Publicidad
31 May 2020 - 2:00 a. m.

Con lavamanos y cabinas, empresa de seguridad resiste

Esta es la historia de Hanna Acevedo y William Córdoba, una pareja que tras años de esfuerzo logró consolidar una empresa de sistemas de seguridad. Con la llegada de la pandemia, la venta de cámaras e instalaciones se detuvo, pero ellos decidieron dar la vuelta y empezar a diseñar y producir cabinas desinfectantes y lavamanos autónomos.
Hanna Acevedo (foto) y William Córdoba cambiaron el rumbo de su empresa para que no quebrara en la pandemia. / José Vargas
Hanna Acevedo (foto) y William Córdoba cambiaron el rumbo de su empresa para que no quebrara en la pandemia. / José Vargas
Foto: José Vargas

El pasado 6 de marzo, el Gobierno confirmó la llegada del nuevo coronavirus a Colombia. Se trataba de una joven antioqueña que estuvo en Italia y contrajo el virus. Pasaron dos semanas y la vida en aislamiento se volvió obligatoria para todo el país por orden del Gobierno. Sus habitantes contuvieron el aliento. Esa noche, Hanna Acevedo y William Córdoba pensaron “de todo”. Ambos dirigen la empresa Corseguridad Digital, dedicada a la instalación de sistemas de seguridad que, al igual que otros negocios durante la pandemia, empezaba a entrar en crisis. (Israel anunció que encontró un "modo de neutralizar el coronavirus")

Hanna Acevedo, representante legal de la empresa, le dijo a este diario: “Cuando llegó la pandemia nos vimos afectados económicamente debido a que el nivel de contratación de instalaciones se redujo notablemente y las ventas bajaron”. Tras seis años de funcionamiento en el negocio de sistemas cerrados de vigilancia, la pandemia amenazaba con poner contra las cuerdas a la empresa. Fue en ese momento cuando Córdoba, un boyacense con fama de no quedarse varado, empezó a tener la idea de diseñar y producir cabinas desinfectantes.

A principios de abril, Colombia alcanzó los 900 casos confirmados de coronavirus y los contagios iban en aumento. “Teniendo en cuenta el objetivo de nuestro servicio, que es la seguridad y la tecnología, implementamos cabinas de desinfección con el objetivo de tener un impacto positivo en la comunidad para prevenir efectivamente contraer el virus”, señaló Acevedo. Con su diseño personalizado, en poco tiempo las cabinas desinfectantes de Corseguridad Digital fueron contratadas por compañías y supermercados como, por ejemplo, Surtimax. Con esto, el negocio volvió a marchar y esta vez con gran impacto hasta llegar al punto de exportación.

A la fecha, Corseguridad Digital ha vendido más de cien cabinas desinfectantes a escala nacional; no obstante, la pandemia a puesto en jaque a varios países vecinos como Brasil. El gigante suramericano ya reporta más de 414.000 casos confirmados y más de 25.000 muertes. La situación más critica se vive no muy lejos de la frontera con Colombia, en Manaos (Brasil), donde —según cifras del Ministerio de Salud de ese país— se presenta una muerte por coronavirus cada tres horas. Así las cosas, Acevedo confirma que “enviamos cabinas a Tabatinga y el cliente quedó muy satisfecho. Es importante para nosotros llegar a los lugares donde realmente la están pasando muy mal y necesiten del servicio”. (En Wuhan (China) ya no quedan pacientes hospitalizados por coronavirus)

El Ministerio de Salud les puso la lupa a las denuncias que afirmaban efectos nocivos para la salud relacionados con el uso de cabinas desinfectantes. No se prohibió el uso, sino que se recomendó utilizar desinfectantes que no pusieran en riesgo la salud de los usuarios, aspecto que la empresa siempre tuvo en cuenta al contratar un desinfectante 100 % natural. Con este anuncio, los lavamanos autónomos fueron el siguiente paso para la empresa. A tres meses de que el virus llegara al país, Corseguridad Digital se dio a la tarea de ensamblar este accesorio que, de acuerdo con Acevedo, “es lo que más se está vendiendo”.

Con la apertura de otros sectores de la economía, “inicialmente las ventas se focalizaron en obras civiles en la parte rural y otras grandes empresas, además de conjuntos residenciales”. El coronavirus llegó con grandes cambios y la creación de nuevas dinámicas que permean todos los aspectos de la vida social. No obstante, ha servido para que empresas pequeñas como Corseguridad Digital se reconfiguren, teniendo trabajo para rato con accesorios de bioseguridad. “Vamos a seguir trabajando en nuestro foco de servicios y, en cuanto se termine la emergencia, esperamos que siga siendo un reglamento tener un sistema de bioseguridad, implementando los accesorios que estaremos dispuestos a cubrir”, señaló Acevedo.

Un vicepresidente científico: el secreto de Taiwan contra el...

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.