29 Sep 2020 - 10:45 p. m.

El pedregoso camino de mujeres migrantes para acceder a la IVE

Las historias de tres mujeres venezolanas que, aunque estuvieron bajo las causales, no lograron acceder a la interrupción voluntaria de su embarazo. Casos que demuestran que las barreras siguen en pie.
Kelly Johana Rodríguez

Kelly Johana Rodríguez

Periodista Bogotá
La organización en defensa de los derechos de las mujeres y niñas Women's Link Worldwide ha denunciado las dificultades que se presentan en Norte de Santander para que las mujeres accedan, no solo a la IVE, sino a todos los servicios relacionados con la salud sexual y reproductiva.
La organización en defensa de los derechos de las mujeres y niñas Women's Link Worldwide ha denunciado las dificultades que se presentan en Norte de Santander para que las mujeres accedan, no solo a la IVE, sino a todos los servicios relacionados con la salud sexual y reproductiva.

Tenía apenas 21 años cuando se vio obligada a migrar a Colombia. La crisis humanitaria por la que atravesaba su país le impedía ganarse la vida y suplir las necesidades de sus tres hijos. Era junio de 2018 cuando Karen* se aventuró a cruzar la frontera por un paso irregular, pues no contaba con los documentos para hacerlo de forma legítima. Esa vez viajó sola, pero, ocho meses después, en cuanto vio la oportunidad, fue a Venezuela a recoger a sus pequeños para traerlos al país y ofrecerles mejores oportunidades.

Pero, al poco tiempo de regresar a Colombia, Karen se enteró de que estaba embarazada. De inmediato, se ahogó de angustia, desespero, ansiedad y todas las reacciones que puede tener una mujer sola, en un país que no conoce, en condiciones económicas precarias, sin empleo, sin red de apoyo y con tres hijos. En busca de ayuda, acudió a una organización internacional para que la asesoraran sobre las causales para acceder a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Comparte: