Publicidad
4 Jan 2022 - 2:44 p. m.

Exmilitar colombiano señalado en magnicidio de Haití fue enviado a EE. UU.

El exmilitar Mario Palacios fue capturado en Panamá cuando iba a ser deportado a Colombia y él mismo pidió ser enviado a suelo norteamericano. Es señalado como uno de los mercenarios que participó en la conspiración para asesinar al presidente Jovenel Moïse.
Circular roja de Interpol Contra Mario Palacios, militar (r) colombiano
Circular roja de Interpol Contra Mario Palacios, militar (r) colombiano
Foto: Interpol

Mario Antonio Palacios, uno de los militares colombianos señalados del asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse, fue enviado a Estados Unidos, informó este martes la Policía colombiana. El soldado retirado, supuestamente, llegaría a Bogotá el 3 de enero tras varios meses de estar detenido en Jamaica. Sin embargo, en una escala en Panamá fue detenido con base en una circular roja de Interpol y, según su abogado, se iniciaría un proceso de extradición a suelo norteamericano. Al parecer, ofreció colaborar con las investigaciones en ese país.

(Lea también: Así es la vida en Haití tras el asesinato del presidente)

El abogado de Mario Palacios, Nelson Ramiro Velásquez, le dijo a Blu Radio: “En la escala que él hizo en Panamá fue capturado por las autoridades panameñas, por el cumplimiento de una orden de extradición de Estados Unidos. Entonces el itinerario cambiaría y en vez de continuar a Colombia, se iría para Estados Unidos”. De hecho, fue la defensa del exmilitar pidió que fuera procesado en ese país, pues supuestamente fue allí donde se planeó el magnicidio y no en Haití.

El director de la Policía, general Jorge Vargas, explicó: “Nos informaron que iba a ser deportado ayer vía Panamá y estábamos listos para notificarle la circular roja emitida por Haití. A la llegada a Panamá las autoridades allí notificaron a este ciudadano de otra circular roja por extradición a Estados Unidos solicitada por autoridades judiciales de ese país. Estuvimos en contacto los tres países permanentemente coordinando esta deportación y la extradición hacia los Estados Unidos el día de ayer”.

El abogado Velásquez añadió en las declaraciones: “Debemos tener claro una cosa, las autoridades colombianas no han hecho nada o casi nada por la defensa de los otros colombianos que están en Haití por el magnicidio del presidente. Entonces es claro que en Miami se va a conocer realmente la verdad porque allá va a declarar sin presión, a diferencia de los colombianos que están en Haití y eso va a ayudar a la investigación”.

(Lea también: Una lista de políticos narcotraficantes, la nueva teoría del asesinato de Moïse)

Con 43 años, el soldado retirado Mario Palacios es uno de los 22 colombianos señalados de haber sido contratados como mercenarios para asesinar al presidente haitiano el 7 de julio de 2021. Estuvo en servicio en el Ejército durante 20 años y tiene cursos de paracaidismo y asalto aéreo. Al parecer, durante el atentado al presidente haitiano hizo parte del grupo Delta, integrado por cinco personas entrenadas en combate y que tendría a su cargo dispararle al presidente.

Después del asesinato de Moïse, Mario Palacios permaneció prófugo por tres meses y fue capturado en octubre en la vecina isla de Jamaica, hasta donde llegó, al parecer, a través de un puerto informal. Cuando lo apresaron por infracciones migratorias, llegó una solicitud de extradición en su contra proveniente de Haití. Entre las dos islas no hay tratado de extradición y, además, el gobierno de Kingston dijo que “la información proporcionada no lo vinculaba con el asesinato y esencialmente indicaba que era sospechoso de un intento de robo a mano armada, sin ningún detalle”.

Así las cosas, negó la extradición de Mario Antonio Palacios a Haití y, en cambio, inició un proceso para deportarlo a Colombia, donde no tenía pendiente alguno con la justicia, según aclaró en octubre el propio director de la Policía, general Jorge Vargas. “En Colombia no hay ningún proceso contra esta persona”, señaló en octubre el alto oficial. Jamaica le confirmó a las autoridades colombianas que enviarían al soldado retirado el 3 de enero.

Lea: “Estamos en un campo de concentración”: militares acusados por magnicidio en Haití

No obstante, como había una circular roja de Interpol en su contra pedida por Haití, se esperaba que a su arribo a suelo colombiano el exmilitar fuera detenido y se iniciara un proceso de extradición. Así ocurrió, solo que antes de que llegara a Bogotá, pues en Panamá le notificaron de la orden de extradición en su contra. Y no para ser enviado a Puerto Príncipe, sino para iniciar una extradición más al norte. Al parecer, Mario Palacios ofreció colaborar con las autoridades de Estados Unidos, lugar en el que supuestamente se planeó todo el asesinato de Moïse.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias