27 Nov 2019 - 4:40 p. m.

“Estaban tirándole candela a los soldados”: teniente herida por vándalos en la Plaza de Bolívar

El testimonio es de Zahra Correa, una de los 346 uniformados que han resultado heridos en lo que va de los siete días del paro nacional. Le rompieron la cara con un ladrillo cuando corría a auxiliar a sus compañeros que estaban siendo atacados con fuego. Hoy está en cirugía.

Redacción Judicial

Ante el ataque de los encapuchados, los uniformados se protegieron con las vallas de seguridad que se habían dispuesto en la Plaza de Bolívar. / Mauricio Alvarado - El Espectador
Ante el ataque de los encapuchados, los uniformados se protegieron con las vallas de seguridad que se habían dispuesto en la Plaza de Bolívar. / Mauricio Alvarado - El Espectador

Durante el primer día del paro nacional, el 21 de noviembre pasado, vándalos y encapuchados tenían todo planeado para ingresar por la fuerza al Congreso. En plena Plaza de Bolívar empezaron los desmanes que terminaron por disolver una multitudinaria manifestación pacífica y por lo menos 50 personas alcanzaron a pisar suelo del parlamento, antes de ser detenidos por agentes del Esmad y de la Policía. A tan solo unas cuadras del lugar, en el Palacio de Nariño, el panorama era similar. Allí estaba la teniente Zahra Correa y hombres del batallón Guardia Presidencial tratando de evitar que los vándalos saltaran las vallas y llegaran a la entrada de la casa del presidente. 

(En contexto: Los detonantes del paro nacional)

Las vallas de seguridad que estaban dispuestas los protegieron de lo que los encapuchados estaban lanzando: piñones de bicicletas, pedales, piedras, ladrillos, varillas y fuego. “Lo que veo es que se estaban saltando las rejas del colegio (que sería el Colegio Mayor de San Bartolomé) para pasarse las vallas de nosotros y ahí estaban unos de mis soldados. Les grité que se pegaran a las vallas para protegerse”, recordó Correa desde el hospital a donde fue llevada después de lo ocurrido. Le rompieron la cara con un ladrillo, la insultaron y la escupieron. “Tenían sopletes y como un lanza llamas. (Estaban) tirándoles candela a los soldados”, rememoró la teniente Zahra Correa en entrevista con Caracol Noticias.

Le rompieron el tabique y otros huesos de la cara. Sus heridas fueron tan delicadas que Correa requirió de una cirugía que precisamente se programó para este miércoles 27 de noviembre. En su cuenta de Twitter, el presidente Iván Duque le deseó suerte en su intervención quirúrgica: “Le pedimos a Dios que la subteniente Zahra Correa salga con éxito de la cirugía que le van a practicar mañana. Ella resultó herida en los disturbios del 21 de noviembre, cuando, con sus compañeros, evitó que violentos ingresaran a inmediaciones del Capitolio Nacional”. El teniente es una de los 346 uniformados que han resultado heridos en lo que va de los siete días del paro nacional.

— Atlantide (@Atlantide4world) November 26, 2019

Los médicos del Hospital Universitario de Neiva explicaron que durante la noche del 26 de noviembre, el uniformado fue intervenido en una cirugía para limpiar sus heridas. Agregaron que su condición es estable y que está internado en la Unidad de Cuidados Intensivos debido a que “presenta traumas en cuello y tórax que se pueden inflamar y complicar las vías respiratorias”. El director de la Policía, el general Óscar Atehortúa, rechazó el hecho, así como los otros que han enfrentado sus hombres. Recordó, en especial, el caso de un uniformado que perdió un ojo y de otros que han recibido heridas que afectan sus sistema nervioso y motor. 

(En contexto: Falleció Dilan Cruz, el joven que marchaba para pedir educación)

Los estudiantes que bloquearon las vías en Neiva, aunque lo hicieron en el marco del paro nacional que comenzó el pasado 21 de noviembre, también lo hicieron como homenaje al estudiante Dilan Cruz, quien murió el pasado lunes 25 de noviembre luego de recibir el impacto de un disparo del arma de un agente del Esmad. Su muerte ha producido toda clase de reacciones en el país pues, cuando recibió la herida, estaba manifestándose pacíficamente en el centro de Bogotá. La Fiscalía y la Procuraduría ya abrieron una investigación por lo sucedió y se espera que en los próximos días Medicina Legal comunique los resultados de la necropsia para saber qué artefacto ocasionó su muerte.

(Le podría interesar: En vivo: en el Parque Nacional inicia la séptima jornada de protestas en Bogotá)

Zahra Correa añadió durante la entrevista que le dolía lo que le sucede a los uniformados en el país. “Habían dicho que iba a ser pacífico. Pero eso le duele mucho a uno. La patria, y más que no entiendan que nosotros somos la fuerza pública. Que haya tanto irrespeto con nosotros. Es algo que duele”, relató la teniente Correa. Sobre el caso del agente Veru Tovar, las autoridades de Neiva ofrecieron una recompensa de hasta $15 millones a quien les entregue información que permita identificar a los responsables de los disturbios.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar