Publicidad
11 Sep 2020 - 6:01 p. m.

Fiscalía precluyó investigación contra alias Popeye, por el magnicidio de Guillermo Cano

La Fiscalía determinó que con la muerte del confeso sicario de Pablo Escobar, no es viable mantener su vinculación a la investigación.
Guillermo Cano, director de este diario, fue asesinado el 17 de diciembre de 1986. / Archivo El Espectador.
Guillermo Cano, director de este diario, fue asesinado el 17 de diciembre de 1986. / Archivo El Espectador.

La Fiscalía ordenó precluir la investigación que se adelantaba en contra de Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, como presunto coautor del magnicidio del periodista y director de El Espectador Guillermo Cano Isaza. El ente investigador determinó que “el Estado pierde potestad punitiva al haberse probado la defunción Velásquez Vásques (el 6 de febrero de 2020) dado que la actuación no puede proseguir en su contra".

La entidad agregó que no se tiene alternativa jurídica diferente a la preclusión y que legalmente tampoco es viable mantenerlo vinculado a la actuación de manera indefinida, “más aun cuando ‘por razones de economía procesal y ejercicio de la razonabilidad, es imperioso dar por extinguida la acción penal cuando el implicado ha fallecido’”.

Bajo esos argumentos la Fiscalía ordenó precluir la investigación en contra de “Popeye” por su fallecimiento. No obstante, ordenó a que se continúe el esfuerzo investigativo para determinar los demás autores o participes del homicidio de Guillermo Cano. Sin embargo, llama la atención que, según el informe del ente investigador, solo hasta el 25 de octubre de 2018 vinculó al confeso sicario de Pablo Escobar a la investigación.

Un mes después, “Popeye” rindió indagatoria y el 27 de mayo de 2019, mientras se encontraba en la cárcel por otros delitos, le impusieron una nueva medida de aseguramiento por estos hechos. Ese día, la Fiscalía determinó que Popeye participó en una reunión con los jefes del Cartel de Medellín, en la que “concertaron atentar contra Guillermo Cano Isaza por sus publicaciones contra la organización narcotraficante y definieron la forma y quiénes ejecutarían el crimen”. Según una fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, Popeye sería coautor del delito de homicidio agravado.

Tras conocer la medida de aseguramiento, la familia Cano manifestó que “esperamos que la Fiscalía y los investigadores lleguen a la verdad sobre lo que sabe John Jairo Velásquez y Gustavo Adolfo Gutiérrez sobre el crimen de Guillermo Cano. De esta manera, nuestra esperanza es que se establezca quiénes participaron como autores y determinadores del homicidio y podamos romper con esta ya larga estela de impunidad que hemos vivido desde 1986”.

Sin embargo, cuando todavía el proceso estaba en una etapa temprana, el 6 de febrero de 2020, “Popeye” murió mientras lidiaba con un cáncer de esófago incurable. Este suceso, probablemente, acabó con la posibilidad de esclarecer de una forma más certera un crimen que, después de tantos años, continúa bajo la sombra de la impunidad.

(Lea también: La paradoja de hablar o no de “Popeye”)

Cabe recordar que en su indagatoria por el magnicidio de Guillermo Cano, a pesar de lo que había dicho en distintas ocasiones, se declaró inocente y dijo que no tenía conocimiento del atentado en contra del director de El Espectador. Según dijo Velázquez en esa ocasión, el asesinato fue encomendado por Pablo Escobar a alias Negro Pabón.

En la indagatoria, Popeye declaró que ante un titular de El Espectador que decía “Se les aguó la fiesta a los mafiosos”, Pablo Escobar le ordenó al Negro Pabón: “Este periodista tiene que morir, mátelo”. En cuanto a este personaje, Popeye observó que siempre fue un hombre de confianza de Escobar, que incluso fue compañero suyo cuando ambos se dedicaban a robar lápidas en el cementerio y que fue uno de sus hombres claves en la guerra contra el Cartel de Cali.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.