Publicidad
16 Sep 2021 - 11:57 p. m.

Consejo de Estado ratifica prohibición de minería en el Salto del Tequendama

Un predio en el que se explotarían materiales de construcciones está ubicado en un área que cuenta con protección ambiental de la CAR desde 1999, lo que llevó a que el contrato minero fuera declarado ilegal.
El área en el que se realizaría minería queda en una zona protegida ambientalmente. 
EL ESPECTADOR/CRISTIAN GARAVITO
El área en el que se realizaría minería queda en una zona protegida ambientalmente. EL ESPECTADOR/CRISTIAN GARAVITO
Foto: CRISTIAN GARAVITO/EL ESPECTADOR - CRISTIAN GARAVITO

No podrá realizarse minería en el área protegida del Salto del Tequendama. Tras un largo proceso judicial, el Consejo de Estado ratificó que un contrato de explotación minera firmado por la Agencia Nacional de Minería (ANM) con particulares para extraer materiales de construcción en este lugar al suroeste de Bogotá es ilegal. Y, una vez más, dejó claro que no se pueden hacer contratos sobre predios que tengan protección ambiental.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

La demanda la interpuso la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) y buscaba tumbar el contrato de 2007 con el que la ANM le había autorizado a particulares explotar minerales por 30 años en un predio cercano al Salto del Tequendama. El argumento central era que el terreno en el que se iba a realizar la extracción se traslapaba en su integridad con lo que la CAR había denominado desde 1999 Distrito de Manejo Integrado de los Recursos Naturales Sector Salto del Tequendama — Cerro Manjui.

(Lea también: Comunidad Yukpa de nuevo gana en estrados judiciales contra proyecto minero)

En primera instancia, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca le dio la razón a la CAR. Los magistrados dijeron en un fallo de 2015 que, “el contrato adolece de nulidad porque no se pueden ejecutar actividades de minería en zonas declaradas como de protección y desarrollo de los recursos renovales y del ambiente”. Así las cosas, las pretensiones de hacer minería en la zona fueron negadas.

No obstante, la ANM y los contratistas apelaron en 2016 y el caso pasó a estudio del Consejo de Estado. Allí el proceso tardó casi cinco años y este año, finalmente, se conoció la decisión. Con ponencia del magistrado Martín Bermúdez, el alto tribunal reiteró: “al momento de celebrar el contrato, se contrarió la, pues el área de la concesión minera se traslapó en un ciento por ciento (100%) con el Distrito de Manejo Integrado de los Recursos Naturales Renovables del Sector Salto de Tequendama – Cerro Manjui”.

Y, si bien la ANM y los particulares consideraban que el traslape no se daba, el Consejo de Estado demostró que “fue acreditado con tres medios probatorios”. El primero, un plano aportado por la CAR elaborado en 2013 y que cuenta con áreas de referencia. Pero no solo se recurrió a pruebas de los demandantes. Las otras dos evidencias del traslape las presentó la propia Agencia de Minería.

Una es el reporte de superposiciones de título minero HJ9-08581, expedido el 14 de mayo de 2014 por el gerente de Catastro y Registro Minero de la ANM en la que se asegura que las áreas del predio y el área protegida se traslapan en un 100%. La tercera prueba es un plano del gerente de Catastro y Registro Minero de la ANM en el que se reitera que el predio de 10,00 hectáreas en el que se realizaría minería se superpone en un 100% con el DRMI Salto del Tequendama. Para el Consejo de Estado no podía estar más claro.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar