Publicidad
5 Nov 2020 - 12:40 a. m.

Desaparición forzada y la responsabilidad de agentes del Estado

La Fiscalía entregó a la JEP un informe en el que se describe cómo militares, policías y otros funcionarios utilizaron la desaparición como arma de guerra, aprovechándose de que apenas fue tipificada como delito en el año 2000.
PUEBLO BELLO
PUEBLO BELLO

El Espectador conoció un informe que le entregó la Fiscalía a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), en el que le puso el ojo a uno de los crímenes más atroces de la guerra: la desaparición forzada cometida por agentes del Estado. El ente investigador analizó 294 procesos ocurridos entre 1977 y 2015 que se concentraron fundamentalmente en Antioquia, Casanare, Santander, Meta, Magdalena, Bolívar, Bogotá, Chocó y Norte de Santander. El informe, de 215 páginas, encontró información de 675 víctimas, la mayoría de ellas hombres entre los 18 y 30 años. En cuanto a los oficios, la mayor parte de las víctimas eran campesinos (40 %), obreros (11 %) y comerciantes (8 %)”, reza el informe del organismo investigativo.

Sobre estos hechos la Fiscalía ha vinculado a 1.244 personas como posibles perpetradoras de retención y desaparición forzada. De ellos, “815 (son) integrantes del Ejército, 94 de la Policía Nacional, 14 miembros del DAS y 10 de la Armada. De igual manera, se encuentran vinculados dos integrantes del CTI, quienes -junto con agentes estatales- actuaron en operativos que hoy son investigados por la Fiscalía General de la Nación. Se registró también la información de doscientos veintiséis (226) integrantes de grupos armados organizados al margen de la ley, quienes participaron en connivencia con agentes del Estado”, apunta el informe del ente investigador. (Los crímenes contra defensores de DD. HH. en que se involucraron agentes del Estado (I))

Síguenos en Google Noticias