Publicidad
24 Jan 2022 - 11:35 p. m.

En operaciones militares murió alias Jhonnier, líder de las disidencias

Era la mano derecha de Iván Mordisco y Gentil Duarte. Fue enviado al sur del país para controlar las rentas del narcotráfico. Participó de la Toma de Mitú y en el secuestro de varios oficiales extranjeros.
En operaciones militares murió alias Jhonier mano derecha de Gentil Duarte e Iván Mordisco
En operaciones militares murió alias Jhonier mano derecha de Gentil Duarte e Iván Mordisco
Foto: Ejército

Este lunes, el presidente Iván Duque confirmó la muerte en operaciones militares de Euclides España Caicedo alias Jhonier, líder del Comando Coordinador de Occidente de las Disidencias de las Farc. La operación en contra de uno de los hombres de confianza de Gentil Duarte e Iván Mordisco, se llevó a cabo en la vereda Huila del municipio de Toribío (Cauca). Alias Jhonier contaba con una trayectoria de 29 años en las filas de las extintas FARC. Fue enviado al sur del país, Valle del Cauca, Cauca y Nariño para controlar las rentas del narcotráfico.

“Llegaremos hasta la madriguera de estos bandidos. Quiero destacar el accionar de la Fuerza Pública por combatir la criminalidad. Alias Jhonier era quien alimentaba las acciones criminales de alias Mayimbú a quien le vamos a caer más temprano que tarde”, resaltó el jefe de Estado y añadió que alias Jhonier representaba uno de los símbolos de mayor amenaza en el territorio nacional. “Este símbolo del mal ha sido el responsable del asesinato a líderes sociales, ha sido también asesino de personas en proceso de reincorporación, ha sido extorsionista y también director u orquestador de operaciones del narcotráfico”, dijo Duque a la vez que exaltó la labor de la fuerza pública.

A juicio del jefe de Estado, la muerte de alias Jhonier es uno de los “golpes” más fuertes en contra de las disidencias de las Farc al mando de Gentil Duarte e Iván Mordisco. “Estamos hablando de un criminal de más de 25 años de trayectoria asesina y criminal. Este bandido venía intimidando a comunidades indígenas y también amenazando a consejos comunitarios”, explicó el presidente Duque.

Por su parte, el ministro de defensa, Diego Molano, quien resaltó que alias Jhonier participó en la Toma de Mitú, en 1998, y el secuestro de varios militares extranjeros, explicó que la operación para dar con su paradero fue producto de información revelada por personas que habitan el lugar en donde normalmente se estaba moviendo con su anillo de seguridad.

Alias Jhonier tenía al mando siete estructuras con más de 1.000 hombres, con influencia en los departamentos de Cauca y Nariño. Por lo general, se disputaban el territorio con subversivos del ELN y disidentes de las FARC vinculados a la Segunda Marquetalia. Con su actuar pretendían, además, de generar un monopolio en las rentas del narcotráfico y la minería ilícita en el pacífico colombiano, expandir su filas para generar más control de la zona.

“Esta operación de nuestras fuerzas militares permite neutralizar a la mayor amenaza expansiva que había indicado alias Gentil Duarte e Iván Mordisco con este cabecilla, para lograr, a través, del negocio del narcotráfico expandir las actividades ilícitas, criminales y terroristas. En los dos últimos años, había dado instrucciones a diferentes columnas de las Farc de entrar a las zonas para extorsionar a campesinos y agricultores. Había dado instrucciones de atentados terroristas en Cauca, y adicionalmente, había enviado a Mayimbú a desarrollar acciones de narcotráfico en Nariño”, explicó el ministro Molano.

Por su parte, el comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, resaltó que la operación en contra de Jhonier por quien ofrecían hasta $3.000 millones de recompensa a quien diera información sobre su ubicación, se empezó a perfilar desde 2019, y finalmente fue el Comando de Fuerzas Especiales junto con la Fiscalía, los encargados de dar con su paradero. “Fuimos avanzando, fuimos moviendo tropas hasta que lo logramos fijar en un área rural en el municipio de Toribio, y de una manera puntual lanzamos esta operación hace 25 días. Contamos con inteligencia de la Policía Nacional, un trabajo efectivo de las Fuerzas Especiales del Ejército y un comando muy claro y determinado de operaciones especiales y la Fuerza Aérea”, dijo el oficial.

Navarro señaló que para dar con el paradero de alias Jhonier, sobre quien pesaba una orden de captura por los delitos de concierto para delinquir y homicidio, se ocupó tecnología que ayudó a ubicarlo, incluso, en la noche en medio de la espesa selva. “Usamos lo mejor de nuestra tropas para que pudieran avanzar principalmente en la noche y es así como hoy, mediando las 3:00 de la tarde se logra neutralizar a este símbolo del mal”, explicó.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias