9 Nov 2022 - 6:47 p. m.

Gobierno debe regular visitas íntimas a reclusos LGBTI: Corte Constitucional

Tras estudiar una acción de tutela el alto tribunal le dio plazo a entidades del Gobierno y la cárcel de Acacias, Meta, para que expida un protocolo que permita tramitar visitas íntimas en los centros penitenciarios sin que exista distinción de géneros.
Gobierno debe regular visitas íntimas a reclusos LGBTI: Corte Constitucional
Gobierno debe regular visitas íntimas a reclusos LGBTI: Corte Constitucional
Foto: Cristian Garavito

En dos meses, el Ministerio de Justicia, la cárcel de Acacías (Meta) y el INPEC deberán expedir un protocolo que permita atender y tramitar las solicitudes de visita íntima que presenta la población privada de la libertad sin distinción por su orientación sexual o identidad de género. La orden es de la Corte Constitucional que analizó una tutela de una mujer recluida en la cárcel de Acacias, quien solicitó su traslado a Bogotá para la visita íntima con su compañera sentimental, que está recluida en la cárcel El Buen Pastor.

Según el recurso judicial, la solicitud no fue atendida por lo que tuvo que llegar a instancias jurídicas. Aunque la Corte dijo que había carencia en la petición porque la mujer recluida en Acacias ya quedó en libertad, el alto tribunal consideró que era pertinente emitir un pronunciamiento de fondo por la importancia del caso. En ese sentido, la Sala Sexta de Revisión, con ponencia del magistrado Hernán Correa Cardozo, señaló que a la accionante le impidieron gozar del derecho a la visita íntima.

Lea aquí: Caso Uribe: Corte deja en firme llamado a juicio de Álvaro Hernán Prada

Concluyó que la relación íntima era con una persona de su mismo sexo, pero que fue prohibida bajo el argumento de que no se autorreconoció como miembro de la población LGBTQI y, además, tenía registrado en el sistema a un hombre como su cónyuge. Según el alto tribunal, ese requisito no está contemplado en la regulación, por lo que esa medida constituye un trato diferenciado con ocasión de la orientación sexual o identidad de género que carece de justificación suficiente desde el punto de vista constitucional.

En ese orden, para la Corte, se afectó su derecho a la intimidad porque se vio obligada a dejar en público su orientación sexual. “La situación de la demandante no era un asunto aislado. Por el contrario, responde a una problemática estructural en materia de visitas íntimas de la población LGBTQIA+. Las autoridades han adelantado labores de gestión para garantizar este derecho. En todo caso, no han precisado actuaciones articuladas que permitan impactar de manera efectiva el goce de los derechos fundamentales de esta población”, indicó la sentencia.

Lea también: Advierten riesgo para comunidades indígenas de la Amazonía por disidencias de las Farc

En el análisis, el magistrado Correa también evidenció que la afectación a los derechos de la mujer no solo es atribuible a la cárcel de Acacías, sino que también es responsabilidad de las direcciones regional, central y general del Inpec y del Ministerio de Justicia porque tenían el deber de vigilar que el establecimiento implementara las normas expedidas para proteger el derecho a la visita íntima de la población LGBTQIA.

Por las fallas que se presentaron en el caso estudiado, el magistrado Correa en su fallo explicó la forma en la que se debe expedir el protocolo para regular y atender las visitas. Inicialmente, dejó claro que la cárcel de Acacías deberá ofrecer disculpas privadas y por escrito a la mujer por haber obstaculizado su acceso a la visita íntima en condiciones de dignidad, igualdad e intimidad. Además, tendrá que abstenerse de imponer barreras administrativas para tramitar las solicitudes de acceso a la visita íntima de las población privada de la libertad.

Lea aquí: “La violencia policial racista es sistemática”: informe de la organización Ilex

La cárcel de Acacías, el Inpec y el Ministerio de Justicia tendrán seis meses para capacitar a todos los funcionarios y a la población privada de la libertad del establecimiento penitenciario en materia del derecho de la comunidad LGBTQIA de acceder a su visita íntima sin discriminación alguna y en condiciones de igualdad. Además, en el mismo lapso las entidades deberán expedir una directriz que, entre otras cosas, precise los objetivos concretos que pretende alcanzar la política pública en materia de acceso de la población LGBTQIA a la visita íntima.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.