Publicidad
10 Feb 2022 - 12:37 a. m.

Corte no sale de su laberinto y llama a nuevos conjueces en debate del aborto

La Corte Constitucional no resolvió las recusaciones que tenían trabada la discusión por la despenalización del aborto. Estos recursos piden apartar del debate a la magistrada Cristina Pardo y al conjuez Juan Carlos Henao. En cambio, la Sala Plena llamó a dos nuevos conjueces.
La Corte Constitucional retomó el debate sobre la despenalización del aborto y, una vez más, quedó trabado por discusiones procedimentales.
La Corte Constitucional retomó el debate sobre la despenalización del aborto y, una vez más, quedó trabado por discusiones procedimentales.
Foto: EFE - Mauricio Dueñas Castañeda

Aunque podría sonar absurdo, sucedió. La Corte Constitucional, una vez más, llamó a conjueces para solucionar lo que no han podido resolver los nueve magistrados que integran la Sala Plena: el cúmulo de recusaciones que buscan apartar a integrantes del alto tribunal del debate sobre despenalización del aborto. Aunque se tenía pensado que este jueves resolverían el futuro de dos de los miembros de la sala, eso no sucedió y, en cambio, llamaron a nuevos conjueces.

(Lea también: ¿Se destrabará debate de aborto en Corte Constitucional?: piden negar recusaciones)

El nuevo revés de este laberinto kafkiano en la discusión del aborto tiene que ver con las recusaciones presentadas en contra de la magistrada Cristina Pardo y el conjuez y exmagistrado Juan Carlos Henao. A ambos los recusaron por declaraciones que dieron en el pasado sobre el aborto y en las que, para varios ciudadanos, se veía comprometido su criterio en esta nueva discusión que pretende sacar la interrupción del embarazo del Código Penal. Pero los magistrados no lograron resolver este tema procedimental, que deberá ser discutido.

Hacia el mediodía de este miércoles parecía que el berenjenal sería solucionado con una fórmula que propuso uno de los ponentes de la despenalización del aborto: el magistrado Alberto Rojas Ríos. El togado llegó a la Sala Plena con argumentos para negar ambas recusaciones y destrabar la discusión. Según su visión, las declaraciones que dio Juan Carlos Henao en el pasado no comprometen su criterio en este nuevo debate y el recurso contra Cristina Pardo debía ser negado por un tema procedimental.

Pero a la Sala Plena de este 9 de febrero llegó Cristina Pardo con un impedimento. Es decir, la propia magistrada les pidió a sus colegas que la apartaran de la discusión sobre la despenalización del aborto, pues como secretaria jurídica del presidente Juan Manuel Santos se definió a sí misma como objetora de conciencia sobre el tema. En el recurso escribió: “algunos ciudadanos podrían inferir que de la objeción de conciencia presentada por mí en el año 2014 puede concluirse que frente a lo que solicitan los demandantes en esta ocasión yo tendría una posición negativa (…). Por lo anterior, en aras de la absoluta transparencia, presento impedimento”.

Ahora bien, los magistrados de la Corte Constitucional no votaron si Pardo está impedida o no. Tampoco si lo está el conjuez Juan Carlos Henao. En la Sala Plena de este miércoles acordaron un camino distinto: nombraron a dos nuevos conjueces para entrar a votar la recusación de Henao. Se trata de los juristas Ruth Correa y Mauricio Fajardo, quienes únicamente entrarán a discutir si de las declaraciones pasadas del exmagistrado sobre la interrupción del embarazo puede considerarse que tiene un prejuicio o algún interés particular.

(Lea también: Cuando se trata de aborto, la Corte se arriesga a tomar una decisión fatal)

El debate de las dos demandas que busca eliminar el delito del aborto del Código Penal estuvo estancado desde noviembre pasado luego de que la Sala Plena aceptó el impedimento que presentó el magistrado Alejandro Linares por cuenta de unas declaraciones que entregó en medios de comunicación sobre el tema. Sus intervenciones le pasaron factura y no solo lo sacaron de la discusión sino que obligó a la Corte a buscar su reemplazo.

Por sorteo, se eligieron a los conjueces Julio Andrés Ossa y Juan Carlos Henao. El primero para debatir la ponencia del magistrado Antonio José Lizarazo y el segundo para analizar el proyecto del magistrado Alberto Rojas Ríos, a quien le quedan un poco menos de dos semanas para abandonar su cargo porque se cumple su periodo. Ambos expedientes fueron remitidos a los conjueces y con ello empezó la cuenta regresiva para analizar el debate. Sin embargo, las recusaciones en contra de Henao retrasaron el proceso.

(Lea también: Conjuez que conocería el impedimento en la Corte en el caso de aborto fue recusado)

El miércoles pasado la Sala debía analizar su caso pero hasta la fecha debían revisar un poco más de 40 recusaciones por lo que la discusión la aplazaron para este miércoles 9 de febrero. Sin embargo, los magistrados llegaron con una novedad más: la recusación contra la magistrada Cristina Pardo. Con la llegada de Ruth Correa y Mauricio Fajardo, son cinco los conjueces que llegan al expediente de despenalización del aborto, pero todos para definir temas procedimentales. Hasta ahora, en contadas ocasiones se ha abordado el debate de fondo: si se ampliará el derecho a la interrupción del embarazo. Y no se avizora un veredicto pronto.

(Le puede interesar: Bitácora de un atropello repetido: el aborto en cinco relatos)

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.