9 Jan 2020 - 6:49 p. m.

Cuatro capturados aceptan su participación en el crimen del fiscal Alcibiades Libreros

Los cuatro hombres fueron detenidos el pasado martes 7 de enero y un juez los envió a la cárcel de manera prenventiva. La Fiscalía le imputó los delitos de homicidio agravado, hurto calificado agravado, y fabricación, tráfico o porte de armas de fuego.

Redacción Judicial

El funcionario judicial llevaba más de dos décadas trabajando en la Fiscalía. / Tomada de Twitter @Clascarras1966
El funcionario judicial llevaba más de dos décadas trabajando en la Fiscalía. / Tomada de Twitter @Clascarras1966

Diez días después del asesinato del fiscal contra el crimen organizado de Cali, Alcibiades Libreros, cuatro personas ya aceptaron ante la justicia ser partícipes del asesinato del funcionario el pasado domingo 29 de diciembre en la capital del Valle del Cauca. Hace dos días, las autoridades los capturaron y desde ayer se adelantan las audiencias en los juzgados de Cali. 

Vea: Capturan a presuntos responsables de asesinato de fiscal Alcibiades Libreros

Un Juzgado de control de garantías de Cali los envió a la cárcel de manera preventiva a los cuatro detenidos mientras su proceso penal avanza en los estrados judiciales. Las pruebas presentadas por la Fiscalía fueron determinantes para demostrar la peligrosidad de los procesados, así como su supuesta vinculación a una red delincuencial señalada de robar joyas y elementos de valor en Cali (Valle del Cauca).

Fueron 35 videos obtenidos de cámaras de videovigilancia del lugar del asesinato permitieron conocer los roles de los señalados  y el recorrido exacto que hicieron antes, durante y después del crimen. Otras evidencias, como reconocimientos morfológicos, entrevistas e interceptaciones telefónicas, confirmarían la presencia de estas personas en el lugar de los hechos y en una panadería en la que el funcionario judicial estuvo minutos antes de su muerte.

Los cuatro detenidos aceptaron los cargos que la Fiscalía les imputó: homicidio agravado, hurto calificado agravado, y fabricación, tráfico o porte de armas de fuego. Libreros, de 58 años, trabajaba desde 1992 en la Fiscalía y, según supo este diario, ayudó a dar duros golpes a estructuras de crimen organizado como La Cordillera. Por eso, desde el momento en que se conoció de su muerte, las autoridades lo volvieron una prioridad y se alcanzaron a ofrecer hasta $100 millones por información que condujera al paradero de quienes orquestaron el asesinato.

El Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía (CTI) y la Policía Nacional realizaron 10 diligencias de registro y allanamiento en el oriente de Cali. En los procedimientos fueron capturados los hoy imputados por el homicidio del fiscal especializado. De igual manera, fueron detenidos en flagrancia un hombre y una mujer que portaban armas de fuego; así como otra persona requerida judicialmente por hechos distintos. Durante los operativos, los investigadores encontraron prendas de vestir, cascos y el vehículo que supuestamente usaron los responsables del crimen para huir.

En entrevista con El Espectador, la hermana del fiscal, Carmenza Libreros, denunció que el funcionario judicial había perdido desde hace cerca de un año su esquema de protección y recibido tres amenazas. José Freddy Restrepo compañero de Libreros y fiscal del tribunal del Cali, señaló a Blu Radio que "no se debe cerrar hasta que se aclaren todos los detalles del homicidio del investigador".

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.