Publicidad
30 Oct 2020 - 5:09 p. m.

El lío que quedó para dos fiscales de Cali tras el secuestro de un comerciante

Luego una operación exitosa de rescate del comerciante Víctor Franklin Monsalve, en 2016, dos fiscales que trabajaban en ese momento en Cali ahora se enfrentan en un proceso judicial por supuestos nexos con los condenados, a quienes ellas mismas llevaron ante la justicia.
La fiscal Victoria Nieto deberá responder por presuntamente pedir información para un supuesto atentado contra una colega, con quien trabajó en un rescate exitoso de un comerciante en Dagua (Valle del Cauca) / Archivo El Espectador.
La fiscal Victoria Nieto deberá responder por presuntamente pedir información para un supuesto atentado contra una colega, con quien trabajó en un rescate exitoso de un comerciante en Dagua (Valle del Cauca) / Archivo El Espectador.
Foto: Óscar Pérez

El 14 de junio de 2016, el comerciante Víctor Franklin Monsalve iba a recoger a su hijo del colegio, en la vía que de Cali conduce a Dapa, cuando uniformados en una patrulla de policía lo detuvieron para requisarlo. Luego, un grupo de supuestos investigadores del CTI se unió a la diligencia, pero en realidad se trató de un secuestro que duró 61 días. Lo paradójico de la historia es que la fiscal Victoria Nieto, quien logró al menos ocho condenas relacionadas con ese caso, ahora enfrentará un proceso penal por supuesto nexos ilegales con los responsables de aquel plagio.

De acuerdo con información de El Tiempo¸ el próximo 9 de noviembre la Fiscalía citó a audiencia de imputación a la funcionaria Victoria Nieto, para quien pedirá detención preventiva mientras las pesquisas avanzan. La denuncia fue interpuesta por la fiscal especializada Silvana Uribe, quien también participó del operativo de rescate en 2016, basándose en los testimonios de dos condenados por el secuestro del comerciante Víctor Franklin Monsalve.

Le puede interesar: Es oficial: Diego Cadena, exabogado de Uribe, va a juicio

Por un lado, el exinvestigador del CTI Cristian Paul Gonzáles, quien el 30 de abril de 2018 fue condenado por hurto, peculado por uso y secuestro extorsivo agravado, rindió un testimonio un año antes de ser sentenciado a prisión por 28 años: dijo que la fiscal Victoria Nieto le habría ofrecido un principio de oportunidad (que cesara la investigación penal en su contra a cambio de cooperar con la justicia) siempre y cuando ofreciera datos que pudiesen incriminar a la fiscal especializada Silvana Uribe.

Cuando Cristian Paul Gonzáles denunció el hecho, el expolicía Juan David Rengifo adhirió las revelaciones que llevaron a audiencia de imputación a la fiscal Victoria Nieto. De acuerdo con Rengifo, la misma funcionaria Nieto le había obligado a decir que iban a atentar contra ella y que quien habría dado las coordenadas para cometer el posible crimen fue la fiscal especializada Silvana Uribe. Rengifo, por su parte, fue condenado por hurto calificado y agravado, por robarse el carro del comerciante Monsalve en el momento del secuestro.

La fiscal Victoria Nieto habló con el medio de comunicación y admitió que sí le preguntó al exinvestigador del CTI Cristian Paul Gonzáles por la fiscal especializada Silvana Uribe. Sin embargo, de acuerdo con su versión, se trataría del seguimiento de una pista, pues el día de la captura de Gonzáles vio a Uribe hablando con este. Incluso, la fiscal Nieto asegura que las interceptaciones telefónicas del expediente pudieron determinar que los condenados tenían acceso a información de la fiscal especializada Uribe.

Por su parte, la fiscal especializada Silvana Uribe cree que fue trasladada a Tumaco (Nariño), el pasado 30 de septiembre, por sus denuncias contra Nieto. Admitió conocer a Gonzáles pero porque se trataba de un excompañero que trabajo. De hecho, cree haberle prestado su teléfono para que llamara a su madre o a su abogado, el día de la captura. Así mismo, asegura que elevó una acción de tutela para que no la trasladen, porque en el municipio a donde iría (Tumaco) no podría ser protegida de las supuestas amenazas que ha recibido.

El secuestro del comerciante Monsalve

Cuando Víctor Franklin Monsalve fue secuestrado, el 14 de junio de 2016, personas que instalaron toda una puesta en escena haciéndose pasar por miembros del CTI lo golpearon y le inyectaron una sustancia que le produjo somnolencia. Estuvo en cautiverio durante 61 días, tiempo en el cual extorsionaron a su esposa, indicándole que pagara US$5 millones o le devolverían el cuerpo de Monsalve “picado en pedazos”. Así quedó registrado en la sentencia condenatoria del exinvestigador del CTI Cristian Paul Gonzáles.

En contexto: Rescatan en el Valle a comerciante secuestrado hace dos meses

Tras un trabajo de inteligencia liderado por la fiscal Victoria Nieto, con ayuda de la fiscal especializada Silvana Uribe, el comerciante Monsalve fue rescatado el 16 de agosto de 2016 por miembros de la Tercera Brigada del Ejército, en la vereda El Tablazo, de la jurisdicción de Dagua (Valle del Cauca). En medio del operativo se produjo fuego cruzado, cuyo desenlace afectó a uno de los captores, Uriel Rivera Mestizo, quien recibió tres disparos en el abdomen, rodilla y brazo izquierdo.

En septiembre de ese año, Uriel Rivera Mestizo fue enviado a la cárcel por orden de un juez penal municipal por los delitos de secuestro extorsivo agravado y fabricación, trafico o porte de armas de fuego. Dos meses después, el 8 de noviembre de 2016, el Juzgado 27 Penal Municipal ordenó la detención preventiva del exinvestigador del CTI Cristian Paul Gonzáles y el expolicía Juan David Rengifo Mendoza. Finalmente, el 30 de abril de 2018, Gózales fue condenado a 28 años por el secuestro del comerciante.

El Espectador pudo constatar que el exinvestigador del CTI Cristian Paul Gonzáles ha intentado someterse a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). De acuerdo con un expediente de apelación en la justicia transicional, Gonzáles reveló que el secuestro del comerciante Monsalve se realizó “por órdenes del comandante Aldinever o el zarco Aldinever de la exguerrilla de las Farc-ep y coordinado y ejecutado por el intermedio del compareciente Yesid Díaz alias el Indio”. Alias Zarco Aldinever, quien dejó las armas en 2017, era conocido por ser el heredero político y militar de alias Mono Jojoy en el Bloque Oriental de la extinta guerrilla.

Read more!
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.