eran las declaraciones que daba un exparamilitar, Francisco Villalba, que nunca lo conocí. Y yo estaba en el mismo patio con un miembro del Bloque Mineros que estuvo en esa operación, alias Yundo, Isaías Montero, y él mismo dijo: eso es mentira, lo que está diciendo Villalba no es cierto. Y, de hecho, hay una carta donde Tazmania desmiente a Villalba. Estoy hablando del 2007, hace 13 años, nada tiene que ver con ahora”, señaló Sierra durante la extensa entrevista.

Se insiste, omitiendo cualquier labor investigativa de parte de sus apoderados, de quienes en su indagatoria afirmó sabían desde una primera oportunidad sobre la existencia de este posible testigo, pero a los que extrañamente no destinó ninguna tarea, como enseña la práctica del ejercicio del derecho en los procesos judiciales, sino que todo lo contrario, acude a Diego Cadena Ramírez, quien como queda visto actúa bajo un velo clandestino y oculto -como el que utiliza el que se sabe hacedor de conductas contrarias a la ley-; sin que en su realización se observe ninguna clase de estrategia de verificación de la información que iba a ser declarada ante la Corte por parte del señor Sierra Ramírez.

Como se evidencia entonces, el seguimiento y requerimientos que el senador URIBE VÉLEZ realizó a través del abogado Cadena Ramírez a Juan Carlos Sierra Ramírez se 1257 Com unicación del viernes 27 de abril de 2018 hora 7:53:00 a. m interceptaciones al abonado celular 30127966660 perteneciente a Diego Cadena R am írez cuaderno reservado N°5 CD No. 73. 1258 Com unicación del ju eves 22 de m arzo de 2018 hora 8:59 am. Página 1390 de 1554 RADICACION N°52240 ÁLVARO URIBE VÉLEZ ÁLVARO HERNÁN PRADA ARTUNDUAGA L.L.G.H 1391 presentó de manera constante y reiterada, siguiendo cada paso y de manera atenta, conducta bastante extraña ante una persona que no se había ofrecido de manera espontánea declarar.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.