Publicidad
15 Oct 2020 - 12:31 a. m.

Congresista de Estados Unidos le pidió a la OEA vigilar el caso Uribe

El representante republicano Francis Rooney le pidió al secretario de la OEA, Luis Almagro, “que siga vigilando de cerca el caso y revise las garantías básicas del debido proceso que se aplicaron a la investigación y arresto”.
La celebración en la Plaza de Bolívar, en Bogotá, fue un espacio en el que aprovecharon para pedir por la libertad del expresidente y exsenador Álvaro Uribe. Él se encuentra bajo medida de aseguramiento por los presuntos delitos de soborno y manipulación de testigos.
La celebración en la Plaza de Bolívar, en Bogotá, fue un espacio en el que aprovecharon para pedir por la libertad del expresidente y exsenador Álvaro Uribe. Él se encuentra bajo medida de aseguramiento por los presuntos delitos de soborno y manipulación de testigos.
Foto: Mauricio Alvarado

El caso Uribe llegó a la Organización de Estados Americanos (OEA) por cuenta de un congresista estadounidense: el republicano Francis Rooney, de la Florida. El legislador norteamericano le envió una carta al secretario general de la OEA, Luis Almagro advirtiéndole de sus preocupaciones por el proceso penal que enfrenta el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez. En la misiva, Rooney atacó las actuaciones de la Corte Suprema de Justicia en el caso y pidió observación internacional del expediente, que ahora está en la justicia ordinaria.

(Lea también: Donald Trump busca el voto de los colombianos en Florida)

Uribe recobró su libertad el pasado sábado 10 de octubre, por orden de la jueza Clara Ximena Salcedo, quien concluyó que, tras la renuncia del exmandatario al Senado y el posterior cambio de régimen penal del expediente, la orden de detención que libró la Corte perdió su validez. “Aunque me alegró ver a la jueza Clara Salcedo ordenar que el presidente Uribe saliera de arresto domiciliario, mientras está siendo investigado, insto a la OEA a que siga vigilando de cerca el caso y revise las garantías básicas del debido proceso que se aplicaron a la investigación y arresto”, le escribió Rooney a Almagro.

El congresista, del partido del presidente Donald Trump, escribió que Uribe ha sido “un defensor del Estado de derecho en su país y un amigo crucial para todos los Estados miembros de la OEA, dedicado a preservar la democracia frente a la insurgencia armada y las organizaciones criminales como las que se enfrentaron durante su mandato como presidente, de 2002 a 2010”. Por ende, que, el proceso en su contra, “es especialmente peligroso para mantener firme nuestro consenso regional sobre los principios democráticos en el corazón de la carta de la OEA y los valores que todos compartimos”.

(Le puede interesar: El voto colombiano en las elecciones de Estados Unidos 2020)

Rooney dice en la misiva que tuvo acceso al expediente y que le llamaron la atención tres elementos: En primer lugar, que la Corte Suprema ordenó interceptar el teléfono del expresidente, “en un caso separado que nada tenía que ver con Uribe”, y que los magistrados siguieron interceptándolo por un mes, pruebas que luego fueron trasladadas al expediente por el fue enviado a casa por cárcel. En segundo lugar, que el proceso está basado, supuestamente, en un único testigo: Juan Guillermo Monsalve, quien ha dicho haber sido presionado para cambiar su versión sobre Uribe en otro caso.

Y, por último, que la defensa de Uribe acudió al Grupo de Trabajo contra las Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas. Ante esa instancia, la organización no gubernamental Human Rights Institute for Justice and Peace intervino y dijo que “observó evidencia de una detención arbitraria que violaba sus derechos humanos (del expresidente)”. Además, agrega la carta, “el hecho de no garantizar el cumplimiento del debido proceso, especialmente en investigaciones altamente politizadas, puede deteriorar los marcos e instituciones de la democracia en nuestro hemisferio”.

(Lea: El caos judicial que dejó en evidencia el caso contra el expresidente Uribe)

Sobre el primer punto de Rooney, ya la Corte Suprema ha aclarado varias veces que las interceptaciones no fueron hechas de manera ilegal y que no violan el debido proceso del exmandatario. Sobre el segundo, el congresista asegura que hay un video de Monsalve en el que dice que ningún emisario de Uribe lo presionó, pero este no ha sido presentado en estrados judiciales. Y, sobre el último, vale aclarar que el Grupo de Trabajo, que es la instancia cuya opinión debe atender Colombia, todavía no se pronuncia sobre la detención de Uribe.

La carta no profundiza en cómo quiere el congresista republicano que intervenga la OEA en el proceso judicial. Sin embargo, insiste mucho en la necesidad de preservar la democracia, que es un mandato fundacional de la organización multilateral. Aquí puede leer la misiva completa:

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.