Publicidad
8 Jun 2022 - 4:31 p. m.

Ganadero José Bayron Piedrahita es condenado por lavar dinero del narcotráfico

La Fiscalía señaló que este hombre, que se movió entre el mundo de la mafia, tendrá que pagar seis años de prisión por los delitos de concierto para delinquir agravado y lavado de activos. El empresario firmó un preacuerdo, aceptó su responsabilidad en los hechos y entregó varios bienes. Fue condenado en 2019 por la Justicia de los Estados Unidos.
José Bayron Piedrahita, era conocido por ser un próspero ganadero en el Bajo Cauca Antioqueño. Ya había sido condenado por la justicia de los Estados Unidos por sobornar a un agente de la DEA.
José Bayron Piedrahita, era conocido por ser un próspero ganadero en el Bajo Cauca Antioqueño. Ya había sido condenado por la justicia de los Estados Unidos por sobornar a un agente de la DEA.

Luego de que la justicia de los Estados Unidos condenara al ganadero Jose Bayron Piedrahita en 2019, la Fiscalía acaba de informar sobre otro revés judicial en contra de este empresario que se movía en el mundo de la mafia. Un juez acaba de condenarlo a seis años de prisión por lavarle dinero proveniente del narcotráfico. El Arábe, como es conocido Piedrahita, aceptó su responsabilidad de los delitos de concierto para delinquir agravado, lavado de activos, y cohecho.

Lea: José Bayron Piedrahita, señalado de lavar dinero con hijo de Pablo Escobar, ya está en Colombia

Según la investigación en su contra, Piedrahita constituyó empresas en Colombia, Argentina y Panamá, entre 1998 y mayo de 2016, con el propósito de ocultar recursos producto del narcotráfico. La mayoría de las compañías creadas estaba relacionada con el sector de la ganadería y comercializadoras. Adicionalmente, se conoció que también adquirió bienes inmuebles en Envigado y Barbosa (Antioquia), y Caldas (Risaralda), entre otros lugares, para dar apariencia de legalidad a los dineros ilícitos que le confiaban.

Le podría interesar: José Bayron Piedrahíta logró esquivar una gran condena por lavado de activos en EE.UU.

“En la investigación se determinó que estas propiedades eran vendidas a terceros a precios muy inferiores a los reales. Uno de los casos que llamó la atención es el de una finca en El Recreo (Antioquia), por la cual pagaron 371 millones de pesos, cuando su avalúo superaba los 8.300 millones de pesos. Se constató además que, entre 2004 y 2014, el hoy sentenciado adquirió créditos con entidades bancarias por más de 94.000 millones de pesos. Dichas sumas fueron movidas en el torrente financiero mediante el intercambio de bienes”, informó la Fiscalía.

José Bayron Piedrahita fue capturado en septiembre de 2017, en una operación liderada por investigadores del CTI de la Fiscalía, con colaboración del Ejército Nacional y la agencia antidrogas DEA, en una finca lujosa en Caucasia (Antioquia). En ese momento fue señalado de haber sobornado a un agente federal para evitar que sus investigaciones avanzaran.

El caso en EE.UU.

Desde 1996 la justicia de los Estados Unidos le seguía la pista a José Bayron Piedrahíta e incluso le dictó una acusación por lavar activos al entonces poderoso cartel de Cali. No obstante, fue un cargo “menor” el que lo llevó tras las rejas en ese país: el soborno a un agente federal para, precisamente, salir del radar de las autoridades de ese país. En septiembre de 2019, una corte Distrital de la Florida lo sentenció a pagar una condena de apenas 2 años y tres meses de prisión.

Extraditado a Estados Unidos el 10 de mayo de 2019, a Piedrahita se le contó los meses que estuvo detenido a la hora de cumplir la pena. El caso está relacionado con los sobornos que le dio a Christopher Ciccione, un funcionario federal de Homeland Security (Seguridad Nacional), para tratar que la acusación en su contra (indictiment) desapareciera y así no tener que ir a la cárcel.

Piedrahita apenas pisó suelo estadounidense aceptó los cargos. Reconoció que entregó al agente Ciccione en el 2010 dinero, cenas costosas, licores y prostitutas. A cambio, Ciccione falsificó registros e, incluso, les mintió a sus supervisores para que el indictment ya no tuviera vigencia y, por ende, Piedrahíta pudiera ingresar a los Estados Unidos.

(Le puede interesar: José Bayron Piedrahita aceptó que sobornó a un agente federal hasta con prostitutas)

Según los documentos de la Corte, que conoció este diario, lo que Piedrahita admitió ante el juez de su caso fue que, entre el 24 de febrero de 2010 y el 28 de octubre de 2011, hizo todo lo que estaba a su alcance para obstruir a la justicia estadounidense. En particular, para afectar el proceso 93-470, que se abrió en 1993 contra un hombre llamado Blas Antonio González y en el que Piedrahíta resultaría involucrado unos años más tarde.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias