Publicidad
4 Dec 2020 - 2:37 p. m.

Corte Suprema llamó a juicio al congresista León Fredy Muñoz por tráfico de estupefacientes

En 2018, policías del aeropuerto de Rionegro, en Antioquia, encontraron en el equipaje de mano del congresista, recién electo, 160 gramos de cocaína. Muñoz asegura que se trató de un montaje.
Representante a la Cámara León Fredy Muñóz.
Representante a la Cámara León Fredy Muñóz.

La Corte Suprema de Justicia acusó al representante de la Cámara, León Fredy Muñoz Lopera, por el delito de tráfico de estupefacientes. Los hechos que motivaron la investigación se remontan a junio de 2018 cuando al congresista le fueron incautados 160 gramos de cocaína que estaban camuflados en su equipaje, tras su arribo al aeropuerto José María Córdoba de Rionegro, Antioquia. Muñoz dice que todo fue un montaje.

En respuesta, la firma de abogados Santamaría y Asociados Asesoría Legal, que representa al congresista, informó que “León Freddy Muñoz Lopera es respetuoso de las decisiones judiciales, cree en la justicia y espera que la verdad triunfe en la etapa de juicio y se materialice en la sentencia”. A través de un comunicado público, agregó que su cliente se presume inocente y ajeno a los hechos que motivaron la acusación. Además, que en su compromiso por denunciar la corrupción y luchar por la justicia social, ha sobrevivido a todo tipo de ataques contra su integridad física y moral, “esta realidad explica lo que ahora está viviendo”.

León Fredy Muñoz fue detenido el 31 de mayo de 2018, cuando era congresista electo, en el aeropuerto antioqueño con 160.18 gramos de cocaína ocultos en el bolsillo trasero de un equipaje de mano, en un bolsa transparente. A su llegada al lugar, el representante fue elegido para una verificación de antecedentes y una requisa de rutina, pero, en medio de la diligencia, los agentes de Policía encontraron la sustancia entre sus pertenencias.

Muñoz es reconocido por ser uno de los líderes de Bello (Antioquia) encargados de denunciar las andanzas de varios miembros de la familia Suárez Mira, un clan político que ha gobernado durante los últimos 10 años este municipio antioqueño y cuyos integrantes han sido investigados por la justicia. Por ejemplo, Óscar Suárez Mira, el barón electoral del clan, alcalde de Bello en 1995, representante a la Cámara en 2002 y senador en 2006, fue condenado por la Corte Suprema de Justicia, en 2013 a nueve años de prisión por parapolítica.

En junio de 2018, en diálogo con El Espectador Muñóz aseguró que los Suárez Mira lo atacan y que está muy preocupado por su vida y por la de su familia. Asimismo, narró en detalle cómo fue todo su viaje desde Bogotá hasta la capital de Medellín donde fue retenido por agentes de la Policía. También señaló que cuando salía de la capital del país pasó “todos los filtros del que se supone es el segundo aeropuerto más seguro de toda Latinoamérica”.

“Yo no entiendo por qué ese policía se dirigió directamente a mí. Sentí que había mucho desespero en los policías que estaban conmigo. La capitana que me tomó la foto estaba desesperada y, a los cinco minutos, la imagen ya estaba en redes y en medios de comunicación. Fue un montaje lo que me hicieron. Un vil montaje. De las cosas más rastreras y asquerosas que haya visto en la Policía”, manifestó el congresista en ese momento.

Muñoz fue llamado a indagatoria por la Corte Suprema de Justicia el 1 de noviembre de 2019 y, un año después, el alto tribunal anuncia la acusación en su contra. Tras esa decisión, inicia la etapa de juicio en este proceso en el que el representante a la Cámara deberá demostrar su alegada inocencia.

Síguenos en Google Noticias