18 Mar 2020 - 7:25 p. m.

Cinco extraditables piden al presidente Duque libertad condicionada por coronavirus

En una carta le piden al primer mandatario que opte por garantizar el derecho a la vida en los lugares de reclusión, en especial a los mayores de 70 años.

Redacción Colombia 2020

Esta petición se suma a la hecha por la defensa del político Alberto Santofimio Botero, quien está condenado a 24 años de prisión porque, según la justicia, motivó el plan para matar al candidato presidencial, Luis Carlos Galán Sarmiento./EFE.
Esta petición se suma a la hecha por la defensa del político Alberto Santofimio Botero, quien está condenado a 24 años de prisión porque, según la justicia, motivó el plan para matar al candidato presidencial, Luis Carlos Galán Sarmiento./EFE.

La alarma por la emergencia del coronavirus COVID-19 en Colombia también se ha extendido a las cárceles del país, especialmente, a La Picota de Bogotá. Allí donde también están los ciudadanos colombianos y extranjeros capturados y pedidos en extradición, principalmente por Estados Unidos, por el delito de narcotráfico. Los reclusos que firman la carta argumentan su derecho fundamental a la vida a raíz de la pandemia que afecta a 162 países en el mundo. “Le solicitamos ordenar nuestra libertad mediante resolución de su despacho a través del Ministerio de Justicia, sin necesidad de invocar normas legales vigentes”, refieren.

Quienes firman la misiva están recluidos en el pabellón de alta seguridad de la cárcel La Picota, en dos patios donde hay 144 extraditables. En dicha carta, le exponen al presidente Iván Duque que están hacinados en celdas de dos personas durmiendo seis. Los cinco firmantes son Fabio Simon Younes Arboleda, quien tiene orden de ser extraditado a los Estados Unidos desde el pasado diciembre por los delitos de narcotráfico. Younes Arboleda fue uno de los detenidos en abril de 2018 cuando las autoridades también capturaron al exjefe guerrillero, Jesús Santrich, acusado de los mismos delitos.

Younes Arboleda, quien tiene 70 años, argumenta que por su edad el Gobierno debe darle prioridad a su caso, “ya que somos más vulnerables a este virus porque ataca directamente a los envejecidos pulmones”, dijo. De los otros cinco firmantes, solo se conoce el perfil de Luis Olmedo Reyes Moreno, a quien la Corte Suprema de Justicia ordenó extraditar a Estados Unidos el 30 de octubre de 2019. De los dos últimos, Luis Olmedo Reyes Moreno y Juan de Jesús Ríos, no se conoce información.

También lea: Incendio en La Picota tras protesta de presos por mal manejo de la crisis sanitaria

“Esa libertad puede ser provisional, porque el proceso quedaría pendiente en el Estado solicitante, por lo cual no habría impunidad y porque es ante ese Estado que debemos comparecer para atender el proceso por presuntos delitos o a pagar condena y la inmensa mayoría no debemos ningún delito en Colombia”, escribieron los extraditables. No obstante, el debate que plantean los reos tiene muchas líneas rojas, como lo señaló el abogado constitucionalista, Juan Manuel Charry, quien advirtió que, si bien el Gobierno tiene el deber de preservar la vida de estas personas, también tiene que cumplir con tratados internacionales que le exigen mantenerlos detenidos hasta que sean enviados al país requirente.

“La libertad condicional sería una reforma legal al código de procedimiento penitenciario, al régimen penal. Desde el punto de vista teórico, en el tema de las emergencias, el Presidente podría modificar cualquier ley, la pregunta es si en este caso se pretende contener la crisis. La segunda es si es la única posibilidad de preservarles la vida. Por ejemplo, se podría recluirlos en un lugar donde tengan las medidas de protección contra el virus y se les preserve la vida. No se trata de darles la libertad por protegerles la vida, se trata de conciliar la situación. Y, por último, es que hasta la fecha el virus aún no ha llegado a ninguna cárcel del país”, dijo Charry.

Sin embargo, los firmantes y sus abogados argumentan que “frente a la extradición, el Gobierno colombiano deberá adoptar las medidas de no extraditar y dejar en libertad a los solicitados, por la sencilla razón que los Estados requirentes no vendrán a llevarse a las personas solicitadas hasta tanto salga la cura contra el COVID-19, principalmente, Estados Unidos y España”.

Esta petición se suma a la hecha por la defensa del político Alberto Santofimio Botero, quien está condenado a 24 años de prisión porque, según la justicia, motivó el plan para matar al candidato presidencial, Luis Carlos Galán Sarmiento, quien fue asesinado el 18 de agosto de 1989. Según el abogado, Santofimio es un interno con 78 años y está mucho más propenso de adquirir el virus: “Esto debido a que en la cárcel hay riesgo de contaminación y en la cárcel La Picota solamente hay un médico para atender a 5.000 internos", acotó.

*Nota de la editora: Luego de publicada esta noticia, nuestra fuente informativa comunicó a este diario que el señor Segundo Albeiro Villota Segura no autorizó la inclusión de su nombre en dicha carta remitida al Presidente de la República.

Recibe alertas desde Google News