Publicidad
26 Aug 2022 - 11:00 a. m.

Denuncia entre bananeros por caso de despojo de tierras en Apartadó, Antioquia

La Unidad de Restitución de Tierras analiza el caso de la finca El Descanso, la cual fue comprada en un contexto de dominio paramilitar por el empresario bananero Jose Gentil Silva Holguin. Este ha sido mencionado como financiador de los paramilitares en Urabá y fue accionista de una sociedad de la que también fueron socios el exjefe paramilitar alias Cuco Vanoy y Sor Teresa Gómez, hermana de crianza de los Castaño.
David Escobar Moreno

David Escobar Moreno

Periodista Judicial
Vidal Granado Calvo, además de cultivar y comercializar banano fue un importante líder social y político en Urabá. Él y su familia fueron amenazados por los paramilitares y tuvieron que abandonar sus tierras. Murió en 2019, en Medellín./ Archivo particular.
Vidal Granado Calvo, además de cultivar y comercializar banano fue un importante líder social y político en Urabá. Él y su familia fueron amenazados por los paramilitares y tuvieron que abandonar sus tierras. Murió en 2019, en Medellín./ Archivo particular.
Foto: Archivo

A paso lento marcha el análisis por parte de la Unidad de Restitución de Tierras (URT) de la finca bananera El Descanso, ubicada en Apartadó, Antioquia. De acuerdo con la denuncia conocida por este diario, el terreno de 28 hectáreas fue propiedad desde los años sesenta del exconsejal del partido Liberal de ese municipio Vidal Granado Calvo, quien falleció a finales de 2019 a los 90 años de edad. Hoy su familia le pide al Estado colombiano que le restituyan estas tierras las cuales, según denuncian, fueron vendidas en 1998 a un reconocido empresario bananero luego de que los paramilitares los amenazaran.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar