Publicidad
10 Nov 2022 - 11:10 p. m.

Colombia no pagará un peso a italiano protagonista del escándalo de Interbolsa

El italiano Alessandro Corridori, sancionado por la Superintendencia Financiera, pedía al Estado una indemnización de hasta $600 millones luego de haber sido investigado por el descalabro de Interbolsa y obligado a alejarse de todo cargo público relacionado con el mercado de valores.
Colombia no pagará un peso a italiano protagonista del escándalo de Interbolsa

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en primera instancia, le negó las pretensiones al inversionista italiano Alessandro Corridori, quien pretendía recibir de las arcas del Estado hasta $600 millones. Aseguró que podría ser indemnizado por la sanción que le impuso la Superintendencia Financiera en 2014, en la cual quedó retratado como el principal protagonista del escándalo del descalabro de Interbolsa.

Antecedentes: Intimidades de los cargos por Interbolsa

Con una demanda, Corridori buscaba recuperar $100 millones que se ha gastado en abogados y $500 millones por supuestos daños morales. Además, con la acción judicial pretendía tumbar la multa de $179 millones que le impuso la Superintendencia en enero de 2014, así como la confirmación de la sanción por parte del superintendente Financiero, Gerardo Hernández. En la sanción, además, a Corridori se le prohibió ocupar funciones públicas relacionadas con el mercado de valores por cinco años.

Sin embargo, para el Tribunal, la Superintendencia no vulneró los derechos al debido proceso y a la defensa de Corridori, pues las pruebas del expediente dan cuenta que el órgano de control no omitió ninguna etapa dentro del proceso sancionatorio. Además, que la sanción de cinco años estuvo acorde con la ley, para “evitar un futuro daño” y “reprender el actuar ilegal que, de acuerdo con esa investigación, cometió el infractor”.

Antecedentes: Caso InterBolsa: Alessandro Corridori demandó a la Nación

El caso Interbolsa

En 2009, el inversionista Corridori vio en la empresa de textiles Fabricato una mina de oro, pues creía que se vería beneficiada con el entonces inminente TLC con Estados Unidos. Corridori, de acuerdo con la investigación periodística “Descalabro Bursatil” de 2012, encontró en la comisionista de bolsa Interbolsa una organización con la cual pudo conseguir préstamos para adquirir acciones de Fabricato. Gracias a los préstamos, los cuales duraron año y medio, Corridori adquirió el 20% de las acciones de la empresa textil, convirtiéndose en su mayor accionista.

Interbolsa, entonces, replicó la operación con otros clientes interesados en las acciones de la empresa. Al final, la justicia ha podido demostrar que la acción de Fabricato se infló artificialmente hasta en un 214%. En términos generales, la firma movió esas acciones en el mercado a través de operaciones Repo (adquisición de un crédito a corto plazo con acciones como respaldo). Los repos le iban a permitir hacer girar las acciones de Fabricato por diversas manos (entre más personas tengan en su poder una acción y más se negocie esta, el valor tiende a subir) lo que garantizaría su valorización.

Lea también: El dictamen confidencial de la Superfinanciera sobre Fabricato

Pero en el camino al parecer se cometieron excesos. La Junta Directiva del conglomerado autorizó la estrategia con un tope de $100.000 millones que tendrían que captarse en el mercado de valores. El plan se puso en marcha a comienzos de 2011 y fue tan exitoso que, a la vuelta de un año, la acción de Fabricato se convirtió en la más transada del mercado, con una valorización de 214,1%. Sin embargo, los problemas iniciaron cuando la acción de Fabricato subió tanto que el mercado dudó de la rentabilidad del negocio, pues el sector textilero no iba bien.

La comisionista Interbolsa, dado su incumplimiento y más irregularidades, terminó intervenida y liquidada judicialmente por la Superintendencia Financiera en noviembre de 2012. Según indicaba la acusación contra Gloria Cárdenas, directora de Banca Privada de Ineterbolsa, al parecer participó activamente a favor de Corridori, entregando recursos económicos con cupos de endeudamiento que superaban las capacidades de la empresa. Obtuvo “beneficios económicos, perjudicando a particulares y al propio sistema financiero”, acusó la Fiscalía. En 2020, el proceso penal contra Corridori prescribió.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.