Publicidad
23 Apr 2022 - 3:45 p. m.

Condenan a 33 años de prisión a Diego Cadavid por el asesinato de su hija

El hombre fue responsable de la muerte de Sofía Cadavid, una niña de 18 meses que había sido reportada como desaparecida en diciembre de 2020.
El padre fue capturado por cuerpos del CTI de la Fiscalía.
El padre fue capturado por cuerpos del CTI de la Fiscalía.
Foto: Fiscalía

Diego Cadavid, padre de Sofía Cadavid, fue condenado a 33 años de prisión por el homicidio de su hija. Hace dos años, en diciembre del 2020, este hombre secuestró a su hija y luego la asesinó en Rionegro, Antioquia. De acuerdo con la familia, aunque Cadavid dio la ubicación para encontrar el cuerpo de Sofía, el proceso fue extenso debido a supuestas dilaciones de la defensa.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

El pasado 21 de febrero se supo el sentido condenatorio del fallo, pero solo hasta este viernes se conoció la magnitud de la condena. El juez tasó la pena en 33 años, pero para los familiares de la pequeña Sofía Cadavid es un monto muy bajo, por lo que apelarán la decisión en búsqueda de una mayor condena para el padre de la niña.

El caso de Sofía Cadavid consternó al país en plena pandemia. El 17 de diciembre, la menor fue reportada como desaparecida luego de que su padre se la llevara de la casa de su familia. Desde entonces no se supo nada de los dos, hasta que se encontró a Cadavid deambulando por las calles de Rionegro con la camisa manchada de sangre.

Aunque en un primer momento aparentó estar bajo los efectos de la droga y dijo que no sabía lo que había pasado con su hija, Diego Cadavid fue el encargado de llevar a las autoridades hasta el lugar donde estaba el cadáver de la pequeña Sofía. En un interrogatorio, el hombre reconoció que había asesinado a su hija.

En su momento, el fiscal Francisco Barbosa hizo estos comentarios sobre el crimen: “”El presunto homicida reconoció en interrogatorio que había asesinado a su propia hija (…) le vamos a imputar el feminicidio agravado ante juez de garantías”. No obstante, este cargo no se pudo probar y fue una de las razones por las que el monto de la pena no fue más alto. Para el juez, solo se pudo probar el homicidio agravado.

Durante las investigaciones por el crimen se pudo comprobar a través de Medicina Legal que la menor de edad fue drogada, golpeada y asfixiada por su padre. Antes de este crimen, Diego Cadavid ya había sido señalado por supuesta violencia de género en contra de la que era la madre de Sofía.

Síguenos en Google Noticias