Publicidad
29 Oct 2020 - 11:34 p. m.

El exjefe “para” Ramón Mojana volvió al país y de inmediato fue capturado

Según la Fiscalía, Eder Pedraza Peña habría sido el determinador del asesinato, en 2001, de la fiscal Yolanda del Carmen Paternira, quien se había ensañado con esclarecer las masacres de Macayepo, El Salado y Chengue.
Ramon Monaja
Ramon Monaja
Foto: Cortesía

El excomandante paramilitar Eder Pedraza Peña, alias Ramón Mojana, quien había sido extraditado a Estados Unidos donde cumplió una condena de nueve años por narcotráfico, volvió a a Colombia esta semana, según informó la Fiscalía. Sin embargo, apenas pisó el territorio nacional fue capturado por las autoridades por el crimen contra la fiscal Yolanda del Carmen Paternina Negrete, asesinada en agosto de 2001.

Según el ente investigador, contra Ramón Monaja existía, desde 2011, una medida de aseguramiento de detención preventiva sin beneficio de excarcelación por ser el presunto determinador del homicidio de la Fiscal Especializada de Sincelejo (Sucre). La investigación estableció que Pedraza Peña habría sido el cabecilla del Bloque Mojana de las Autodefensas Unidas de Colombia y, al parecer, ordenó la conformación de un grupo para ejecutar el atentado contra la fiscal Paternina, con supuesto apoyo de Rodrigo Mercado Pelufo, alias Cadena.

La Fiscalía indicó que el crimen habría obedecido a la verticalidad, eficiencia y eficacia de la fiscal por conocer la verdad de las masacres de Macayepo, El Salado y Chengue, en las cuales alias Cadena y “Ramón Mojana” estarían vinculados y en contra de quienes, en su momento, se dictaron órdenes de captura. La doctora Paternina Negrete habría sido declarada objetivo militar por las AUC.

La Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, evidenció que en contra de Ramón Mojana, existen otros procesos vigentes por los delitos de concierto para delinquir, desaparición y desplazamiento forzado. Por tanto, fue trasladado a la cárcel La Picota, en Bogotá, donde permanecerá detenido mientras avanzan los procesos en su contra. (Lea también: El emporio de ‘Ramón Mojana’)

El excomandante paramilitar fue capturado en 2009 en Coveñas (Sucre) y extraditado a los Estados Unidos. La solicitud de extradición, elevada por el gobierno norteamericano, señala que alias Ramón Mojana comenzó actividades relacionadas con tráfico de estupefacientes en el año 2000, con la adquisición de 600 kilos de cocaína. Posteriormente, se relacionó con un narcotraficante mexicano y luego comenzó a exportar cocaína contando con laboratorios y cultivos propios.

La droga salía desde Colombia y llegaba a los Estados Unidos. Uno de los testigos en contra de Éder Pedraza fue Jairo Castillo Peralta, alias Pitirry, quien en declaraciones entregadas a la Corte Suprema de Justicia en 2007 y 2008, en Canadá, afirmó que fue grande el contraste del momento en que Ramón Mojana y su hermano, Jeovany Pedraza, se establecieron y tomaron zonas de los departamentos de Sucre, Bolívar y Antioquia, y cuando, tiempo después, se convirtieron en megamillonarios.

Aunque las autoridades norteamericanas tenían certeza de las actividades de narcotráfico de Ramón Mojana, fue la incautación de dos toneladas de ocaína en aguas internacionales en un barco de bandera hondureña en febrero de 2009, la que dio un golpe definitivo a Pedraza como narcotraficante. A través de interceptaciones telefónicas se comprobó que la droga le pertenecía.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.