Publicidad
23 Jul 2020 - 3:25 p. m.

Imputan cargos a Ariel Rojas, exalcalde de San Gil, por daños ambientales

Ariel Fernando Rojas Rodríguez es investigado por supuestas irregularidades en el vertimiento de lodos y aguas contaminadas en un sector denominado Los Aljibes, situación que generó una avalancha en 2018.
Ariel Fernando Rojas Rodríguez. / Tomada de Alcaldía de San Gil.
Ariel Fernando Rojas Rodríguez. / Tomada de Alcaldía de San Gil.
Foto: Ariel Fernando Rojas Rodríguez

La Fiscalía le imputó los delitos de daños a los recursos naturales y contaminación ambiental al exalcalde de San Gil (Santander), Ariel Fernando Rojas Rodríguez, por supuestas irregularidades cometidas durante su mandato. En concreto, se investiga el vertimiento por parte de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de San Gil de lodos y aguas contaminadas en dicha zona, a donde llegan también las aguas negras del barrio La Quinta que no tiene alcantarillado.

Según el ente investigador, la administración de Rojas Rodríguez no actuó “para mitigar la situación, lo que hace que la comunidad continúe en peligro inminente y se prolongue el daño ambiental”. El exgerente de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de San Gil (Acuasan), Héctor Alberto Ardila Sandoval, también será investigado por la Fiscalía.

(En contexto: Emergencia en San Gil, Santander: caída de muro por lluvias dejó un niño muerto)

De acuerdo con la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos del ente investigador, la empresa de alcantarillado todavía sigue vertiendo aguas contaminadas en el lugar. El juez que tomó el caso, por esa razón, dictó una medida de protección para la comunidad de San Gil, y ordenó a la Alcaldía y Acuasan “realizar las acciones para corregir, mitigar y cesar los vertimientos directos en el sector denominado Los Aljibes”.

Según los peritos de esta entidad, el vertimiento de estos materiales habría saturado un lago artificial que se desbordó causando en 2018, cuando Rojas Rodríguez era alcalde en este municipio, una avalancha que dejó decenas de heridos y pérdidas económicas. “Los elementos probatorios dan cuenta de que las autoridades de San Gil no han actuado para mitigar la situación, lo que hace que la comunidad continúe en peligro inminente y se prolongue el daño ambiental”, dijo la Fiscalía.

(Le puede interesar: Alarmante contratación en Santander)

Las primeras versiones indicaron que la causa de la avalancha se habría originado por el desvío de las quebradas Las Ánimas y La Curiteña hacia el lago artificial. Agua, lodo y otros materiales corrieron por La Curiteña, avanzando con fuerza por las calles de San Gil. Cuatro barrios del municipio se vieron afectados por la emergencia. Allí, 51 viviendas y vehículos fueron arrastrados por la corriente.

Aparte de ser alcalde de San Gil durante el periodo 2016-2019, Rojas Rodríguez ha sido en dos ocasiones secretario general de esta alcaldía municipal, llegando al cargo en 2002. El mandatario local, a través de la resolución 100-33-846 de 2019, declaró insubsistente al entonces gerente de Acuasan, Héctor Alberto Ardila Sandoval.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.