Publicidad
22 Feb 2022 - 9:53 p. m.

Corte cita a versión libre a congresista Laureano Acuña por delitos electorales

La directriz es del magistrado de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Farfán, quien día atrás recogió en su despacho el testimonio de la excongresista Aida Merlano en el que dio cuenta sobre posibles delitos electorales cometidos por varios políticos del país.
Laureano Acuña, senador del Partido Conservador.
Laureano Acuña, senador del Partido Conservador.
Foto: Cortesía

Con base en la evidencia recogida hasta ahora durante la investigación previa contra los congresistas Arturo Char y Laureano Acuña por presuntos delitos electorales, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema llamó a versión libre a este último y dispuso la declaración como testigo de Edisson Enrique Massa Samper, quien actualmente pretende llegar a la Cámara de Representantes. La citación del congresista conservador se realizará por orden del magistrado Francisco Farfán el próximo lunes 28 de febrero.

La versión que entregará Acuña de forma reservada tiene como fundamento las pruebas recolectadas por el magistrado Farfán, entre ellas, el testimonio de la excongresista Aida Merlano y las denuncias públicas que ha hecho el abogado Miguel Ángel del Río, a través de su cuenta de Twitter, en donde ha consignado audios que vinculan al congresista en actuaciones electorales irregulares.

Sobre los audios divulgados por el abogado Del Río y en los que se escucha a quién sería el senador Acuña hablando sobre la compra de votos para su campaña, el político, conocido también como el gato volador, dijo que la publicación y los señalamientos que hace el defensor son “graves y tendenciosas”, advirtiendo también que tomaría acciones legales en contra de Miguel Ángel del Río.

El político dijo en esa ocasión que en los audios nunca dijo que compraría votos, algo que según él es lo que afirma de manera temeraria el abogado. Para Acuña lo que se escucha en los audios es “una conversación coloquial propia de nuestra región donde dos amigos conversan de manera espontánea”. Supuestamente, dijo Acuña, la conversación era realmente sobre lo costoso que son los debates políticos en el Atlántico, “y que para alcanzar un escaño se necesitan mínimo 70.000 votos”.

En uno de los apartes del audio se escucha a Acuña decir: “yo por fuera voy a hablar con unos alcaldes directamente y ponemos unos voticos al Negro Martínez, al Negro pea pea o al que sea. Yo al final puedo decirle al alcalde: vota por mí, mi hermano y vota por una Cámara aquí pa’ que te ganes un billetico y con esa platica lo pones a votar y yo me desenredo”.

Lo más comprometedor dentro del audio divulgado por el abogado, es cuando se habla de la supuesta compra de los 70.000 votos. “A revisar que es lo que tenemos que movilizar aquí en el Atlántico pa’ poder cuadrar 70.000 votos, mínimo tenemos que comprar 70.000″, se escucha en a grabación y posteriormente los dos hombres empiezan a hablar sobre cómo sacar esa cifra en el Atlántico.

Tras hacerse públicas estas grabaciones, la Procuraduría abrió una investigación preliminar en contra de Acuña. El ente de control tiene la tarea de verificar si estos audios son prueba de alguna falta disciplinaria. “Se hace necesario adelantar indagación preliminar con el fin de verificar la ocurrencia de la conducta, determinar si esta es constitutiva de falta disciplinaria, individualizar e identificar al presunto implicado y establecer si ha actuado al amparo de una causal de exclusión de responsabilidad”, indicó el ministerio público.

Por otra parte, en las declaraciones que ha entregado la excongresista Aida Merlano a la Corte Suprema sobre la supuesta compra de votos en las que habrían participado el candidato presidencial Alejandro Char y el gato volador, el alto tribunal dijo que el entramado de corrupción en la Costa “logró elegir como senador para el periodo 2014-2018 a Roberto Gerlein, y a la Cámara además de la acusada, a Laureano Augusto Acuña”.

Para las elecciones de este año, Acuña aspira a reelegirse como senador e inscribió como su fórmula a la Cámara a Adriana Blanco, quien fue coordinadora de la campaña de Aida Merlano, en 2018. Blanco, quien es la hija del fallecido senador liberal Armando Blanco, también está bajo el radar de las autoridades porque también habría hecho parte del entramado de corrupción en el Atlántico.

Según testimonios recogidos por la Corte Suprema, Blanco se reunía con el empresario y padrino político de Merlano, Julio Gerlein y Edwin Martínez, otro coordinador de la campaña. La Silla Vacía señala que Blanco estuvo en el sonajero para ser fórmula de Merlano, pero se decidió que fuera Lilibeth Llinás, de Cambio Radical, y de la casa Char.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.