Publicidad

Disidencias de las FARC atacaron al Ejército en Mapiripán, Meta

Se trata de una zona en la que todavía existía cese al fuego entre el Gobierno y las disidencias de Iván Mordisco, autodenominadas como Estado Mayor Central (EMC).

14 de junio de 2024 - 12:03 p. m.
Combatientes del Estado Mayor Central de las FARC en las sabanas del Yarí, Caquetá, territorio en el que fue suspendido el cese al fuego por parte del gobierno de Gustavo Petro.  Imagen de referencia. / EFE
Combatientes del Estado Mayor Central de las FARC en las sabanas del Yarí, Caquetá, territorio en el que fue suspendido el cese al fuego por parte del gobierno de Gustavo Petro. Imagen de referencia. / EFE
Foto: EFE - Ernesto Guzm·n

El Ejército Nacional reportó que el Estado Mayor Central de las FARC, el cual es liderado por alias Iván Mordisco, atacó a varios uniformados en el municipio de Mapiripán, Meta, una de las zonas en las que todavía opera el cese al fuego entre el Gobierno y el grupo criminal.

Desde el pasado 17 de marzo, se levantó ese acuerdo en los departamento del Cauca, Valle del Cauca y Nariño, tras los incumplimientos del EMC en esta zonas.

El coronel Rincón Morantes, del Comando de la Séptima Brigada del Ejército Nacional, aseguró en Caracol Radio que esa disidencia usó viviendas de la población como escudo para evitar la respuesta militar.

El alto oficial dijo que usaron a la población de una zona conocida como Puerto Alvira, en zona rural del municipio de Mapiripán, para hostigar a la base militar. Morantes recalcó que es el tercer ataque que sufre la base en las últimas semanas.

En estos momentos, las tropas del Batallón de Infantería N21, adelantan acciones militares para contrarrestar el ataque del grupo criminal y que, por ende, las disidencias intentan disuadir la estrategia militar con estos hostigamientos.

En la noche del pasado 13 de junio, se presentó un ataque contra una esta estación de Policía en Cajibío, Cauca, en la que, por ahora, no se reportaron heridos o muertos.

Desde el pasado 17 de marzo, el norte del Cauca vive una ola de violencia por cuenta del levantamiento del cese al fuego que el Gobierno había decretado con las disidencias de las FARC en esta zona del país. En ese momento, el grupo criminal violó ese pacto que tenía con la administración de Gustavo Petro.

Desde entonces, las negociaciones de las disidencias con el Gobierno entraron en una profunda crisis, en la que cada semana el grupo criminal activa carros bombas o despliega hostigamientos contra la infraestructura de la Fuerza Pública.

De acuerdo con el ministro de Defensa, Iván Velásquez, estos ataques hacen parte de una estrategia “terrorista” para que el gobierno vuelva a restituir el cese al fuego en Nariño, Cauca y Valle del Cauca. Sin embargo, advirtió que el gobierno no cederá.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Temas recomendados:

 

Usuario(51538)14 de junio de 2024 - 01:01 p. m.
Pone Gaviria de presente cómo este bufón, con sus políticas de consentimiento a los bandidos los empoderó y volvió incontrolables y sale a tildarlo de la mentiroso. Payaso. Y la señora Urán ya recibió respuesta a su carta: su contrato con la cancillería le fue cancelado. El Macartismo petrista en su mejor esencia.
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar