Publicidad
7 Jul 2022 - 11:00 a. m.

“Contador”, el narco fantasma que se alió con el cartel de Sinaloa y colaboró con la DEA

El joven capo narcotraficante del sur de Colombia, preso desde 2020 en Bogotá, es solicitado por los EE.UU. por enviar toneladas cocaína a ese país. El Espectador conoció detalles del proceso que tiene pendiente con la justicia colombiana. Testigos ante la Fiscalía dicen que Contador fue colaborador de la DEA, tuvo relaciones con miembros del Ejército y la Policía y revelaron detalles sobre una fosa común de su grupo criminal.
David Escobar Moreno

David Escobar Moreno

Periodista Judicial
José Albeiro Arrigui Jiménez, alias Contador.Fue capturado en febrero de 2022.
José Albeiro Arrigui Jiménez, alias Contador.Fue capturado en febrero de 2022.
Foto: Archivo Polic

Desde una celda en el patio de extraditables de la cárcel La Picota, en el sur de Bogotá, uno de los más temidos capos del narcotráfico en el departamento de Nariño espera que su proceso de extradición a los Estados Unidos se defina en la Corte Suprema de Justicia. Se trata de José Albeiro Arrigui Jiménez, alias Contador, capturado en febrero de 2020 y a quien se le atribuyó tener nexos con el cartel de Sinaloa y haber tenido bajo su mando cerca de 200 hombres armados en Tumaco. Además de que una corte de Texas lo requiere por delitos de tráfico de cocaína, el joven capo mafioso tiene una cuenta pendiente con la justicia colombiana.

El Espectador conoció detalles de la investigación que la Fiscalía adelantó en contra de Arrigui, a quien se consideró como el que asumió el control del narcotráfico en Nariño, tras la muerte de alias Guacho, en diciembre de 2018. Según el ente investigador, Contador, desde agosto de 2017 y hasta febrero de 2020, estuvo al frente de una organización criminal denominada la Gente del Orden y que, durante ese lapso, estuvo enfrentado a la disidencia del Frente Óliver Sinisterra, comandada por el propio Guacho, quien se presume murió en una operación militar.

Síguenos en Google Noticias