18 May 2018 - 11:14 p. m.

Ciénaga Grande de Santa Marta estaría en peligro ante la desatención de las autoridades

La Contraloría, tras una auditoria de cumplimiento, precisó que el Ministerio de Ambiente y la Corporación Autónoma del Magdalena han desatendido los compromisos adquiridos a nivel internacional para conservar y proteger este ecosistema estratégico.

Redacción Judicial

La Contraloría General prendió las alarmas por la situación que actualmente enfrenta la Ciénaga Grande de Santa Marta, en el departamento de Magdalena. En concreto, tras una auditoria de cumplimiento, el organismo de control encontró que el Ministerio de Ambiente y la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag) han desatendido los compromisos de conservación y uso racional de este humedal adquiridos por Colombia a nivel internacional. (En contexto: Las nuevas amenazas sobre la Ciénaga Grande)

A pesar de que este complejo lagunar fue declarado como sitio Ramsar (humedales de importancia internacional) en 1998, y por la Unesco como reserva de la biosfera dos años más tarde –por lo que se debe, en teoría, cumplir con la conservación y el apoyo sostenible–, no se ha desarrollado acciones e inversiones de las autoridades competentes. La auditoría, que corresponde al período 2006 y 2017, encontró que tampoco se ha cumplido las instrucciones legales para formular e implementar un plan de manejo de esta Ciénaga.

De igual forma, para la Contraloría no es claro cómo se realiza la inversión en este ecosistema estratégico, pues no existe un plan de manejo ni una jerarquización de los principales problemas. “Asimismo, no se aprecia cómo las inversiones realizadas aporten a los objetivos de conservación adquiridos por Colombia como firmante del convenio Ramsar para este ecosistema en particular”, precisó el organismo de control que dejó claro, además, que no se cuenta con las acciones claras y concretas para garantizar su conservación y uso sostenible. (Le sugerimos: Suspenden temporalmente el relleno de humedales en la Ciénaga Grande de Santa Marta)

La Ciénaga se ha visto afectada, principalmente, por un deterioro ambiental y rompimiento del equilibrio ecológico. Según la entidad, en la zona noroccidental, por ejemplo, el detrimento está asociado, entre otras cosas, a los intercambios de agua hacia y en el interior del sistema. “Como consecuencia de este proceso, se ha venido presentando defoliación de manglar, reducción del potencial pesquero y la emigración de la población ligada a las actividades pesqueras”, agregó la Contraloría que, con base en el análisis de imágenes, estableció que entre 2013 y 2015 se perdieron 737 hectáreas de manglar.

Unas 630 hectáreas perdidas, manifestó el organismo de control fiscal, corresponden a la cobertura de bosque de manglar denso y pasaron a bosque de manglar poco denso. El estudio también evidenció una disminución de la densidad de plántulas (mangle negro, amarillo y rojo) en el periodo 2002-2016, según el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar). La Contraloría, además de encontrar posibles hallazgos disciplinarios, aseguró que no existe evidencias de decisiones adoptadas por Corpamag después de seis meses de la indagación preliminar en su contra, tampoco ha cumplido con los términos en el proceso administrativo. (Le podría interesar: Colombia tiene un décimo sitio Ramsar: la Ciénaga de Zapatosa)

“Hemos tomado las medidas para proteger la Ciénaga”: Minambiente

El Ministerio de Ambiente, a través de un comunicado, manifestó que se ha venido desarrollando un seguimiento y actualización del plan de manejo de la Ciénaga, que se ha implementado un plan de articulación con la participación de varios actores y que se diseñó y ejecutó un proyecto piloto sobre el monitoreo de calidad de agua. También, añadió la comunicación, se están adelantando mesas de trabajo con la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA) y Corpamag para incorporar la información del departamento del Atlántico en el proceso de ajuste del plan de manejo.

Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente, explicó que las inversiones que el Gobierno ha entregado para la recuperación del ecosistema superan los $33.000 millones y que este año cuenta con herramientas “para avanzar en la consolidación de procesos de gobernanza y el empoderamiento de los diferentes actores de la región, resaltando entre ellos a las comunidades asentadas allí históricamente”. Y recientemente, agregó el ministro, anunció la suspensión de las actividades de relleno de humedales desarrolladas por la Sociedad Trupillos S.A.S.

Comparte: