Publicidad
18 Oct 2008 - 3:11 a. m.

El por qué la zona es estratégica para los grupos armados

Durante los últimos 38 años el Bajo Cauca ha sido uno de los principales escenarios del conflicto armado. Atraídos por sus corredores geoestratégicos, tierras y el oro, esta zona del país ha sido siempre un atractivo para los grupos armados ilegales.

El Espectador

Desde sus inicios, la guerrilla y posteriormente los paramilitares, consideraron la zona privilegiada, toda vez que permite la comunicación con el Urabá, el Nudo de Paramillo, la Serranía de San Lucas y el Magdalena Medio. Posición que llevó al Eln, las Farc y el Ejército Popular de Liberación (Epl), en su momento, a escoger los municipios de Cáceres y Zaragoza en el Bajo Cauca, y Anorí en el nordeste antioqueño, para establecer sus zonas de avanzada, refugio y asentamiento.

Por eso no es gratuito que los grupos al margen de la ley, que han operado en Urabá, Occidente y Bajo Cauca antioqueño hayan convertido a Ituango, en el nordeste, como territorio de tránsito y descanso. De hecho, veredas como La Vega del Inglés, Santa Ana y Badillo, hacen parte del Nudo de Paramillo, donde la cadena de montañas   descienden hacia las planicies bañadas por los ríos Cauca y Nechí, sobre la vereda El Aro, vecina de Valdivia.

 

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.