Publicidad
25 Nov 2022 - 6:30 p. m.

Hay que alzar la voz

Este viernes se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Mireia Villar Forner - Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en Colombia.

Paro Nacional, marcha de mujeres en contra de la violencia de genero
Paro Nacional, marcha de mujeres en contra de la violencia de genero
Foto: El Espectador - NATALIA PEDRAZA BRAVO

Esta semana, durante la primera ronda del mundial de fútbol de Qatar, la selección de Irán sorprendió al mundo al negarse a cantar el himno nacional durante la apertura del partido contra Inglaterra. En medio de los silbidos de los aficionados, ondeó una gran bandera en la tribuna que leía: “Mujer, Vida, Libertad”. Este gesto resonó en el mundo entero por su mensaje fuerte y claro.

Cuando se trata de actuar en favor de la prevención y eliminación de la violencia contra mujeres y niñas hay que alzar la voz. Y ¿cómo no?, si a pesar de los crecientes esfuerzos y logros, la violencia contra las mujeres y las niñas sigue siendo la violación a los derechos humanos más extendida y generalizada. S la OMS en 2021estimó que ésta afecta a una de cada tres mujeres, y la cifra ha permanecido prácticamente invariable durante la última década. Si una mujer o una niña es asesinada por alguien de su propia familia cada 11 minutos, según datos de UNODC de 2021. Algo tiene que cambiar.

Este noviembre volvemos a ondear las banderas naranjas que simbolizan que no vamos a parar en este esfuerzo. A pesar de tantas historias en la prensa que nos rompen la ilusión de cambio, con más ímpetu desde las Naciones Unidas vamos a continuar impulsando los esfuerzos de promoción, vamos a seguir compartiendo conocimiento, vamos a insistir en liderar esta conversación nacional y vamos a innovar con mejores datos y enfoques como las ciencias del comportamiento; hasta acabar con los hábitos, creencias e incentivos perversos que dan origen a la violencia contra las mujeres y las niñas.

El rol de movimientos y mujeres feministas que, en su diversidad, trabajan para prevenir y eliminar la violencia contra mujeres y niñas en el país ha sido y es esencial en este esfuerzo. Celebramos sus aciertos y reconocemos la importancia de seguir propiciando conversaciones sinceras cómo profundizar el cambio. Nos anima saber que, según datos de la CEPAL de 2022, en trece países de la región ya existen leyes integrales sobre violencia y que en 17 países se han promulgado normas que tipifican el delito de femicidio o feminicidio.

Pero en todo el mundo, tanto como en Colombia, seguimos viviendo con los rezagos de siglos de patriarcado que excluye a las mujeres e impide que sus voces sean escuchadas. Este 25 de noviembre, y siempre, vamos a canalizar toda esa emoción hacia el cambio positivo y duradero. No podemos alcanzar esta transformación sin la contribución de todos. Por eso, todas las personas, hombres, niños, la comunidad LGBIT+, los gobiernos, la prensa, la empresa y la comunidad internacional - debemos actuar y hablar fuerte y claro por los derechos de las mujeres y la igualdad de género.

Callar mientras ondean las banderas naranjas no es una opción.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.