23 Jul 2019 - 10:57 p. m.

El oso “Chucho” y los derechos de los animales, a audiencia pública en la Corte Constitucional

En 2017 una polémica decisión de la Corte Suprema concedió un habeas corpus en favor de un oso de anteojos para que fuera trasladado del zoológico de Barranquilla a su hábitat natural. Luego, una tutela reversó la decisión. El alto tribunal debatirá sobre si los animales son sujetos de derechos o no.

Alejandra Bonilla Mora / @AlejaBonilla

Chucho, el oso de anteojos del Zoológico de Barranquilla. /  Cortesía Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla
Chucho, el oso de anteojos del Zoológico de Barranquilla. / Cortesía Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla

¿Los animales son sujetos de derechos? Si los tienen, ¿se puede acudir a una tutela o un habeas corpus para pedir su protección? Este tema será objeto de estudio por la Sala Plena de la Corte Constitucional el próximo 8 de agosto en audiencia pública que se convocó a propósito de un caso en particular: el oso “chucho”, un ejemplar de oso andino que actualmente está en el zoológico de Barranquilla.

El caso es recordado porque en 2017, el ciudadano Luis Domingo Gómez Maldonado interpuso ante la justicia un habeas corpus en su favor para pedir que el oso fuera trasladado a su hábitat natural en la Reserva de Río Blanco en la ciudad de Manizales. Se trata de un recurso contemplado para pedir la libertad de seres humanos, pero que fue usado en su caso alegando que estaba en una situación de cautiverio.

(Le puede interesar: "Chucho", el oso de anteojos, es el nuevo presidente del Zoológico de Barranquilla)

La justicia le negó el recurso en primera instancia, pero el 26 de julio de 2017, la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia lo concedió en una histórica y polémica decisión que protegía los derechos de los animales. La polémica de ese fallo duró poco porque, luego que la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla instaurara una acción de tutela, la misma Corte revocó el habeas corpus concedido, dejando en claro que este tipo de recursos no son para animales.

El caso llegó a la Corte Constitucional, que seleccionó el asunto el 26 de enero de 2018, y que ahora consideró que tema es tal importancia que debe ser tratado en una audiencia pública. De acuerdo con el auto de convocatoria, conocido por este diario, son dos los ejes temáticos que deben tratarse: la política Pública de protección y conservación del oso andino y la protección de los animales en el derecho comparado e interno.

“¿Cuáles son los atributos determinantes para definir a un individuo o entidad como titular de derechos? ¿Es posible sostener, desde la teoría constitucional, que los animales, o algunos de ellos, son titulares de uno o varios derechos? Y si ello es así, ¿Cuál sería su contenido y los elementos relevantes para fijarlo? ¿Qué relevancia cumple el concepto de "seres sintientes" dentro de este análisis’?”, son algunas de las preguntas que la Corte Constitucional se está haciendo.

(Lea aquí: Corte Suprema ordena que el oso Chucho, recluido en Barranquilla, regrese a su hábitat natural)

La Corte buscará que varios expertos expongan su posición sobre qué ventajas o desafíos implica buscar la protección animal -en particular de especies vulnerables como el oso andino- a través de acciones de tutela o de habeas corpus, en vez de hacerlo a través de recursos que buscan proteger intereses colectivos como una acción popular o por instrumentos de política pública. “¿Qué mecanismos legales se han propuesto en el marco de otros sistemas jurídicos para garantizar la protección de los animales? ¿Qué resultados se han obtenido?”, se pregunta la Corte.

De otro lado, la Corte fijó un eje temático sobre el oso andino ya que, desde el 2011, existe un programa nacional para su conservación que fijó el Ministerio de Medio Ambiente. “¿Se ha hecho un seguimiento a la implementación de la Política Pública formulada en dicho Programa? ¿A cargo de qué entidad (es)? ¿En qué objetivos, de aquellos que guiaron su formulación, se han obtenido avances?”.

“¿En cuáles no y, en este caso, por qué razones fundamentales? Tras varios arios de su preparación, ¿es adecuada dicha política pública para las necesidades actuales de conservación del Oso Andino? Si la respuesta es negativa, ¿Qué acciones concretas se adelantan en la actualidad para garantizar una Política Pública adecuada y efectiva a las necesidades de conservación del Oso Andino?”, cuestionó la Corte?

(Lea aquí una columna de opinión sobre este tema: Habeas corpus para ‘Chucho’, el oso)

Y ya sobre el oso “Chucho” como tal, la Corte se pregunta: “¿Cómo explicar y justificar la variación de los espacios de permanencia que ha tenido el oso "Chucho" a lo largo de su vida desde la política pública de conservación y manejo de esta especie? Y, en la actualidad, ¿Qué objetivos se persiguen con su permanencia en la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla?

La idea del alto tribunal es tener insumos y puntos de vista diferentes para responder cuál es el sitio más adecuado para que el oso "Chucho" tenga una situación de bienestar, según las condiciones propias de su especie, las experiencias a lo largo de su vida y su estado actual. “Bajo el supuesto de que el oso "Chucho" deba permanecer en el Zoológico, ¿es necesario y posible mejorar sus condiciones actuales? ¿En qué sentido?”.

Read more!

A la audiencia fueron citados el ciudadano que interpuso el habeas corpus, los representantes del zoológico de Barranquilla; el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano; la directora de Parques Nacionales, Julia Miranda; los directores las Corporaciones Autónomas Regionales de Caldas y Guavio; y Orlando Feliciano del Santuario del Ojo de Anteojos. Igualmente, fueron citados la vocera de AnimaNaturalis Internacional Andrea Padilla; y varios expertos internacionales sobre este asunto.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.