Publicidad
6 Oct 2021 - 9:52 p. m.

Es inconcebible que la frontera pueda separarnos: presidente de la Corte

Aunque el magistrado de la Corte Constitucional, Antonio José Lizarazo se separó de los temas de talante político, si estimó pertinente hacer una aclaración sobre las consecuencias que trajo el cierre de frontera con el vecino país.
Magistrados Antonio José Lizarazo, Alejandro Linares, José Fernando Reyes, Cristina Pardo
Magistrados Antonio José Lizarazo, Alejandro Linares, José Fernando Reyes, Cristina Pardo
Foto: El Espectador

Oriundo de Cúcuta y acostumbrado a cruzar la frontera para departir con algunos familiares, amigos y conocidos años atrás, el hoy presidente de la Corte Constitucional, Antonio José Lizarazo, explicó que las relaciones estropeadas entre Colombia y Venezuela ha generado una división que no solo les ha costado riñas políticas a los jefes de Estado de turno, sino ha sido una crisis para las familias que viven en frontera.

Le puede interesar: Así fue el primer día de apertura de la frontera en Venezuela

“Las relaciones en Venezuela tienen dos dimensiones: Una que es la del ámbito nacional. La otra es la dimensión regional que es distinta a la que viven otros países en zona de frontera. En estos países (Colombia – Venezuela) viven personas de una y otro lado de la frontera que son de una misma familia. Aquí el límite no nos divide, nos une”, explicó el presidente del alto tribunal en el marco de Bicentenario de la Constitución que se celebró en Cúcuta, Norte de Santander.

Aunque el magistrado aseguró que no era viable entrar a debatir temas que son de carácter político, aclaró que “es inconcebible que la frontera pueda separarnos y no unirnos como ha sido durante más de 200 años en nuestra relación”. Para Lizarazo el tema de la integración entre fronteras es “muy fuerte porque para nosotros es un problema de hermanos, de familiaridad”.

Lea aquí: Reapertura de la frontera: así es la crisis de migrantes venezolanos en La Guajira

La intervención de Lizarazo sobre este polémico tema se registró un día después de que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunciara la apertura de la frontera con fines comerciales. Pese a que se esperaba que la directriz del jefe de Estado de los venezolanos se empezara a implementar durante esta semana la intención no ha quedado oficializada, ya que cuando se acercan a zona fronteriza reciben una negativa para ingresar a su país.

Por el momento, se mantiene el paso para quienes hacen parte del denominado corredor humanitario, que no es otra cosa que el cruce hacia el vecino país de personas con alguna condición médica y menores que reciben clases. Desde la frontera nacional, la directriz inicial es mantener militarizada la zona con más de 14 mil soldados.

Lea también: Reapertura de la frontera con Venezuela: pico y placa y pocas personas

Además, desde las autoridades migratorias se mantiene el pico y cédula con horarios definidos. Esa determinación se tomó el pasado 2 de junio para reabrir los pasos terrestres y fluviales entre los dos países. Pese a que se esperaba gran flujo de venezolanos durante esta semana, hasta el momento el único acto significativo es que el vecino país decidió levantar algunos containeres que tenían pintada la bandera de su país y que dividían las dos naciones.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.