Publicidad
27 May 2020 - 6:23 p. m.

Detención injusta de excongresista le costará al Estado $500 millones

El Consejo de Estado ordenó la indemnización en favor de Rafael Antonio Flechas, detenido en dos ocasiones entre 2001 y 2003 por un proceso en el que fue declarado inocente.
La Fiscalía y la Rama Judicial deberán asumir la indemnización en favor del excongresista y su familia.
La Fiscalía y la Rama Judicial deberán asumir la indemnización en favor del excongresista y su familia.
Foto: Cortesía

En 1999, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia inició una investigación en contra del entonces representante a la Cámara Rafael Antonio Flechas Díaz por el delito de concusión, que implicó que fuera detenido el 17 de mayo de 2001. El congresista renunció a su curul para que la Fiscalía asumiera la investigación y el 21 de septiembre quedó libre por vencimiento de términos. No obstante, el 14 de mayo de 2003 la Fiscalía lo acusó y ordenó detenerlo hasta el mes de agosto siguiente. Meses después todo el proceso en su contra se desboronó y finalmente fue declarado inocente.

Rafael Antonio Flechas demandó a la Nación por la detención injusta de la libertad que sufrió por seis meses en el año 2003 y ganó. Primero en el Tribunal Administrativo de Antioquia que condenó a la Nación, representadas en la Fiscalía y la Rama Judicial, a pagarle a él y a su familia más de $360 millones. Y, luego, por el Consejo de Estado que aumentó esa cifra al hacer nuevamente el cálculo para un valor definitivo de un poco más de $500 millones.

El Consejo de Estado hizo el ajuste al encontrar que el Tribunal se había equivocado con las reparaciones concedidas a los familiares del excongresista y al conceder, además, el daño a la vida en relación por las consecuencias negativas que implicó para su vida la detención que tuvo que enfrentar Flechas. El alto tribunal además ordenó a la Fiscalía y a la Rama Judicial dar a conocer esta sentencia como una medida restaurativa en favor del excongresista.

“Se encuentra acreditada la vulneración a los bienes convencional y constitucionalmente protegidos al buen nombre y a la honra que sufrieron Rafael Antonio Flechas y su familia, de modo que, ante la gravedad de las acusaciones en su contra, las cuales derivaron en el daño que se les causó, tienen derecho a su reparación integral mediante la adopción de medidas no pecuniarias, dado que al momento de su detención era Representante a la Cámara, es decir, una persona ampliamente conocida en la región”, dice el fallo.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.