Publicidad
28 Jul 2020 - 2:16 p. m.

Conjunto residencial en el Tolima deberá reconocer discriminación a médico del Inpec

El pasado 3 de julio, la Procuraduría interpuso una tutela a favor de uno de los médicos de la cárcel de El Espinal (Tolima). Un juez le dio la razón y el conjunto residencial que le “sugirió” mudarse, también deberá reconocer el acto discriminatorio.
El conjunto residencial deberá dejar claro que Trujillo tiene libertad de ingresar a su vivienda cuando lo desee (imagen de referencia) / Archivo El Espectador.
El conjunto residencial deberá dejar claro que Trujillo tiene libertad de ingresar a su vivienda cuando lo desee (imagen de referencia) / Archivo El Espectador.
Foto: Agencia EFE

Un juez estudió la tutela interpuesta por la Procuraduría a favor del médico Andrés Felipe Trujillo, quien trabaja en la Cárcel de El Espinal (Tolima). En el recurso, el Ministerio Público alegó que al médico se le estaba violando el derecho a la igualdad y a su honra luego de que el conjunto residencial donde vive le pidiera mudarse por trabajar en el penal con más casos de COVID-19 confirmados en el país. El Juzgado Segundo Civil Municipal de El Espinal (Tolima) le dio la razón y ordenó que el conjunto residencial reconozca el trato diferencial que le dieron a Trujillo.

(En contexto: Procuraduría entuteló a conjunto residencial que le “sugirió” mudarse a médico del Inpec)

La administradora y el presidente del consejo de administración del conjunto residencial, Diana Barbosa y Hernando Espinosa respectivamente, le enviaron al médico una misiva el pasado 8 de julio indicando que “de manera comedida nos permitimos sugerirle reubicar su residencia de manera transitoria”. La carta causó tanta indignación que, al día siguiente, los administrativos optaron por pedir disculpas. Para el juez no fue suficiente: “la simple manifestación de disculpas sin el acompañamiento de un acto diciente de trato igualitario y de aceptación de haber incurrido en un acto discriminatorio conlleva a que (…) se expida un nuevo escrito en el que reconozcan abiertamente que dieron un trato diferente y discriminatorio a Andrés Felipe Trujillo Cardoso”.

En la tutela, que acompañó el abogado Óscar Sierra Fajardo, el médico aseguró que en su unidad residen otros de sus colegas, pero él fue el único a quien le pidieron mudarse. En este sentido, la tutela señaló que “por el simple hecho de laborar en la cárcel de mediana seguridad de El Espinal, (…) esta acción a todas luces es discriminatoria”. En esta cárcel, los casos de confirmados del virus tuvieron un aumento dramático y aún no se ha controlado. Este penal se convirtió desde mediados del mes de junio en el epicentro de la pandemia en cárceles tras confirmar más de 500 casos confirmados.

Según el fallo, “es un criterio sospechoso de discriminación que de varios médicos que residen en el Conjunto solamente uno de ellos reciba una sugerencia de traslado de su domicilio porque trabaja en un lugar con pacientes contagiados de COVID-19 (…) en el 9 de julio de 2020 de esa circunstancia no se retractan los firmantes”.

(Le puede interesar: COVID-19 en las cárceles: hay 1.639 casos, 2.185 recuperados y ocho muertos)

Los representantes del conjunto residencial indicaron en la carta que la petición había sido elevada debido a la preocupación de los residentes, pero la Procuraduría aportó una foto en la que se aprecia al médico usando los elementos de bioseguridad y protección personal que, en su criterio, eran suficientes, pues “le permiten ejercer su actividad medica al interior del centro penitenciario, con todas las garantías del caso, aplicando los protocolos al momento de su salida, previo a llegar a su lugar de residencia”.

En ese sentido, el juzgado tuvo en cuenta que los representantes del conjunto no hicieron alusión en la carta de disculpas el médico sí ha seguido los protocolos de bioseguridad, por lo que la misiva “no puede entenderse como una retractación del acto discriminatorio”. Por esta razón, el conjunto residencial deberá dejar claro en una nueva carta que Trujillo tiene libertad de ingresar a su vivienda cuando lo desee y reconocer los protocolos de seguridad que ha adoptado el médico.

La noticia fue recibida de buena manera por Trujillo, quien aseguró que “estamos contentos con el fallo porque vemos que se garantiza el derecho a la igualdad. No hablo solo por mi sino por diversos compañeros que en estos momentos están trabajando y luchando de frente contra el COVID-19. Hay que seguir trabajando de la mano y evitar incurrir en este tipo de conductas”.

(Le también: Fiscalía abre investigación por amenazas a médico José Julián Buelvas en Atlántico)

Para el abogado Óscar Sierra Fajardo, “ss un fallo trascendental en donde se ampara el derecho fundamental a la igualdad de un profesional la salud que fue víctima, con ocasión del COVID-19, de un trato denigrante y discriminatorio. Consideramos que es un gran antecedente, para que los médicos sean protegidos constitucionalmente en todo tiempo (…) y recordar que arriesgan sus vidas por cada uno de nosotros”.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.