Publicidad
16 Jan 2021 - 11:52 p. m.

El llamado urgente a la Policía y la UNP para proteger a niño ambientalista amenazado

Francisco Javier Vera, de apenas 11 años, recibió un mensaje intimidante a través de la red social Twitter, luego de publicar un video pidiéndole al Gobierno garantizar la conectividad en las zonas rurales del país para retomar las clases virtuales.
Francisco Javier Vera Manzanares, líder ambiental de 11 años
Francisco Javier Vera Manzanares, líder ambiental de 11 años
Foto: Facebook.com/franciscoactivistaoficial/

La nueva amenaza contra un líder ambiental tiene en alerta a las autoridades y a las entidades encargadas de salvaguardar los derechos de esta población. Esta vez, se trata Francisco Javier Vera, un pequeño de apenas 11 años, conocido en Colombia por su activismo en favor del medio ambiente y de los derechos humanos, quien recibió una amenaza pública contra su vida e integridad física, a través de la red social Twitter, luego de que el menor publicara un video solicitándole al Gobierno nacional que garantice la conectividad en todo el territorio nacional para retomar las clases virtuales. )

En respuesta a la publicación realizada por el menor el pasado 13 de enero, en la que manifestaba que reiniciar actividades académicas en virtualidad era una “decisión sensata en atención a la pandemia”, pero que era pertinente exigir que se tomen las previsiones para que en todo el territorio nacional exista la conectividad y el acceso a internet, especialmente en sitios “remotos y rurales”, un usuario que se denomina “J. Belbo Codazzi” (@BelboCodazzi) amenazó al pequeño con “desollarlo” y “cortarle los dedos”.

De inmediato, la intimidación contra el líder ambientalista, por parte de ese usuario, encendió las alarmas en todo el país. En horas de la mañana de este sábado 16 de enero, la Defensoría del Pueblo, a través de su cuenta oficial de Twitter, indicó que ya inició una ruta de atención y protección para el niño Francisco Javier Vera y que se había comunicado con los padres del pequeño para activar otras instancias de protección por la amenaza de muerte.

En efecto, El Espectador conoció dos oficios que la Defensoría del Pueblo envió al director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), Alfonso Rafael Campo Martínez y al director de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional, Jhon Arbey Alzate Duque, ambos con el asunto “solicitud de intervención urgente”. En la misiva enviada a la UNP, la Defensoría le solicita que adelante las gestiones para determinar el nivel de riesgo en el que se encuentra el líder y haga lo propio para garantizar sus derechos.

“En cumplimiento de nuestra función constitucional de protección, promoción y divulgación de los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes, me permito solicitar respetuosamente se disponga lo necesario a efectos de adelantar las gestiones que el decreto 4065 de 2011 y complementarios le otorgan a la Unidad Nacional de Protección para lograr determinar el nivel de riesgo del niño defensor de derechos del ambiente y se obre en consecuencia para obtener la protección de sus derechos fundamentales y prevalentes”, señala la comunicación.

Por otro lado, en el oficio referido al director de Protección y Servicios Especiales de la Policía, la entidad solicitó que “se disponga lo necesario a efectos de adelantar las gestiones a que haya lugar a efectos de lograr la protección de sus derechos fundamentales y prevalentes, se establezca la identidad real del agresor y se proceda a iniciar las acciones penales correspondientes”. Al cierre de la misiva, le recomendó informar de manera urgente sobre las acciones adelantadas y los resultados de las mismas.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.