Publicidad
9 Jul 2021 - 10:45 p. m.

Después de 12 años, inversionistas colombianos serán reparados por estafa Stanford

La estafa de la Comisionista de Bolsa Stanford S.A. es considerada la segunda más grande de los Estados Unidos. De todos los afectados a nivel mundial, los inversionistas colombianos serán los únicos reparados al 100%.
Reparación a inversionistas colombianos (imagen de referencia)
Reparación a inversionistas colombianos (imagen de referencia)
Foto: Archivo

La Sala de Casación Civil de la Corte Suprema falló a favor de los inversionistas colombianos que se vieron afectados por el incumplimiento del deber de asesoría profesional de Stanford S.A. Comisionista de Bolsa, en el marco de la operación transfronteriza de valores. Los colombianos serán los únicos del mundo que recuperarán la totalidad de la inversión en lo que se ha considerado la segunda estafa financiera más grande de los Estados Unidos. El pleito jurídico acumulaba ya 12 años.

La firma CMS Rodríguez-Azuero, en cabeza de Sergio Rodríguez Azuero, quien en el pasado fue el apoderado de las víctimas del Fondo Premium en el caso Interbolsa, anunció que, después de 12 años de proceso legal, han logrado conseguir la reparación del 100% de la inversión, incluyendo los intereses de esos años.

Podría interesarle: Así operaban los “Call Center”, presuntos estafadores de 3.500 personas

En su fallo, la Corte condena a Stanford Comisionista de Bolsa, a pagar una indemnización de $6.040 millones a sus clientes en Colombia pues incumplió sus deberes de asesoría y suministro de información al grupo inversionista en una operación transfronteriza en la que los inversionistas fueron defraudados.

“Esta es una excelente noticia no solo para los inversionistas que se vieron afectados sino para el país. Colombia es el único país del mundo en donde los inversionistas de Stanford van a recuperar el 100% de su capital, más los intereses que han dejado más de media década de proceso legal, teniendo en cuenta que inversionistas de otras partes del mundo han recibido no mucho más que seis centavos de dólar por cada dólar invertido” afirmó Rodríguez Azuero.

Podría interesarle: En Siria, los estafadores se aprovechan de los desesperados familiares de presos

En 2009, Security Exchange Commission de Estados Unidos, entidad gubernamental encargada de proteger a los inversionistas, obligó el cierre del grupo y, en Colombia, la Superintendencia Financiera autorizó la finalización de operaciones y la liquidación de la Comisionista de Bolsa.

La firma de abogados, por su parte, solicitó declarar a Stanford S.A. como responsable de los perjuicios derivados pues no solo no dieron la información adecuada a los inversionistas sino que los datos entregados a ellos, originados en el Grupo, con los cuales pretendían que sus fondos estuvieran seguros, eran inexactos y falsos. Esta situación llevó a que el alto tribunal considerara que Stanford S.A. Comisionista de Bolsa incurrió en dolo o negligencia grave.

La sentencia proferida por el magistrado Luis Armando Tolosa Villabona, presidente de la sala, resolvió “declarar que Stanford S.A. Comisionista de Bolsa es responsable de los daños causados a los integrantes del grupo actor, con ocasión del incumplimiento del deber de asesoría profesional en el marco de la operación transfronteriza de valores en cuestión” y , en consecuencia, condenarla a pagar, en favor, de los integrantes del grupo interviniente en el proceso la suma de $6.040.

Para los inversionistas que se presenten con posterioridad al fallo, se destinó la cantidad de $400.000.000. “Aunque después de tantos años estamos en contacto con todos los demandantes, seguimos en la búsqueda de algunos otros damnificados pues también entran en este importante proceso de reparación” concluyó Sergio Rodríguez, quien integró a su equipo al destacado procesalista Gabriel Hernández Villarreal para sustentar la casación.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.