Publicidad
25 Apr 2021 - 2:00 a. m.

El accidentado proceso contra el empresario Andrés Jaramillo

Hace casi dos años culminó el juicio contra el expresidente de Conalvías. Sin embargo, todavía no se ha dictado ni siquiera el sentido del fallo. La ley dice que el juez debe hacerlo hasta dos horas después de haber escuchado los alegatos de conclusión de las partes involucradas.

Juan David Laverde Palma / jlaverde@elespectador.com - @jdlaverde9

El empresario Andrés Jaramillo López.  / Gustavo Torrijos
El empresario Andrés Jaramillo López. / Gustavo Torrijos
Foto: El Espectador

El 26 de junio de 2019, casi una década después de que estallara el escándalo del carrusel de la contratación en Bogotá, culminó la audiencia pública de juicio contra el empresario Andrés Jaramillo López, expresidente de Conalvías. Ese día la Fiscalía y la Procuraduría solicitaron su condena por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho por la presunta entrega de millonarias coimas a tres concejales y al entonces director de la Unidad de Mantenimiento Vial (UMV) a cambio de un jugoso contrato de obra pública que al final le terminó costando a Bogotá $65 mil millones. Más allá de su inocencia o culpabilidad, han pasado 22 meses y el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Bogotá aún no ha dictado sentido de fallo. Según la ley, una vez culminado el juicio, el juez tiene hasta dos horas para hacerlo. Dos horas que se convirtieron en casi dos años y contando. (Lea también: Más de 67 personas serán investigadas por el carrusel de la contratación)

El Espectador le puso la lupa al caso y constató con fuentes cercanas al proceso que hay una preocupación por la excesiva tardanza de ese despacho para pronunciarse en un proceso tan sensible para la ciudad. “No es razonable, es que no es razonable, la ley habla de dos horas y vea en lo que vamos”, le dijo a este diario un reputado abogado que prefirió omitir su nombre. De hecho, representantes de las víctimas, la Fiscalía y la Contraloría le han enviado distintas comunicaciones a ese juzgado pidiéndole celeridad en este caso. Se trata de uno de los expedientes más sonados del carrusel. El expresidente de Conalvías, una de las firmas de construcción más importantes del país, fue acusado de haber entregado entre 2010 y 2011 cerca de $1.930 millones en comisiones a los exconcejales Andrés Camacho Casado, Orlando Parada Díaz e Hipólito Moreno Gutiérrez, así como al director de la UMV, Iván Hernández Daza.

Síguenos en Google Noticias