15 May 2019 - 11:00 a. m.

El fantasma de la Oficina de Envigado en el caso del general (r) Santoyo

Tras la llegada del exjefe de seguridad del expresidente Uribe a Colombia, la Fiscalía vuelve a poner la lupa en el extenso historial de denuncias y testimonios sobre la presunta relación del antiguo oficial de la Policía con la mafia colombiana y el paramilitarismo.

El exjefe de seguridad del expresidente Álvaro Uribe, El general (r) de la Policía Mauricio Santoyo, lleva 16 días detenido en el antiguo edificio del D.A.S, en Bogotá. El pasado 29 de abril, el exalto oficial llegó deportado de los Estados Unidos después de ser condenado a 7 años de prisión por haber apoyado a grupos paramilitares. El Espectador supo que el pasado 3 de mayo, durante una diligencia de indagatoria en el búnker de la Fiscalía, Santoyo se declaró inocente por su presunta participación en la desaparición forzada de dos defensores de derechos humanos en la capital de Antioquia en el 2000 y el asesinato del abogado Jesús María Valle en 1998. ::General (r) Santoyo se declaró inocente en proceso de desaparición forzada::

Asimismo, este diario se enteró de que la Fiscalía indagó a Santoyo por un asunto que organizaciones sociales, defensores de derechos humanos y exjefes paramilitares han señalado durante años: la supuesta colaboración que Santoyo dio, mientras fungía como jefe del Gaula de la Policía Medellín, a la Oficina de Envigado, la temida organización criminal creada por Pablo Escobar en Medellín durante los años ochenta. Sobre esa supuesta colaboración Santoyo negó todo vínculo con la organización mafiosa que aún opera en todo el Valle de Aburrá.

Comparte: