Publicidad
4 Jun 2020 - 3:47 p. m.

El reporte sobre la muerte de un guardia de seguridad de la Rama Judicial

La empresa Seguridad Central LTDA informó al Centro de Administración del Palacio de Justicia el fallecimiento del vigilante Antonio Asprilla Castro, encontrado muerto en un baño. Medicina Legal hará autopsia.
El reporte sobre la muerte de un guardia de seguridad de la Rama Judicial
Foto: Getty Images

El 31 de mayo pasado, el cuerpo sin vida del vigilante de la Rama Judicial Antonio Asprilla Castro fue encontrado en un baño ubicado en el noveno piso del edificio ubicado en cercanías del Palacio de Justicia en Bogotá, en donde funcionan varias oficinas de las altas cortes y de la Rama Judicial. El hallazgo lo hizo uno de sus compañeros luego que este no respondiera los llamados de su supervisor desde las 5:30 de la tarde.

Así lo consigna el informe que la empresa Seguridad Central Ltda entregara a William Rafel Mulford Velásquez, director administrativo del Centro de Administración del Palacio de Justicia al día siguiente. Según el informe, Asprilla tenía a su cargo la seguridad de los pisos sexto a noveno del edificio "CASAUR", un anexo al Palacio de Justicia en donde funcionan varias oficinas de las altas Cortes y juzgados.

Al no contestar el llamado por radio ni por teléfono, el supervisor Willard Torres envió a otro vigilante a buscarlo. Fue ubicado en el baño, que tenía seguro, por lo que la puerta fue derribada. El vigilante Asprilla fue encontrado tirado en el piso, una hora después, acostado boca arriba sin signos vitales. La empresa llamó a la línea de emergencia 123, pero ninguna persona se hizo presente en el lugar.

“(…) Analizando el área de la escena para establecer si había alguna clase de violencia o alguna conducta autoinfligida, no se observó nada fuera de lo normal”, dice el reporte. El arma que portaba Asprilla seguía todavía en su cinto sin que se evidenciara ninguna irregularidad, dice el reporte. Hacia las 9 de la noche, llegó al lugar un grupo de reacción de la Fiscalía General.

“Estos argumentan que posiblemente el deceso del vigilante Asprilla Castro Antonio obedeció a un infarto ya que en la revisión del cuerpo no le encontraron ningún signo de violencia”. El CTI hizo el levantamiento del cadáver que fue remitido a Medicina Legal para que entregue el dictamen oficial. El procedimiento se hizo en presencia de un hermano del vigilante que acudió al lugar de los hechos.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.