Publicidad
11 Oct 2020 - 11:14 p. m.

El caos judicial que dejó en evidencia el caso contra el expresidente Uribe

El expresidente Álvaro Uribe quedó libre el sábado pasado y sin investigación formal a cuestas. Más allá de las implicaciones políticas, este proceso dejó al desnudo un problema mayúsculo al que el país no le ha puesto mucha atención: la vigencia en paralelo de dos códigos de procedimiento penal.
Uribe y Cadena están siendo investigados por una presunta manipulación de testigos.
Uribe y Cadena están siendo investigados por una presunta manipulación de testigos.
Foto: Gustavo Torrijos

El proceso en contra del expresidente Álvaro Uribe por supuesta manipulación de testigos ha logrado, hasta ahora, sentar más de un precedente. Antes de él, nunca un exjefe de Estado había estado privado de la libertad por orden judicial. Antes de él, el traspaso de un expediente de la Ley 600 de 2000 —que aplica para aforados como los congresistas— al sistema penal acusatorio —que rige para todos los demás habitantes del país—, en una etapa tan avanzada como estaba el caso Uribe, ni siquiera se había visto. Pero, el pasado 18 de agosto, Uribe renunció al Senado luego de que la Corte Suprema ordenara su detención domiciliaria y la discusión por este asunto, tan controversial como ya era, creció aun más.

(Le puede interesar: Expresidente Álvaro Uribe quedó en libertad: jueza tumbó su detención preventiva)

Síguenos en Google Noticias